Con la celebración del Rías Baixas 2011, 4º rallye del nacional de asfalto después de los ya
celebrados en Villajoyosa, Canarias y Cantabria, se inició el periplo de 3 rallies por Galicia,
ya que dentro de 15 días será el turno del de Ourense, y a finales del mes de agosto será el de Ferrol.

En ésta primera cita gallega del nacional de asfalto, el catalán Xevi Pons logró su 2ª
victoria consecutiva, después de la lograda hace 3 semanas en el Cantabria Infinita, con lo
que pasa a liderar el nacional, superando al alicantino Miguel Fuster, que fue 2º en el rallye,
el mismo puesto que ocupa en el nacional después del Rías Baixas.

El rallye tuvo alternativas y emociones para todos los gustos, si bien empezó con una
mala noticia para los aficionados que abarrotaron las cunetas pontevedresas, ya que a
sólo 500 de la salida del 1º de los 10 tramos, el actual Campeón de España, y uno de los
favoritos, el asturiano Alberto Hevia, rompía el cable del acelerador de su Fabia S2000 y
se veía obligado al abandono, con lo que prácticamente dice adiós a sus posibilidades de
revalidar el título, ya que no corrió en Villajoyosa y también abandonó en Cantabria; el
asturiano, para colmo muy gusto de presupuesto, aunque saldrá en algún rallye más en ésta
temporada, se centrará a partir de ahora en preparar bien el 2012, año en el que volverá a la
carga para recuperar un título que ya parece reservado a sólo 2 candidatos: Pons y Fuster.

A pesar del calor y del tiempo veraniego, una de las mayores emociones la puso la lluvia,
en forma de tormenta, con granizada incluida, ya que cuando empezaba el 6º tramo, la 2ª
pasada por Mondariz, cayó una tromba de agua impresionante que puso al borde del abismo
a los primeros coches en disputar el tramo pero, casi tan rápido como cayó, el agua empezó
a secarse, de tal forma que el mejor tiempo en ése tramo lo hizo un Suzuki Swift, de Grupo
N, el nº 35 del catalán Luis Pérez, mientras que para encontrar al líder del rallye, Pons,
habría que bajar hasta el puesto ¡¡¡ 27º !!!

A esas alturas el rallye estaba muy emocionante, ya que después de los mejores tiempos de
Pons en los 4 primeros tramos, más favorables al S2000 que a los GT’S, Fuster y Vallejo
empezaron a “contestar” al piloto de Ford, haciendo ambos un mejor tiempo cada uno,
aunque de nada les sirvió, entre otras cosas porque Vallejo abandonó, por avería en el
motor, a falta de 2 tramos y cuando luchaba por la 2ª plaza, lo mismo que le ocurrió a
Víctor Senra, que en ése momento luchaba también con Vallejo y con Alberto Meira por el
tercer escalón del podio, mientras que por su parte Fuster perdía en la lluvia medio minuto,
lo que permitió a Xavi Pons hacer los últimos tramos con la “calculadora” en la mano.

Cómodo líder Pons, y afianzado como 2º Fuster, el tercer puesto centró la atención de
los aficionados, un 3º que en la carretera fue para el local Alberto Meira, pero que en
los “despachos” pasó al asturiano Jonathan Pérez, ya que al final Meira fue penalizado con
6 minutos por haber hecho reconocimientos ilegales, algo sorprendente al ser éste un piloto
local del que se suponía que conocía los tramos mejor que los foráneos y que, en buena
lógica, no debería necesitar hacer “trampas” para ganar a los “visitantes”.

El mejor R2 fue el del prometedor Ferrán Pujol, el mejor Twingo fue el de Miguel Arias y
el mejor Suzuki fue el del “héroe” del rallye, por su “scratch” en Mondariz-2, Luis Pérez.
Buen rallye de un nacional algo “flojo”, con victoria para un piloto, Xavi Pons que, después
de 2 semanas durísimas para el que hasta hace unos días había sido su equipo, el Nupel,
supo controlar la situación, y se hizo con una merecida victoria.

En unos días Ourense.

Rallye Rías Baixas 2011 por Marcelo Carbone