Hay coches que valen para todo, y sino que se lo digan a Ken Block, que va a poder disfrutar de su nuevo coche en todo tipo de superficies, y en tres de sus escenarios habituales, y favoritos; el rally, el rallycross, y la gymkhana.

El vehículo se llama F.H.N.V, Hibryd Function Hoon Vehicle, y con algunas modificaciones, le servirá a su piloto, el conocido Ken Block, para sus actividades favoritas. El coche de carreras está basado en el Ford Fiesta WRC, pero con un motor 2.0 litros turbo capaz de rendir entre 600 y 665 cv.

Para sus creadores el Hybrid Function Hoon Vehicle, el coche de Ken Blok, es un pepino de carreras único, además de ser el coche de competición más versátil jamás construido, y nos lo dejan ver en el vídeo que os presentamos.

El coche de Ken Block tiene muy buena pinta, pero es que se vende muy bien. Todo lo de este piloto tiene una campaña de marketing detrás impresionante, y gracias a sus Gymkhanas, que han sido vistas por millones de personas, es un personaje muy conocido . Cuando comenzamos en curvasenlazas hablamos de él en un artículo titulado «El Grupo B y como han cambiado los tiempo«.

Empresarialmente el tío es muy fino. Ken Block, que ahora tiene 44 años, comenzó, en 1989, a serigrafiar camisetas. Junto con un compañero, que conoció estudiando diseño por ordenador, llamado Damon Way, fundaron Eigthball.

Con un préstamo de 10.000 dólares, hecho por los padres de los dos amigos, alquilaron un viejo almacén para hacer las impresiones en las camisetas, y venderlas. Y se dispararon las ventas. En 1992, Ken Block y Danny Way (el hermano de Damon), crearon la marca de jeans Doors. A esta aventura se les unió Rob Dyrdek, que empezó siendo un amigo y luego se hizo socio, y diseñador de las zapatillas del equipo de skate que ellos tenían.

En 1993, el crecimiento ya era importante, así que se trasladaron a una nueva oficina de casi 1000 m2. Y crearon una nueva sociedad de distribución, Circus Inc. Esta última empresa es la que empieza a hacer zapatillas, y las firma con la marca DC Shoes. También se sacan de la chistera Dub, una marca de ropa de abrigo de snow.

En 1994, se trasladan a un edificio de oficinas de 5.000 m2. Y tres años más tarde, en 1997, Circus vende su maca de jeans Doors y Dub. Y Ken Block y sus socios se centran en el calzado, y en 1998, se empiezan a llamar DC Shoes.

Durante este último año y hasta el 2001, las cosas se disparan del todo. En 1999, se anuncian en televisión. Su agresiva política de marketing, con patrocinios de equipos de skate, snow, motocross, y surf, y la creación de exclusivas zapatillas deportivas de edición limitada, consiguen hacerles fabricar, en el 2001, dos millones de zapatos deportivos. En esa época fue cuando las grandes marcas se fijaron en ellos.

En el 2002, Billabong intentó comprarles, auditorias, despidos y varios líos entre ellos, hicieron que la compañía australiana les demandara. Sin embargo el juzgado no les dio la razón y DC Shoes siguió creciendo.

En el 2004, Quiksilver adquirió DS Shoes y la empresa si hizo mucho más grande, ropa de niña, colaboración con Yamaha para motos de nieve, un nueva marca de montaña y todo lo que se les ocurriera.

Supongo que en ese año, Ken block y sus socios, ya estarían requete forraos.

Como piloto quizás le queda un poco que demostrar, pero como empresario el tío es un crack. Esperemos que con su nuevo coche lo pase bien, nos deleite con alguna que otra Gymkhana, súper entrenada, y que no se de otro bombazo como el que se pegó en el shakedown del Rally de Portugal de este año.

Este es el coche de Ken Block, y como se monta y se desmonta para hacerlo adecuado a cada una de las competiciones en las que va a participar.

A derrapar.

El coche de Ken Block