Como me cuesta esto de los eléctricos. Sé que son el futuro de la automoción,y sé que es la única manera de eliminar de la faz de la tierra esa enorme dependencia al petróleo que tenemos. Pero cuando veo un vídeo como este, todavía me cuesta más.

Por el asfalto de circuito urbano de Pau, Francia, han rodado hace un par de meses, los coches del primer Gran Premio de coches eléctricos de Pau. Exagon Engineering puso los coches del Trofeo Andros Electric a competir en una pista súper complicada. Estos silenciosos automóviles tienen tracción trasera, pesan 800 kg, y les mueve un motor de 90 Kw.

http://youtu.be/KBPFgnCgkuY

Lógicamente estos vehículos de carreras eléctricos, han sido adaptados para correr en circunstancia menos deslizantes. Neumáticos más anchos, frenos más grandes, suspensiones más duras … El primer Gran Premio de coches eléctricos de Pau estuvo formado por dos carreras con sus dos sesiones de clasificación.

La verdad es que no lo llevo, sé que me tengo que acostumbrar. Pero es que cuando he visto este vídeo de la carrera del Gran Premio de coches eléctricos de Pau, me he acordado de aquellos coches de choque de colorines que amenizaban fiestas de muchos pueblos y ciudades. Aquellos típicos cacharros con una barra que tocaba la red electrificada del techo, y que de vez en cuando algún ligón, con las mangas de la camisa “arremangadas” hasta los hombros, se dedicaba a romper la espalda a las tías buenas que por allí se divertían.

Dura va a ser la transición

Primer Gran Premio de coches eléctricos de Pau