Porsche ha anunciado que comienza el periodo de ventas del nuevo superdeportivo de motor central de la marca. Con un marcado acento ecológico pero sin olvidar ni un segundo las prestaciones, el nuevo 918 marca un antes y un después en la marca y nos hace echar la vista atrás hacia el mítico 917.

Porsche ya había probado eso de los híbridos y los motores eléctricos de la mejor manera posible, haciendo que su GT de carreras estrenase un sistema de ese tipo en nada menos que una carrera de resistencia y luchando por la victoria. Así el 911 GT3 R Hybrid, desvelado en el salón de Ginebra del año pasado, debutaba en las 24 h de Nurburgring a mediados de mayo. Tras llegar a liderar la carrera, una avería a dos horas del final obligaba a abandonar dejando una muy buena impresión, de hecho ya se ha anunciado que volverán a intentar ganar este año con una versión mejorada.

También es significativo que Porsche ya presentó hace más de 100 años un coche híbrido, el Lohner Porsche Semper Vivus, desde luego experiencia y ganas de desarrollar hierros no faltaron nunca en la familia.

Centrándonos en el 918, monta un motor V8 de 4 litros de cilindrada que desarrolla 500 cv y añade dos motores eléctricos que suman otros 218 cv más. El motor de combustión parte del bloque del Porsche RS Spyder, con el que la marca ha participado en competiciones de las LeMans Series y las propias 24 h de LeMans. Transmite su potencia al eje trasero en combinación con una caja de siete velocidades secuencial de doble embrague PDK, o como les gusta a ellos decir Porsche Dopppelkupplingsgetriebe. Por su parte, los dos motores eléctricos obtienen su energía de una batería de iones de litio refrigerada por agua que puede ser cargada en casa, proporcionando hasta 25 km de autonomía en modo estrictamente eléctrico. Además, cada motor eléctrico va acoplado a un eje, ofreciendo así un sistema de tracción total con control de par en ambos ejes.

Dicen que gasta 3.0 litros cada 100 km siguiendo las normas de homologación de consumo de los vehículos híbridos, en cualquier caso lo que es seguro es que hace el 0-100 km/h en 3.2 segundos y llega un rato después a 320 km/h, incluso casi te hace perder puntos en modo eléctrico, pues llega a 150 km/h. También dicen que mejora el tiempo del Carrera GT en Nurburgring, bajando su tiempo oficial de 7:32, por debajo de 7:30.

La mala noticia es que aunque lo encargues hoy, y ya te puedes dar prisa porque sólo van a hacer 918 unidades y es de esperar que se vendan pronto, la producción comenzará en 2013, más exactamente el 18 de Septiembre, que los americanos llamarían 9/18…. vaya detallito, pero ya podían haberlo llamado 918-11, o 918-12, que dos años y medio son demasiada espera!

Y para hacer esa espera más llevadera, Porsche ha anunciado que los clientes que paguen la señal del 918 podrán también pedir un nuevo 911 Turbo S “Edition 918 Spyder”, tanto en variante coupe como cabrio que, como es obvio, también estará limitado a 918 unidades aunque no se cree que se alcance esa cifra, supongo que muchos de los compradores ya tendrán “algún” Turbo en el garaje. La versión es especial en cuanto a cosmética, cueros, instrumentación, colores (puedes pedirlo con el mismo color que el 918), hasta le ponen una chapita con el número de orden de tu 918, pero ni un caballo más de los 530 que desarrolla el Turbo S “normal”.

Los precios de los nuevos juguetes puestos en España son algo más de 750.000 € para el 918, algo menos de 200.000 para el Turbo S coupe y algo más si te decantas por el cabrio. Por cierto, si es por variar no es necesario elegir el cabrio, porque el 918 lleva un sistema de techo con paneles extraíbles manualmente que se pueden guardar en su maletero delantero. Si te decides tendrás que poner ahora 150.000 por reservar el 918, 200.000 si te haces con el 911 Turbo S que te entregarán a partir de Junio (si, de 2011), otros 150.000 cuando tu 918 entre en producción y el resto hasta los 767.555 € del 918 cuando lo tengas delante.

Milloncejo poco arriba o abajo. Date el gustazo.

Porsche 918 Spyder. Se aceptan pedidos.