Si con la crisis no paras de rapiñar euros y meterlos bajo el colchón por lo que pueda pasar, a la vez que hundes en la miseria al Banco Central Europeo y a la ya enterrada economía mundial por no consumir. En curvasenlazadas os proponemos algo para que después de unos meses ahorrando disfrutéis un poco.

Nuestra propuesta es para aficionados a 007, a los vehículos míticos del espía más famoso del mundo, después de la buenorra de Ana Chapman, y a la City. Un romanticón viaje con tu pareja, o con tus amigotes (con ellos ojito, ya tendréis tiempo de haceros los sensibles con alguna inglesa o inglés), a Londres, para disfrutar de la Exposición de Vehículos de James Bond en Hampshire, a hora y media de la City, llamada Bond in Motion.

El 18 de Enero del año 2012 y durante todo un año, abrirá sus puertas la Exposición de Vehículos de James Bond, Bond in Motion, en el Museo Nacional del Motor, en la localidad de Beaulieu, al sur del Reino Unido. En ella se podrá disfrutar de los cincuenta vehículos más emblemáticos de las pelis, aprovechando el cincuenta aniversario del agente 007.

Los cacharros que albergará el Museo Nacional del Motor van desde los espectaculares coches de todas las películas, hasta barcos, trineos, aviones, y cualquiera de los inventos que han servido para huir a James Bond, y que ha creado Q, el científico más avispado del cine.

Algunos de los coches de Bond in Motion que se pueden disfrutar en la Exposición de Vehículos de James Bond son el Aston Martin DB5 de 1964, el Rolls-Royce Phantom III de 1937 que apareció en Goldfinger, y el Lotus Espirt S1 llamado cariñosamente “Wet Nelie” en la Espía que me amó. También estarán por allí Bede el jet Acrostar de Octopussy, el BMW 750il de El mañana nunca muere, y la moto de nieve con parapente llamada Parahawk de El Mundo nunca es suficiente. Estos son solo seis ejemplos de la Exposición de James Bond en el Reino Unido, quedan otros cuarenta y cuatro.

El Museo Nacional del Motor de Beaulieu, está situado en el sur del Reino Unido, en la zona donde se suceden los mejores eventos del motor del mundo, y la cuna del motorsport de ese país. En él se encuentran permanentemente expuestos más de doscientos cincuenta vehículos que cuentan la historia del automovilismo de carreras en Gran Bretaña. Desde los primeros vehículos de carreras, pasando por los coches de rally más importantes de la historia, los mejores monoplazas de F1, los “bate records de velocidad”, y los coche de serie más importantes de todas las épocas.

En el Museo Nacional del Motor también tiene su espacio el más famoso programa del motor del mundo, Top Gear.

Una cosa importante si decidís haceros la excursión a Londres y salis desde Madrid. Aterrizar en Gatwick hace muchísimo más fácil el desplazamiento hacia el sur. La Exposición de James Bond está a menos de dos horas desde ese aeropuerto.

El viaje desde Madrid, con Ryanair a Londres, aterrizando en Gatwick, para el primer fin de semana de Bond Motion cuesta 50 euros ida y vuelta. Desde el norte, tanto con Easy Jet saliendo de Asturias, como con Ryanair despegando de Santander, los precios se mueven entre 48 y 52 euros, el único problema es que aterrizan en Stansted, y el viaje hacia el sur es un poco más pesado.

Por poco dinero se puede disfrutar de un finde en una de las mejores ciudades de Europa, y de paso disfrur de lo que nos gusta. Los coches.

Exposición de James Bond