Los monoplazas empezarán a rodar esta semana sobre el caluroso asfalto del circuito de Sepang, en Malasia, y es posible que allí vivamos por fin lo que hasta ahora solo eran habladurías; los neumáticos van a ser determinantes y gestionarlos muy complejo.

Paul Hembery, el jefe deportivo de Pirelli, ha advertido que el asfalto del circuito de Sepang y sus más de 50 grados serán un problema para los neumáticos y es posible que los pilotos pasen por boxes hasta en cuatro ocasiones.

Durante toda la pretemporada Pirelli se ha preocupado de trasmitir a todo lo que tiene que ver con el Gran Circo que sus neumáticos iban a dar un toque de emoción extra a la competición, pero quizás en Malasia está emoción se va a llevar al extremo. Estas previsiones son para un carrera donde luzca el sol malayo, si llueve las cosas serán difíciles, pero de otra manera.

Cuando se plantea la posibilidad de entrar a boxes cuatro veces las cosas en las escuderías se complican mucho; errores de los pilotos, de los mecánicos, de los ingenieros calculando el momento de la entrada …..más riesgo, por lo tanto más emoción y más sorpresas.

Neumáticos Sepang la barandilla del infierno