The new BMW M5. (09/2011)

Y llegaremos pronto si vamos en un M5, sea el que sea. Desde 1984 la berlina más prestacional de BMW ha desplazado a la gente con el mejor ratio prestaciones/comodidad que había en el mercado. Y hay que ponerle otra medalla, siempre ha sido la máquina perfecta para moverla de lado.

Dicen que un buen conductor es el que lleva los mosquitos aplastados en las ventanillas laterales, de ser así el M5 es su coche. Con su batalla larga, potencia de sobra y tracción trasera desde luego es una máquina de driftar. Perdónenme ustedes por este pequeño arranque frikismo, seguramente muchos de los compradores de este coche no estarán pensando en desconectar controles ni sentirán ningún tipo de satisfacción cuando se bajan del coche ya en el paddock y huele a goma quemada…. pero deberían probarlo!

En 1984 el primer M5 ya tenía 286 cv, es suficientemente sintomático que a día de hoy esa cifra que ya ha cumplido más de 25 años sigue siendo alta, y más cuando tenemos utilitarios camino de los 250 cv y compactos por encima de los 300. La cifra de potencia del M5 siempre ha sido una referencia, aquél “paso más” que le ponía en un nivel superior respecto a la competencia. El e60, la versión que se vendía hasta ahora, es uno de los pocos coches que le preguntaba a su conductor si realmente quería utilizar los últimos 100 cv, ya que contaba con un botón que dejaba los 507 máximos en “sólo” 400, más que suficientes para casi cualquier cosa. A día de hoy no tenemos aún confirmación de la potencia final, pero sí sabemos que abandona el anterior motor V10 para montar un V8 biturbo del que se esperan no menos de 550 cv, pues ya entrega esa cifra en los X5 y X6 M. Eso son unos 100 menos que un Enzo, casi los mismos que un Ferrari 458 Italia y más que los de todo un Porsche 911 Turbo.

Y todo ello metido en una carrocería berlina con espacio suficiente para mover cómodamente a 4 adultos y su equipaje. No es de extrañar que sea habitual encontrarse con M5 de todas las generaciones a los que sus propietarios les cargaron de kilómetros en viajes largos a alta velocidad, desde luego es el electrodoméstico perfecto para desplazarse, sobre todo entre ciudades Alemanas.

La llegada de los turbos a la gama M es difícil de digerir por algunos puristas, pero sabemos de la progresividad de ese motor y confiamos en que el tacto será el que se espera de un producto del especialista Motorsport, con ese nombre y siendo filial de BMW cómo no van a hacer buenos coches. Además de un nuevo motor, también contará con una caja de cambios secuencial de 7 marchas de doble embrague adaptada al V8. Se comenta que juntos consiguen reducir el consumo y las emisiones hasta en un 25 % respecto al V10 anterior.

Se esperan también mejoras y novedades en otros apartados dinámicos como frenos, suspensión y dirección, pero no se aportan detalles técnicos que podamos comentar con más profundidad.

La presentación oficial será en el Salón de Shanghai del que os comentaremos todas las novedades en un par de semanas. De momento os dejamos una galería con lo que han querido mostrar desde BMW.

BMW M5 F10. Salimos de viaje.