Twin Peaks fue la serie creada por David Lynch en los noventa. Recuerdo los primeros episodios como si los acabará de ver. A Ken Block también le debió molar lo que salió de la cabeza del famoso director, porque ha probado su Ford Fiesta por el territorio donde murió Laura Palmer.

El piloto que participa en el WRC, que se dedica a andar por el mundo llevando su coche de lado realizando exhibiciones en ciudades como los Ángeles, y a filmar espectaculares vídeos titulados Gymkhanas, lleva una vida totalmente triste. Si entrara en una depresión no me extrañaría nada, porque ese trabajo no lo aguanta nadie. Esta vez en una de sus noches insomnio se le ha ocurrido rodar en los escenarios de la serie Twin Peaks, y aprovechar para promocionar una Escuela de Rally llamada Dirtfish.

Ken Block ha llevado su coche, el Ford Fiesta Hybryd Hoon Vehicle del equipo Monster World Rally, a donde se rodó la serie Twin Peaks. En este húmedo y lluvioso lugar, a 30 minutos de Seattle, se encuentra la Escuela de Rally Dirtfish, una pasada para los amantes de los coches de carreras.

En la Escuela de Rally Dirtfish se puede, a partir de 400 dólares, pasar dos horas pilotando un Subaru STI de rally con 300 cv, por una pista llena de barro, grava, y tierra, para intentar emular a Ken Block con su Ford Fiesta HFHV. La escuela tiene varios cursos, dependiendo del nivel, y del gasto que el participante quiera hacer. Por 695 dólares te introducen durante medio día en el mundo de los rallyes, por 1.150 dólares y durante ocho horas te enseñan a utilizar el control de tracción de un coche de carreras, a frenar con el pie izquierdo, a balancear el Subaru STi…. etc., todo ello con un instructor en el asiento del copiloto. El siguiente curso es de técnicas avanzadas de rally, que tiene un precio de 3.250 dólares, y que consta de tres días completos, con seis horas por día sentado en el Subaru. Los mismos precios que en España vamos.

Por último, y para los amantes del Rallycross, o los pilotos que quieran seguir mejorando sus habilidades, por 2.450 dólares te enseñan durante dos días, y en jornadas de seis horas al volante, todo lo que hay que conocer sobre el modo de conducir en esta especialidad, y como sacar el mejor rendimiento al coche sin perder demasiado tiempo derrapando.

El circuito de la Escuela de Rally Dirtfish es un parque de 315 acres, lleno de caminos y de curvas deslizantes, donde se combinan todas las superficies. Las instalaciones constan de un edificio de 10.000 pies, que incluyen aulas, un museo, comedor, y duchas. En la pista y debido a las condiciones climáticas del lugar donde se rodó la serie Twin Peaks, se puede pilotar en todo tipo de superficies dependiendo de la temporada; sol, lluvia, nieve, polvo, grava, niebla, y lodo.

Travis Pastrana dice del lugar donde se imparten los cursos, que es como un parque de atracciones para adultos. Y él de diversión sabe un rato.

Un buen lugar donde hacer un viaje.

Ken Block por los escenarios de Twin Peaks