Ogier de gloria. Sordo de pena. Bombazo Volkswagen

0
263
Sebastien Ogier (F), Julien Ingrassia (F) Volkswagen Polo R WRC (2013) WRC Rally Great Britain (Wales) 2013

Cuando, después de la ilusión de verle primero en Cataluña, esperábamos volver a ver a Sordo peleando, como poco, por un puesto en el podio, el cántabro volvió a las malas actuaciones de éste año y en ningún momento estuvo en el sitio que de él se espera. Entretanto, Ogier a lo suyo: ganar

En Gales se vio otra demostración del poderío del francés Sebastien Ogier y, aunque nos duela decirlo, una nueva constatación de la impotencia del español Dani Sordo por estar entre los mejores. Después de 2 rallies positivos, Córcega y Cataluña, en los que el cántabro parecía haber empezado a enderezar una temporada que, hasta estos 2 rallies no llegaba siquiera al aprobado raspado, en Gales el piloto de Hyundai volvió al sitio al que nos tenía acostumbrados ésta temporada: muy lejos de los puestos de podio, y superado de forma constante e inapelable por sus 2 compañeros de equipo, Thierry Neuville y Hayden Paddon.

Resulta sorprendente, a la vez que decepcionante, ver cómo a Sordo Ogier, y no sólo Ogier, le mete un segundo por kilómetro y, después del primer tramo, ya está a medio minuto del liderato. Sólo Sordo sabrá qué le pasa por la cabeza, y es posible que, después de salir dormido al primer tramo, y que le metan más de 30 segundos, la moral se te venga abajo y a partir de ahí, como le pasó a Sordo en Gales, no levantes cabeza.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero para intentar explicar que lo de Dani Sordo no tiene explicación, hay que detallar algunos aspectos del Rallye de Gales para que se entienda, habiendo estado, como siempre estuvimos, defendiendo el talento y las opciones del cántabro, hace ya bastante rallies que el de Puente San Miguel nos ha dejado sin argumentos.

En primer lugar, vamos a hablar del orden de salida. Ogier, que salía 1º en las 2 primeras etapas, de 8 tramos cada una, o sea 16 tramos en total, hizo el mejor tiempo en 7 tramos. Ott Tanak, que salía el 8º a la carretera, hizo 6 mejores tiempos en los 16 primeros tramos. Thierry Neuville, por su parte, que salía 3º a la carretera, hizo 2 mejores tiempos, y el que falta lo hizo Andreas Mikkelsen, el 2º en el orden de salida de los 2 primeros días pero, todo hay que decirlo, lo hizo en un “tramito” de menos de 2 kms.

¿En qué posición de salida empezaba Dani Sordo los tramos? En el 5º puesto. O sea: que le ganaban los que salían delante, y también le ganaban los que salían por detrás. Conclusión: que no se puede poner como excusa que los de delante se encontraban mejor los tramos, y por eso le ganaban, porque los de atrás que, al pesar después de Sordo se los tendrían que encontrar algo peor que el cántabro, también le ganaban. Para que nadie tengas dudas el orden de salida fue: Ogier, Mikkelsen, Neuville, Paddon, Sordo, Latvala, Otsberg y Tanak. Pues bien: en el primer tramo, de casi 32 kms., Sordo, que venía de luchar por la victoria en Cataluña, hizo el 10º tiempo, perdiendo un segundo por kilómetro. Le ganaron todos los “gallos” habituales, incluido Kris Meeke, más un “pollito”, como Craig Breen.

Pero, si las 2 primeras etapas dejaron claro que Dani Sordo debía estar pensando en los “biosbardos”, en los 6 tramos de la última le dieron tal paliza, mozalbetes incluidos que, si no fuese porque Dani Sordo tiene contrato para 2017, cualquiera podría arriesgarse a aventurar que en la próxima temporada se quedaría en su casa, ya que con actuaciones tan decepcionantes, lo más normal es que las marcas apuesten por un piloto de futuro que por uno que, en vez de pelear por un puesto en el podio, como sus compañeros de equipo, se arrastra rozando quedarse fuera de los 10 primeros. Y eso que los problemas de Mikkelsen y Latvala le permitieron acabar 6º.

La última etapa, de 6 tramos, fue dominada por Tanak que, después de hacer los 6 mejores tiempos, se quedó a sólo 10 segundos de la victoria que, a pesar de no necesitarla, después de haber ganado su 4º mundial consecutivo en Cataluña, fue a parar a las manos de Ogier. En ésa última etapa, a Dani Sordo no sólo le siguieron ganado los que salían delante de él y también los que salían detrás, sino que, incluso, en varios tramos se vio superado por pilotos ¡del WRC2!

Para demostrar que algo pasa, para confirmar que algo sigue pasando con Dani Sordo, y que ni siquiera un buen Córcega y un buen Cataluña nos han hecho olvidar una temporada nefasta, en los 6 tramos de la última etapa Dani Sordo fue 9º, 8º, 9º, 12º, 12º y 13º. Entretanto, Tanak hacía todos los scratchs y sus compañeros Neuville y Paddon, acababan 3º y 4º en la general, haciendo terceros y cuartos tiempos en los tramos, mientras el cántabro hacía el 12º y, en el caso de Neuville, sumar un punto haciendo el tercer mejor tiempo en la “Power stage”.

La pena es que Dani Sordo tenía, después de una mala temporada, la posibilidad de acabar el mundial 2º que, siendo Ogier inalcanzable, no habría estado nada mal. Ahora, después de su debacle en Gales, ése privilegio será para un compañero suyo, Neuville, mientras que Sordo acabará 5º supero, incluso, por otro de sus colegas, el neocelandés Paddon.

Dejar una respuesta

cinco × 1 =