Es sabido que Mercedes presentará en el próximo salón de Frankfurt la versión descapotable del SLS, hasta aquí todo normal. Lo extraño es que hayan pillado al modelo sin camuflaje y parado mientras parece que su conductor estuviese tomándose tranquilamente una fanta.

He de reconocer mi debilidad por el SLS. Mientras que el SLR nunca acabó de convencerme, el ya no tan nuevo juguete de Mercedes sí que me entra por los ojos. Quizás el hecho de que cuando salió el SLR yo estaba pensando más bien en otras alternativas como el Ferrari Enzo o el Porsche Carrera GT, me hizo mirarle con otros ojos. También está el tema del precio, que en ese caso se acercaba peligrosamente al medio millón de euros, haciendo de él un supercar de los realmente inalcanzables. Y no es que yo tenga como para comprarme tampoco un SLS, pero hombre, a casi a mitad de precio como que se ve de otra manera, y quizás sí me parece una alternativa válida a un 911 Turbo (¡blasfeeeeemiaaaa!!) u otras cosas como Aston Martins y similares.

También es verdad que sí que he recibido opiniones de primera mano sobre el SLS, y precisamente han sido de la parte más racing y radical de la conducción, en circuito y a saco… y los que lo han probado dicen que va realmente bien. Lo que han hecho los chicos de AMG es menos potente, más ligero y a mitad de precio que el que provenía de McLaren, si no sé porqué me empeño en compararlos, si no deben ser lo mismo. Haber visto y oído las pruebas pre-serie en Nurburgring una mañana de Mayo sobre una mula totalmente camuflada quizás tiene también algo que ver.

En cualquier caso la novedad es que se han visto fotos muy cerca de la fábrica de una unidad que parece definitiva de la próxima versión cabrio, con capota de lona, pocos cambios estéticos y el abandono de las puertas a lo “ala de gaviota” como no quedaba otro remedio. No parece que nos vayan a sorprender con una apertura a lo Lamborghini o el Renault Spider (después de estar esta semana en el Jarama de copiloto de uno no me puedo olvidar de él, un saludo Oliver).

Aquí os dejamos la galería del avistamiento a ver qué os parece.

Mercedes SLS Cabrio. ¡Pillado!