2011 Canadian Grand Prix - Sunday Circuit Gilles Villeneuve, Montreal, Canada 12th June 2011 Jenson Button, McLaren MP4-26 Mercedes. World Copyright:Steve Etherington/LAT Photographic ref: Digital Image SNE21284

Los tres equipos se plantean análisis y mejoras de cara al circuito de Sepang para hacer frente al dominio inicial de Red Bull.

En Ferrari están centrados en mejorar su velocidad a una vuelta. En el GP de Australia vimos como el ritmo de carrera de Ferrari fue bueno, el gran problema del fin de semana vino en la clasificación, donde un quinto y un octavo se manifiesta como un muy pobre resultado. Pat Fry ha declarado que “un hecho claro es que nuestro ritmo de carrera en Melbourne fue definitivamente mejor que el de clasificación”. Sus análisis se centran en el trato que el coche le da a los neumáticos y también “hemos mirado otro factor importante, la aerodinámica, para ver en qué áreas podemos desbloquear más del potencial del coche. El resultado de estos estudios nos han dado las bases de un programa de pruebas con el que trabajaremos en Malasia”. De esta forma ya anuncian cambios y mejoras para la carrera de este fin de semana “que se añadirán al ya atareado programa de pruebas que teníamos preparado con mejoras aerodinámicas que ya estaban planeadas para esta carrera” y se suman a otras previstas para el GP de China en su proceso de mejora continua que les permita luchar por el título.

Por su parte McLaren tiene una “considerable cantidad de trabajo por hacer” para acercarse al ritmo de Red Bull, según Jonathan Neale. A pesar de empezar más fuertes de lo que todos nos creíamos, un segundo puesto de Hamilton y un sexto de Button les demuestra que no tienen el coche más rápido y complica las clasificaciones para sus pilotos a pesar de que “estamos contentos con las prestaciones del coche, aunque no hayamos ganado la carrera”. “Supone un empuje a nuestra confianza, pero ni por un minuto pensamos haber visto lo mejor de Ferrari o Mercedes. Les observamos en los test invernales y sabemos que ambos equipos tienen mucho más que aportar”.

Sobre la dudas en Red Bull para montar el KERS, Neale dice que no conoce su sistema y no puede opinar sobre él pero que “una cosa que todos buscamos en este momento es asegurarnos de que nuestros coches son todo lo fiables que sea posible. Por supuesto que con el incremento de las complicaciones llega el riesgo de una fiabilidad menor, así que estamos luchando muy duro para asegurarnos de que tenemos el rendimiento aerodinámico que queremos pero también de que el resto de sistemas son también fiables”.

En Mercedes se enfrentan al Gran Premio de casa de su principal patrocinador, Petronas, además de ser el circuito en el que el año pasado Nico Rosberg consiguió el primer pódium del equipo con una tercera posición final. Este año llegan tras el abandono en Australia tanto de Schumcher como de Rosberg y según Norbert Haug “hemos trabajado duro en nuestras plantas de Brackley y Brixworth para analizar y solucionar los problemas de fiabilidad y rendimiento que dificultaron nuestro debut. Nuestro objetivo es llegar en mejor forma a Malasia”. Ross Brawn por su parte afirma que tenían “razonablemente buenas expectativas después de completar un exitoso programa de pruebas en Barcelona”, pero “sufrimos numerosos problemas que dieron como resultado un coche muy lejos de ser óptimo, tanto para entrenamientos como para carrera, y después desembocaron en sufrir la decepción de la doble retirada de Michael y Nico”. “Nuestra prioridad ha sido reagruparnos en nuestras plantas y revisar el fin de semana con detalle, para marcar el mejor camino para desarrollar todo el potencial del coche de Malasia en adelante. La manera de responder a la decepción de Melbourne y los desafíos a los que nos enfrentamos, será la auténtica medida de nuestro equipo”.

En pocos días veremos los frutos de esos trabajos. Esperamos que la Red Bull no se saque de la manga otra idea que deje en nada las mejoras del resto.

MB, McLaren y Ferrari se ponen las pilas