Sin duda alguna uno de los mejores sitios en el que pasar un buen rato en el Salón de Ginebra es el stand de Ruf. Su principal novedad es el RT 12 R, una posibilidad de hacer aún más deportivo el RT 12 S, que a su vez está pensado para los que se les queda pequeño todo un Porsche 911 Turbo.

Esto de la potencia es un sinvivir, siempre acabas queriendo más, y claro, quizás los 530 cv del actual 911 Turbo S tal y como sale de Stuttgart te resulten escasos. En ese caso tienes varias opciones dentro del mundo de los preparadores, pero entre todos ellos RUF, junto con Manthey que es más especializado en competición, se llevan la palma en el mundillo Porsche. También están 9ff, Gemballa (que va a ser reflotada por amantes de la marca) y muchos otros, pero para mi los Ruf tienen un “sabor especial”, de hecho tiene licencia de fabricante aunque siempre con la gama Porsche presente, que tampoco es mal amigo.

En esta ocasión Alois Ruf se ha sacado de la manga una nueva preparación que mejora la oferta del RT 12 S, dando ahora la opción de elegir entre los 685 cv y 880 Nm del S, y los 730 cv a 7.000 rpm con 940 Nm de par a 3.500 rpm del R…. ¿se nos hará poco el nuevo R también?. Ruf añade al R una nueva jaula de seguridad de serie hecha con un acero especial que permite ahorrar 8 kgr, además de capot de carbono y un espectacular alerón trasero. Si a esto le añadimos la cura de adelgazamiento en el interior, queda claro que el lugar ideal para el nuevo R es el circuito. Presentado en amarillo no podemos evitar imaginárnoslo de lado por “el ring”, al más puro estilo Yellowbird, el CTR original de 1987. Con un peso justo por debajo de los 1.500 kgr, cambio manual de 6 marchas y, ¡un momento!, la opción de tener tracción solamente en las ruedas traseras!! es probable que se convierta en uno de los hierros más cachondos (y peligrosos) que hemos visto. El precio son 279.000 €, que superarán los 350.000 € después de quedar en paz con hacienda.

¿Pero esto anda? Estos señores tienen cara de que no.

Hay un momento en el que Jurgen, el de la chupa vaquera, parece que ha muerto.

Además de eso Ruf lleva a Ginebra el CTR-3, su particular versión del Cayman con 700 cv. a 7.600 rpm y 890 Nm a 4.000 rpm que alcanza los 200 km/h en 9,6 segundos. Los 200, vuelve a leerlo que no hay erratas. Llega a 375 km/h y es el primer Ruf CTR con motor central, de ahí que citemos al Cayman, quizás el bueno de Alois esté dando a Porsche un consejo para su “modelo de acceso”.

Otro que podrás ver es el RGT-8, un peculiar 911 GT3 con un motor V8 atmosférico de menos de 200 kgr (aseguran que son 40 kgr menos que el “flat 6” original) que desarrolla 550 cv a 8.500 rpm. Combinado con una caja manual de 6 velocidades es un sueño húmedo para los puristas de la conducción.

Y por último nos acerca su visión de lo que es un RUF ecológico, una suerte de 911-997 con un techo targa al estilo del 911 SC (finales de los 70 y principios de los 80) pero añadiendo una capota de lona en lo que sería el cristal trasero. Es capaz de recorrer 150 km con una carga, alcanza los 220 km/h y hace el 0-100 km/h en 5 segundos… sería comprable, no? aunque falta saber el precio. Además tiene un par de opciones que consiguen elevar la autonomía hasta los 200 km. Este modelo también se puede comprar con motor de combustión de 400 cv atmosférico o 560 cv con turbo, empezando en este caso en 195.000 € más impuestos.

Esperamos que hayáis disfrutado del paseo.

El stand de Ruf en el Salón de Ginebra.