Esto de Red Bull ya es un chiste. Cuando el futuro de Jaime Alguersuari parecía que estaba atado y bien atado, se truncó. Nadie sabía porque, ni el piloto español hizo algún comentario al respecto. Hoy parece ser que el motivo de despido del catalán fue una maniobra en el Gran Premio de Corea 2011.

No sé si creérmelo, pero cuando alguien tiene mucho poder y está acostumbrado a cumplir sus caprichos y a que todo el mundo atienda sus “ordeno y mando”, no se le puede llevar la contraria. Circula un vídeo por internet donde se muestra el posible motivo de despido de Jaime Alguersuari, y en el que se puede ver una discusión con Helmut Marko y el piloto español.

Este rifirrafe dialectico se formó porque en los entrenamientos libres del Gran Premio de Corea 2011, Jaime Alguersuari no hincó la rodilla en tierra ante Sabastian Vettel, el niño mimado de Red Bull. Este último tuvo que esperar a la recta de meta para pasarle, y cuando lo hizo le increpó por ralentizar unas décimas su vuelta en los entrenamiento libres.

Parece ser, y no me extrañaría nada, que por esa razón Jaime Alguersuari fuera mandado para casa, y en Toro Rosso decidieran sustituir a sus dos pilotos por Jean-Eric Vegner y Daniel Ricciardo. La verdad es que el final de temporada del español había sido redondo, y no había motivo aparente para que este no continuara en el segundo equipo de Red Bull.

Ya imagino a Sebastian, que no es santo de mi devoción, chivándose al jefe porque en los entrenamientos libres del Gran Premio de Corea 2011, cita del mundial en la que Jaime brilló con luz propia, tuvo que levantar un poco el pie en una de las vueltas. Helmut Marko, asesor del equipo Red Bull Racing de 68 años, ante tal rebeldía vería la acción como motivo de despido procedente perfecto para mandar para su casa a Jaime Alguersuari.

El jefe siempre es el jefe.Motivo de despido de Jaime Alguersuari