¿Quién nos iba a decir después de la calificación del sábado, que Webber saliendo el 18º iba a acabar en el podium?

Si alguien nos hubiera dicho eso, hubiéramos pensado inmediatamente que para que eso se produjese, haría falta una carrera muy accidentada, con safeti car, o una carrera loca en agua que pudiese favorecer una estrategia arriesgada… pero nada de eso, al final la clave estuvo en los neumáticos, y en el pilotaje fino de un piloto cuyas manos no tienen nada que envidiar a las de su compañero de equipo.

Vencedores:

Mark Webber: (3º) Indiscutiblemente, la estrella de la carrera. Cuando el sábado una errónea y hasta sospechosa mala decisión de equipo de hacerle rodar con los duros en la primera ronda de calificación, le hizo no poder pasar de la Q1 y firmar un desastroso 18º puesto, nada hacía presagiar que a la postre, el tener los juegos de neumáticos blandos sin estrenar podría suponer una ventaja tan grande en carrera. Pero así fue, gracias a unos neumáticos blandos nuevos, que le aportaban más vueltas buenas que los neumáticos de sus rivales directos, que rodaban eso sí, muchas posiciones por delante, y a las manos de un piloto que no estaba dispuesto a resignarse, pudimos ver una remontada realmente épica. Y menos mal (para Vettel) que la carrera no dura unas vueltas más, porque sino igual estaríamos hablando de un segundo puesto, y no ‘solo’ de un podium.

Lewis Hamilton: (1º) De perdedor la semana pasada, con un discreto 8º puesto, a flamante ganador del GP de China. Este chico es bueno, muy bueno, y cuando va a la caza de una victoria, no hay nadie que se le ponga por delante. Nadie apostaba por Vettel cuando el inglés venía recortándole décima a décima, segundo a segundo… y no es para menos, todos sabemos de la combatividad de Hamilton, y aunque Vettel sea un piloto rápido, no tiene ‘eso’ que tienen los grandes campeones. No hubo duelo entre Hamilton y Vettel como el que hubo en Malasia entre el piloto inglés y Fernando Alonso; en esta ocasión simplemente un piloto brillante, adelantó a otro piloto, y punto.

Sebastián Vettel: (2º) La semana pasada hablábamos de que ante la superioridad de los Red Bull, solo el talento de un piloto como Alonso o Hamilton, podían plantar cara al piloto alemán. En esta ocasión ha sido Hamilton el que ha conseguido batir al flamante campeón del mundo, pero Vettel se va de china con un preciado botín: la pole, y una segunda plaza que le hace sumar muchos puntos para el campeonato.

Nico Rosberg: (5º) Mercedes parece que va en el camino correcto, y parece también que el hombre para luchar con los ‘grandes’ no va a ser Michael Shumacher como muchos pronosticaban, sino que el bueno de Nico creo que nos va a dar alguna sorpresa este año.

Hispania Racing Team: Esta vez el equipo HRT no solo consiguió pasar el corte de 107%, y meter a los dos coches en la carrera, también consiguieron acabarla, y contribuir a que esta fuera la carrera de F1 que han finalizado más coches en la historia. Fueron 23, y seguramente hubieran sido 24 si a algún mecánico despistado no se le hubiera olvidado apretar un tornillo de la rueda de un monoplaza…

Perdedores:

Toro Rosso: Jaime Alguersuari siempre ve el lado positivo de las cosas, pero si después de una calificación increíble con un 7º puesto, un mecánico te arruina la carrera, debe de costar bastante seguir poniendo buena cara. Esperemos que tengan más suerte para la próxima, y que los 10.000€ de multa que le han caído a Toro Rosso sirvan para que nunca más un F1 salga de un garaje con una rueda floja, y ponga en peligro la vida de pilotos, jueces y espectadores.

Fernando Alonso: (7º) Las cosas no van bien para el asturiano. El otro día leí una frase muy acertada, que decía: Alonso estaba sumido en una posición de carrera equivocada, con el coche equivocado y con la estrategia equivocada. Eso puede parecer más o menos cierto, pero lo que es seguro que si sales por delante de tu compañero de equipo, y en una carrera sin incidentes tu compañero de equipo acaba por delante de ti, esta claro que no has hecho una buena carrera.

GP China: Vencedores y Vencidos