Desde que las marcas han presentado sus creaciones en el recién estrenado Salón de Ginebra, los que amamos los coches deportivos nos llevamos un montón de muy agradables sorpresas y en este caso la que ha hecho latir nuestro corazones a ritmo de octanos asequibles ha sido Suzuki con el swift s-concept que mas que un concepto es una realidad de concesionario.

En el stand de Suzuki llama la atención una maquinita de color amarillo con una pinta racing impresionante, un coche concebido para tomar curvas, muy bien acabado exteriormente y con una proyección hacia los tramos de rallyes mas que evidente.

Del vehículo hasta la fecha hay muy pocos datos disponibles, se presupone más ligero que su predecesor, 60 mm mas ancho, dos escapes, uno en cada extremo del pequeño difusor trasero, llantas de radios que dejan ver unos grandes discos de freno perforados en los dos trenes con pinzas en rojo, montará unas Potenza de medidas 225/45/ R18 y estará aderezado con todo tipo de atrezzos para ofrecer una estabilidad y un paso por curva digno de cualquier deportivo de mayor calibre por ejemplo suspensiones de tarado duro y estabilizadoras más gruesas.

En el interior lo que mas destacan son unos baquets disfrazados de asientos en piel con un maravilloso aspecto evolvente y de excelente construcción, en negro y bordeados por el color de la carrocería y como detalle un pequeña franja la parte superior del volante marcando la mitad del aro.

Con la motorización se han hecho muchas conjeturas al respecto, había una que nos ponía los dientes largos; el motor que el grupo Wolswagen monta en el Ibiza Cupra y en el Polo Gti con el cambio DSG. Al final nos conformaremos con el un motor de 136 cv, no tan potente pero que nos ofrecerá suficiente diversión en carreteras retorcidas.

Siempre me ha parecido este Suzuki un coche que tiene un aspecto muy sólido, y bien hecho, da esa imagen de vehículo que parece cuesta mas de lo que realmente vale. Muy bonito estéticamente al que apetece llevarlo recién sacado del concesionario a un taller instalarle un arco de seguridad multipunto homologado, asientos con arnés de competición de 6 puntos, kit de extinción, cortacorrientes, suspensiones regulables, volante y pastillas de freno de carreras, soportes de motor y relación de cambio cerrada que es lo que se necesita para correr la Copa Suzuki Swift, la diferencia es que no necesitamos llevarlo nosotros si no que lo pedimos directamente a fábrica con el kit de carreras y nos inscribirnos en el mismo concesionario Suzuki para correr la copa.