Ricciardo sorprende. Hamilton explota

0
261

Explotó Lewis Hamilton porque explotó su motor, cuando tenía la meta, y la victoria, al alcance de la mano, y con el triunfo la recuperación de un liderato que ahora tiene, y más reforzado, su enemigo íntimo Nico Rosberg. Quedan 5 Grandes Premios que serán de infarto

En Malasia, en el circuito Sepang se repitió eso de que hasta el rabo todo es toro, y que las carreras acaban cuando baja la bandera de cuadros. Y el que vivió en primera persona ésta “sentencia” fue Lewis Hamilton, cuando todo pintaba muy bien para él en su lucha por recuperar opciones en la batalla por el título de campeón del mundo. Para empezar, hizo bien los deberes, haciendo la pole y, ¡oh sorpresa!, saliendo bien, con la “ayudita” de un Vettel desbocado que, en la salida, le metió un “talegazo” a Rosberg que le dejó último en el primer paso por la línea de meta, y al “agresor” alemán fuera de carrera a las primeras de cambio.

La salida de Vettel, si la hubiese hecho Verstappen, ya estarían las “vacas sagradas” diciendo que si tal pascual y que no sé qué. Por cierto: Verstappen también sufrió la “embestida” de Vettel, aunque el joven holandés pudo seguir en carrera. La cuestión es que Vettel la lió en la salida, pagando él mismo el más alto precio, abandonando, mandando a Rosberg al pelotón de cola, dándole un balón de oxígeno a un Hamilton que no tuvo rival. Hasta que le explotó el motor. El inglés, desconsolado, máxime cuando Rosberg podía acabar, como mucho, 4º, se “calentó”, tanto o más que su motor y, sin pensar demasiado en lo que decía, insinuó que parecía que en Mercedes había, o hay, alguien que no quiere que él vuelva a ser el campeón del mundo. Tonterías…

La cuestión es que los Red Bull se “encontraron” con la victoria, ésta vez fue le turno del australiano Ricciardo, y con un doblete inesperado, y eso que Verstappen podía haberse quedado en la salida, después del encontronazo con Vettel. Con el abandono de Hamilton, Rosberg, que sin perder la cabeza se dedicó a adelantar a todo quisqui, acababa 3º, un puesto tan inesperado como la victoria de Ricciardo, y todo por obra y gracia de la rotura del motor de Hamilton, de tal forma que lo que hubiese significado que Hamilton le hubiese recuperado, de una tacada, 13 puntos, recuperando los 8 que le llevaba Rosberg y poniéndose líder con 5 de ventaja, acabó convirtiéndose para Rosberg en una ventaja de 23 puntos, prácticamente un Gran Premio, a falta de sólo 5 carreras, de tal forma que, o Hamilton encadena 4 victorias seguidas, aunque Rosberg haga en todas esas carreras 2º, o el mundial se irá para Alemania, Finlandia y Mónaco, lugar de nacimiento, de origen de su padre y de residencia habitual del “rubito” de Mercedes.

En Mercedes dicen que le darán a Hamilton todos los medios para que defienda sus opciones en el campeonato pero, viendo que, salvo este tipo de incidentes no hay quien pueda ganarle una carrera a un Mercedes, Hamilton tendrá que tener toda la suerte de cara, que no se le vuelva romper la “trócola”, para tener, en la última carrera de la temporada, alguna opción de mantener el título. Rosberg, por su parte, no tiene que asumir ningún riesgo, dejará que sea Hamilton el que se la juegue por la victoria, contando con que en alguno de los circuitos que quedan la lluvia puede hacer acto de presencia, (en Japón y en Brasil no sería nuevo que lloviese…), y que, poniéndose todo ‘patas pa’rriba”, a río revuelto, ganancia de pescadores. Menos mal que, a pesar del dominio de Mercedes, aún queda alguna emoción.

En cuanto a los “nuestros”, excelente carrera de un Fernando Alonso que salió el último, (le metieron tantos puestos de penalización que la próxima sanción podría ser de cárcel…), y acabó 7º, haciendo pruebas de cara a 2017, y dando alguna esperanza de cara al futuro, aunque las cosas en McLaren no están para tirar cohetes. Carlos Sainz, por su parte, con un coche que corre poco, sigue sufriendo y ni siquiera pudo meterse en los puntos.

La próxima cita será en uno de los grandes trazados del mundial, Suzuka, un circuito, como Spa, de piloto piloto. O sea: terreno abonado por Alonso, aunque en interés siga estando en Hamilton y en Rosberg, sin olvidarse del que está rompiendo todos los moldes: “Mad” Max Verstappen.

Dejar una respuesta

3 + 18 =