Si unimos uno de los circuitos más espectaculares del mundo, un coche deportivo que es pura pasión, y un piloto acostumbrado a correr, el resultado es estupendo. Si además el reto es dar una vuelta lo más rápidamente posible, y grabarla en vídeo de alta resolución, ese resultado pasa de estupendo a extraordinario.

La pista en cuestión es el Mazda Raceway, el coche, un deportivo de la Scuderia, y el piloto encargado de hacer la vuelta rápida en el Circuito de Laguna Seca es Randy Pobst.

Randy Pobst es un tipo con mucha reputación en Estados Unidos. Ganó las 24 Horas de Daytona en 2001, y 2006. Participa en la Grand American series´GT, y en Speed World GT, entre otras competiciones, y es el «Stig» particular de la revista americana Motortrend, así que manos, y experiencia no le faltan para poder exprimir deportivos buscando el mejor crono.

El coche, es una obra de arte fabricada en Maranello, la última maravilla de los jefes de Fernando Alonso. Un pepino del Cavallino Rampante que es la mejor tarjeta de presentación de una marca como Ferrari. Un deportivo de 578 cv, con un sonido agudo que se mete por los oídos para no olvidarlo jamás. La quinta sinfonía de Beethoven pero con escapes en vez de flautines.

El Circuito de Laguna Seca es la pista americana por excelencia. En el circuito de Monterey no hay nada malo, curvas lentas, curvas rápidas, curvas de doble ápice, frenadas en apoyo, y además el Sacacorchos, la mejor curva del mundo, por ella lanza Randy Post en su vuelta rápida al Ferrari 458 Italia.

El tiempo de la vuelta rápida en el Circuito de Laguna Seca del Ferrari es de 1:36.22 segundos.