Christian Horner vuelve a la palestra para explicar las diferencias de rendimiento entre sus pilotos en el GP de Australia, que ha sido el primero de la temporada. En él, Vettel le metió nada menos que 866 milésimas a Webber en la cuali, y después ganó la carrera dejando a su compañero quinto.

El problema es que las explicaciones de Horner no sé yo si creérmelas del todo. No sé si lo hace para quitar presión a uno, para meterla al otro o para justificar a alguien. El caso es que dice que a pesar de que no hubo problemas mecánicos en el coche de Webber “encontramos algunas cosas en el coche de Mark, aspectos del set-up que ciertamente no habrían ayudado a Mark, y esos elementos ya han sido cambiados para Malasia, donde esperamos que los dos estén más juntos.”

Vamos, que al coche no le pasaba nada pero el set-up era peor y le hacía perder casi un segundo en calificación. Esas cosas se pueden cambiar de un GP para otro y ya lo han hecho para el siguiente. Esas cosas le dan una gran ventaja de partida a uno de los pilotos, precisamente al que se ha apoyado públicamente a finales del año pasado.

“Creo que hay elementos que no estaban bien y la diferencia que hemos visto entre los pilotos durante la carrera del fin de semana era mayor que nunca y no es correcta, así que estoy seguro de que contribuyeron”.

Lo que hace con esto puede ser quitar presión a Webber si es que ha sido cosa suya, diciendo públicamente que había algo en el coche, pero de ser así podría ser algo más concreto, digo yo. También puede estar despistando a propios y extraños si es que han probado soluciones técnicas diferentes en ambos coches en la primera carrera. Otra opción es que lo que dice sea cierto y no haya malas intenciones en todo esto. Con esta gente de la Fórmula 1 nunca se sabe.

Sobre Vettel dice que la consecución del título el año pasado debería quitarle presión, pero “obviamente se pone mucha más presión sobre sí mismo para repetir y defender el campeonato”.

Y sobre el paseo que podría suponer la temporada para Red Bull dice que aún queda mucha temporada por delante y apela a la capacidad de reacción de los demás “hay todavía un largo, largo camino por delante y ya hemos visto que equipos como McLaren han dado grandes pasos adelantes en las últimas semana. Ferrari no se va a quedar sentada”…”pero es el mejor inicio que hayamos podido soñar”.

En cualquier caso seguimos teniendo por delante una dura e interesante temporada.

Horner explica las diferencias de Australia.