Gracias a el concesionario Autosa–Tormes hemos tenido la oportunidad de sentarnos a los mandos de cuatro de los coches más deseados de BMW. La empresa que más vehículos M vende de España afincada en Oviedo y Salamanca, ha tenido la deferencia de organizar un espectacular evento donde solo ha olido a gasolina y a goma.

De todos es bien sabido que a BMW le van los coches rabiosamente deportivos. Cada vez que te subes a uno de ellos, sea cual sea, notas en el culo ese tacto de suspensión tarado deportivamente con la que sientes que vas a poder pasar rápido por una curva sin mucho balanceo. Esto pasa con un serie 1 básico, y si vamos subiendo escalones hasta llegar al último piso buscando deportividad, la cosa se pone cada vez más emocionante.

En esta terraza de las prestaciones, en lo más alto de la torre de Múnich, están aparcados dos de los vehículos más deseados de la marca; el conocido, admirado y deseado M3, y el novedoso, agresivo y excitante 1M. Dos bicharracos que tienen aspecto de que se van a merendar todo trocito de asfalto por el que pasen sus ruedas como el Monstruos de las Galletas y encima se van a divertir de lo lindo masticandolos.

Y desde Alemania hasta el aparcamiento de Autosa han venido estas maravillas de la ingeniería del automóvil, junto con sus otros primos-hermanos, el X5 M y el X6 M, tan bien motorizados como ellos en cuanto a nivel tecnológico pero con 555 cv empujando sus masas. Como dice un amigo mio cuando cocina y le pone salsa a su carne al horno hasta que se sale por encima de la bandeja «más vale que sobre que no que falte¡¡». Y nosotros hemos tenido el placer de conducirlos en una prueba organizada para disfrutarlos, o “M drive tour”, un nombre muy acertado por cierto.

Allí estaba el M3 (varios y de variados colores por cierto), un coche espectacular que aúna toda la tecnología y el buen hacer de BMW, es el coche que resume la deportividad que trasmite la marca a sus clientes y que tiene la presencia estética para “ir vestido pero informal”. Que has quedado con tus socios para ver al director de un banco para contratar una póliza de crédito?, te lo llevas. Que sales con cara de mazapán porque no te la van a aprobar por mucho que llores?, pues te vas tu puerto de montaña favorito y se te pasan las penas.

Compartiendo parking y entre todo el despliegue de “Emestres”, estaban dos 1M que tenían pinta de todo menos de angelitos. Dos elementos de tamaño contenido que te miran con tal tensión que solo apetece sentarte en uno de ellos para meter primera y pisar el acelerador hasta que se salga por debajo del coche. Este novedoso vehículo, que tiene aspecto de salir del gimnasio con tres inyecciones de esteroides, es un compacto deportivo con muchos caballos y con la practicidad suficiente para utilizarlo a diario.

Los primos de las criaturas; un X5 M del cual ya os hemos hablado en la página (si queréis volver a verlo pinchar aquí) y un X6 M precioso,que en la prueba nos somprendio por su espectacular frenada, ver ese coche decelerar con el peso que tiene solo significa que está bien hecho por Motorsport y que no han reparado en gastos, discos de freno con pinzas fijas de 395 mm en el eje delantero y 385 mm en el trasero, una barbaridad¡¡. Son dos coches con un porte sensacional, grandes, anchos, con enormes neumáticos y con amplios espacios interiores, más en el 5 que en 6, porque las plazas traseras del X5 tienen algo más de altura al techo. El que quiera diseño y espacio que se compré un X6 y el quiera un vehículo bien hecho y amplio que se compré un X5. La gama tiene donde escoger, se complementan estupendamente.

Entre todos los vehículos que allí se encontraban sumaban la mareante cifra de: 9844 cv ¡¡¡¡¡

Nos quedamos un buen rato observando los detalles del M1 y discutiendo entre los distintos colores de los M3 que allí se encontraban, por cierto había uno de un espectacular gris mate con llantas de radios en negro que destacaba entre todos los demás, para el que quiera pedirse uno con colores de guerra que no lo dude. El configurador de la página de BMW no lo tiene, pero estoy seguro que en Garching-Hochbruck, que es donde está el departamento Individual de la marca, estarán encantados de cumplir cualquier deseo.

El “M drive tour” comenzó con un desayuno en las instalaciones de Autosa, donde departimos con el resto de la prensa y con el personal de la empresa. Continuamos con un briefing, donde solo se habla de la letra “M”, ser uno de los ocho concesionarios certificados M de España es lo que tiene y si además eres el que más vehículos de esta gama vende en el país se nota que sabes mucho del producto, allí se nos explicó en que consiste la prueba, en la que además de hacer un buen número de km con los coches vamos a poder disfrutarlos en el circuito de Bruno Méndez, cerca de Tapia de Casariego, un lugar precioso del occidente de Asturias bañado por el mar. A la salida de la mini-reunión tuvimos que pasar por la desagradable elección de escoger el coche que queriamos conducir.

Así que al tajo.

¿Que os voy a contar del M3 que no hayáis leído o disfrutado en vuestras propias carnes?, ¿que hay más coches deportivos?, los hay, ¿que hay coches más radicales?, los hay, ¿que hay coches más prácticos?, también los hay. Pero no encuentro ninguno que conjugue practicidad y deportividad como lo hace este coche. Sin contar que lo hay de cuatro puertas, en el coupe que es el más bonito, tienes un espacio detrás en el que puedes ir sentado cómodamente sin angustias y con maletero. Pero de este coche os hablaremos más adelante, tenemos prepara una prueba solo para él, merece la pena hablar de este fantástico coche y que sea él el único protagonista.

Del 1M deciros que ha sido una suerte que lo hayamos disfrutado un poco antes de sus presentación, gracias a que Autosa ha realizado un enorme esfuerzo para traerlo directamente desde Alemania a Asturias en un camión, y tener uno con un precioso color tostado anaranjado y otro blanco para que los disfrutaramos. El anaranjado es un color que en las fotos puede parecer que llama mucho la atención pero al natural es muy bonito y nada estridente.

En carretera el 1M es un disparo, el motor es un seis cilindros con tecnología Twin Power que rinde 340 cv, y que tiene un empuje demoledor, cuando llega a 3.000 rpm te catapulta hacía delante como si estuvieras en un tirachinas de 1.570 kg. Las cifras no sé si os dicen algo, pero por si acaso no es así miremos un momento al pasado cercano; el coche pesa lo mismo que aquel precioso M3 que se presento a finales del año 2000, el E46, un seis cilindros que entregaba 3 cv más que el 1M de ahora. Es curioso comparar sus cifras porque se aproximan mucho excepto en gasto de combustible, aquí la diferencia es espectacular , en consumo urbano hay 7 litros de ahorro en el nuevo benjamín de la gama M. Los motores turbo hacen milagros y los años de desarrollo también.

Hemos hecho, con el hermano pequeño del M3, 240 km de carretera, hemos dado unas cuantas vueltas al circuito de Bruno y el coche es un maravilla, tiene un comportamiento excepcional y anda casi tanto como el M3 E92, este casi es un casi de los de verdad, es decir se va despegando según cogemos velocidad pero muy poco a poco. Su motor turbo no es tan progresivo como el excepcional V8, que es un alarde de tecnología de competición BMW, pero dará muchas satisfacciones a sus compradores.

El 1M en el circuito y debido a su tamaño, y a los 85 kg menos de peso, es mucho menos sobrevirador que el M3 y cuando empieza a empujar te deja pegado al asiento, su hábitat natural son las carreteras retorcidas y hay que tener muchas manos para quitarle el control de tracción porque sus reacciones son muy vivas. Es un juguete muy dócil con la electrónica y si somos dulces con el gás (un pisotón sin dosificar en velocidades cortas, y no tan cortas, hace que salte el control de tracción), sin ella es agradablemente salvaje, no podía ser de otro modo. Y por cierto en el departamento Motorsport no dejan un coche sin autoblocante y en esta ocasión tampoco podía ser de otra forma, una cosa que no todas las marcas tienen claro. Algo tan barato y que proporciona tantas satisfacciones de tracción.

Del 1M tendremos la ocasión de realizar una prueba a fondo que os contaremos a la mayor brevedad posible.

Al final del evento y después de que Bruno Méndez, por si no había disfrutado bastante con los M3 bajándose en cada tanda con una sonrisa en la boca, nos hiciera una particular demostración con sus Kars, hemos participado en un pequeño Gran Premio con estos vehículos tan divertidos. Curvasenlazadas salió desde la segunda plaza de la parrilla y se ha impuesto al resto de la prensa del motor que allí se encontraba, luchando a brazo partido con un alemán muy majo de fábrica y llevándonos el trofeo a casa.

En Asturias tenía que quedar

BMW 1M vs BMW M3