Llega el Rally de Jordania y los equipos del mundial empiezan a prepararse para la carrera. Para mí una de las claves está dentro del equipo Citroen, si en Jordania Ogier vuelve a subirse a las barbas de Loeb las cosas en el campeonato se pueden poner muy ajustadas.

De momento los dos pilotos de Citroen están separados por 17 puntos, pero si se da el caso de una victoria de Ogier y se mete algún Ford más por el medio, sobre todo si es el de Latvala que ahora mismo está a 10 de la cabeza y es el único que todavía no ha conseguido ganar, las cosas pueden ponerse muy igualas con cuatro pilotos en muy pocos puntos. Si ya tenemos una situación de empate en cabeza, con una pequeña carambola podemos salir de aquí con una lucha fratricida.

Con Loeb y Hirvonen empatados a 58 puntos en cabeza de la general, puede pasar de todo. Latvala tiene pendiente ganar pero no se ha bajado del pódium y Ogier ya ha dado muestras suficientes de rapidez y capacidad, y viene de ganar en Portugal. Estamos en el mejor momento del mundial y no parece que nadie vaya a guardar la ropa, todos al ataque. El propio Loeb se hace eco de lo que todos vemos «Parece que la lucha por el título va a estar muy ajustada, pero eso no es una sorpresa. Hay al menos cinco aspirantes a la victoria al principio de cada tramo, así que el Rally de Jordania va a estar muy reñido».

El equipo Ford viene de entrenar en España en pistas de tierra y Hirvonen ya ha ganado la primera edición del Rally de Jordania. Las declaraciones previas de los pilotos nos dejan claro lo que se van a encontrar. Según Hirvonen “en cualquier otro rally de la temporada hay alguna marca antes de los cambios de rasante que puede usarse como referencia, como una piedra grande, un poste de teléfono o un árbol, pero en Jordania no, y todo lo que puedes ver es el cielo azul. El piloto no puede ver hacia dónde va la carretera y eso hace que la precisión de las notas se vuelva crucial”. Pinta interesante, por si esto fuera poco, continúa; “las pistas de tierra son una mezcla de zonas rápidas y retorcidas que siguen a las montañas, pero son increíblemente duras. Cuando las pistas están limpias es como rodar en asfalto y puedes ver marcas negras de goma antes de los sitios donde los pilotos han frenado”.

Por su parte Jari-Matti Latvala dice que “Jordania es uno de los rallies más difíciles del campeonato, especialmente la especial del río Jordan, que tiene más de 40 km. Ahí es donde pueden aparecer diferencias importantes de tiempo y con las dos pasadas de ese tramo es donde se puede ganar o perder el rally”.

En Citroen vienen de ganar en Portugal y además se llevaron el de Jordania el año pasado en manos de Loeb. Siete títulos mundiales acumula el caballero y también habla de las características del terreno; “dependiendo de los tramos, una capa más o menos gruesa de polvo cubre la carretera. La calidad de la superficie cambia con el paso de los coches, cuanto más barridas estén, más rápidas son. Es mejor no salir primeros porque esas condiciones penalizan mucho. Saldremos segundos el Jueves, no es la mejor posición pero tendremos que intentar estar en contacto con los de delante para tener opciones de victoria”.

Ogier también compara el grip de las pistas con el del asfalto si han pasado coches suficientes y repite la observación de Hirvonen sobre la ausencia de referencias. Al empezar cuarto el primer día “tenemos una ligera ventaja, pero otros tendrán posiciones aún mejores”. Su esperanza es aprovecharlo para estar delante desde el principio y llegar en una buena posición para la batalla final. De todas formas éste sí que se desmarca pensando en el mundial, se ve que tiene ganas de aprovechar este año y no se corta un pelo, aunque le tira un cable a la marca; “es importante hacerse con puntos que serán buenos para ambos campeonatos”. No, Ogier, no. Tú dale, que como salgas a conservar te van a pasar por encima.

En el equipo Ford Stobart celebran la participación número 100 de Henning Solberg. Vienen de pasar por muchos problemas en el pasado Rally de Portugal así que esperan resarcirse en Jordania. No sé por qué pero me cae bien Mads Ostberg, aunque no sé para qué digo nada viendo el espectacular fin de semana de Maldonado después de ponerlo en la porra. De todas formas a sus 23 años Mads se muestra más recatado “es un rally nuevo para mí y no hemos hecho test previos, con lo que va a ser difícil. Será similar a Méjico en el sentido de que todo es nuevo, así que tenemos que trabajar duro”.

El cumpleañero Solberg es mucho más optimista y sí que quiere un buen resultado después de la “mala suerte de Portugal, pero eso es el pasado y ahora tenemos que centrarnos en este Rally”, cree que un quinto puesto es asumible pero sobre todo “espero tener un rally sin problemas y creo que nos lo merecemos, después de las dificultades de los dos últimos”.

Por último Mathew Wilson, que está encantado con Jordania a pesar de que añade una dificultad más a lo dicho por todos “otra de las dificultades de Jordania es el calor. El primer año aquí las temperaturas dentro del coche llegaron a 50 grados, lo que hace difícil mantener el nivel de concentración”. Aún así lo considera uno de los mayores desafíos del calendario.

Os dejamos un vídeo del año pasado en el que se aprecia la dificultad y belleza de la prueba.

Yo espero que se cumpla lo que comentaba al principio y al final de rally las cosas se pongan interesantes en el campeonato, y ya puestos que la llegada de MINI en un par de rallies ponga a Sordo a luchar por estar arriba.

Previa del Rally de Jordania.