Hamilton gana y espera

0
220

Con el título prácticamente decidido a favor de Rosberg, a Hamilton no le queda otra alternativa que ganar y esperar. Esperar un error o un problema de Rosberg que le permitan llegar al último Gran Premio de la temporada con alguna opción de disputarle el título a su compañero de equipo

Pero no será nada fácil para Hamilton, porque a Rosberg le alcanzará con ser dos veces 2º y una 3º en las tres carreras que quedan y, a la vista de escasa competencia que tienen los Mercedes, tendrían que darse algunas circunstancias en principio nada previsibles para que, ganando los próximos 3 Grandes Premios Hamilton, Rosberg, en alguno de ellos, haga un 4º.

Y es que, aún saliendo muy mal Rosberg, o quedando el último en la primera curva por el golpe que le dio Vettel, como le pasó en Malasia, el alemán se las arregló para acabar 3º, eso sí, contando con que Hamilton había abandonado, cuando liderada con comodidad la carrera, por rotura del motor. Allí, en Sepang, prácticamente se decidió el título, ya que, de pasar de meterle Hamilton a Rosberg 13 puntos, los que hay de los 25 del ganador a los 12 del 4º, a que Rosberg te meta 15, al acabar 3º, hay un abismo, que es al que se enfrenta Hamilton en las próximas carreras.

Cosas más extrañas se han visto, y por supuesto que Hamilton todavía tiene sus opciones, máxime cuando hay varios pilotos sedientos de gloria, o sedientos de más gloria, como Verstappen o casos como el de Vettel que intentará arreglar una mala temporada, otros a los que los demás pilotos les importan un rábano, tipo Raikkonen, y algunos, como el australiano Ricciardo, que quieren acabar la temporada parándole los pies a su fogoso y agresivo compañero de equipo.

Esos pilotos se la jugarán en las salidas, y ése, las salidas, es el mayor desafío que deberá asumir Rosberg en lo que queda de temporada. ¿Cómo evitar ése riesgo? Intentando salir desde la pole, y ya pueden apostar a que Rosberg, en las 3 carreras que quedan, si en algo va a arriesgar es en las respectivas Q3 para birlarle la pole a Hamilton y así poder salir asumiendo los menos riesgos posibles. Todo lo que sea salir 2º es asumir un riesgo muy grande, porque salir en 1ª línea, pero por la parte sucia, da opciones al 3º y al 5º a que se te echen encima en el embudo de la 1ª curva y ahí, como ya se ha visto varias veces éste año, puede pasar de todo.

En cuanto al Gran Premio de los Estados Unidos, no hubo ninguna de vaqueros, a no ser algunos toques, entre ellos el de Alonso a Massa, que se resolvió sin sanción para el asturiano, y con una agria respuesta del brasileño, que dijo que a Alonso no lo habían sancionado porque tiene amigos entre los comisarios. Lo cierto es que, cuando Alonso nos emocionaba y nos ilusionaba hace algunos años luchando por las victorias y por los títulos, ahora emociona luchando por el 5º puesto, aunque se lo arrebate a otro español, Sainz.

Algo ha mejorado el McLaren, sí, pero sigue estando a años luz de los Mercedes, aunque un poco más cerca de los Red Bull y de los Ferrari. Con todos esperando al cambio de reglamentación que habrá en 2017, y desde hace meses trabajando en los nuevos monoplazas, y mientras esperamos el desenlace del título, no queda otra que esperar que la Fórmula 1 del futuro sea algo más interesante y algo más competida que la de los últimos años.

Y es que ha bajado tanto el interés en una categoría dominada con mano de hierro por un equipo, 4 años seguidos de Red Bull, 3 de Mercedes, y los que parecen que quedan del equipo alemán, que circuitos como el de Sepang están intentado romper el contrato que tienen, o no verse obligados a renovarlo hasta que vena si la Fórmula 1 cambia hasta ser más competitiva y menos previsible, porque dicen que han perdido capacidad de convocatoria y que el altísimo coste que implica tener un Gran Premio no se compensa por el poco retorno que tienen las carreras, precisamente por lo previsible de los resultados y lo aburridas que resultan a día de hoy las carreras.

Vamos a ver cómo sale la de México, donde tiene su primer matchball Nico Rosberg que, si Lewis Hamilton no puntúa y gana el alemán, saldrá entonces de México ya matemáticamente como Campeón a falta de 2 Grandes Premios. Por el poco interés que tiene la Fórmula 1 esperamos que no y que, si queda algo de incertidumbre, ésta se desvela en la última carrera de la temporada.

Y que gane el mejor. Aunque claro, ya sabemos que será, un año más, un Mercedes.

Dejar una respuesta

18 + Once =