Sin caer intencionadamente en la repetición de aquellas famosas palabras de Mohurinho, en muchas ocasiones los hilos que mueven el mundial de fórmula uno y sus entresijos me dan asco, y lo digo literal porque me siento engañado habitualmente. Es un sentimiento que me sale de las entrañas.

Llevamos años cayendo en la misma historia, ahora sí, ahora no, ahora depende, ahora espera que corrijo, ahora espera que quito aquí para compensar allá. Toda la vida, desde la chulería egocéntrica y descarriada de Jean-Marie Balestre que le quitó un mundial a Senna a favor de un Prost que nunca me cayó bien, pasando por la prepotencia y las decisiones por “mis narices” de Max Mosley, hasta el Gran Premio de Silverstone del 2011. A mí me da mucha pena porque desvirtúa un deporte absolutamente maravilloso y un escaparate donde los mejores pilotos del mundo, con los coches más rápidos, se muestran al mundo luchando por ganar.

Todo a raíz de no haber dejado las cosas claras al principio del campeonato, que difícil debe ser, que bueno sería que copiarán del mundial de motociclismo. No hay color. Aquí todo es política y mientras permanece oculta, tejiendo las redes por debajo de las imágenes de la televisión y de la demás prensa, uno de olvida de que está ahí. Pero cuando sale fuera como el agua sucia en el mar es cuando daña la vista.

En los últimos libres todavía la FIA estaba decidiendo que hacía. Dicen y desdicen, los equipos y pilotos no sabían con que mapa de motor hacer la clasificación ni cual poner en el coche para realizar el entrenamiento, es de chiste.Alucinante.

Ha acabado hace un rato la clasificación y efectivamente todos se han juntado y en Red Bull parecía un funeral, habrá más emoción sí, pero eso no justifica la mayúscula chapuza de la FIA. No pude ser que una normativa se cambié a media temporada, no puede mandar el trabajo de un equipo a tomar por el saco a mitad del campeonato, no se puede manipular un mundial al antojo de sus decisiones. No se puede decir y luego desdecir. Quien presiona tanto?. Todo esto a principio de temporada correcto, ahora no.

Yo la verdad no entiendo nada, y es literal porque nunca he tenido ni idea de mecánica lo que me interesa es un mundial con reglas claras, no con interpretaciones de normas, de eso, ya estoy hasta el gorro, quiero normas iguales para todos y sin conveniencias.

La semana que viene más sobre lo mismo.Gran Premio de Silverstone 2011, normativa