Toyota ha presentando en el Salón Internacional del Automóvil de Tokyo nuevas versiones de su modelo más deportivo, el precioso coupe GT-86. Las características de estas invitan a pensar en mejor comportamiento, y mayor deportividad. Los nombres son TRD Performance Line y Modellista.

El GT-86 se ha hecho esperar, pero es un deportivo obligado para una marca como Toyota. Y si además saca, como ha hecho, nuevas versiones que lo hacen más rápido o más agresivo con el nombre de TRD Performance Line y Modellista, mejor que mejor. Llevábamos mucho tiempo pensando en un vehículo que fuera capaz de satisfacer los amantes de las altas prestaciones del fabricante japonés. Por fin ha llegado, y habrá donde elegir.

Han pasado muchos años desde aquel Toyota Celica Carlos Sainz, un automóvil pura raza y que quizás fue el último buen coche deportivo de verdad de Toyota. De aquel vehículo, con el nombre de nuestro piloto, se fabricaron 5.000 unidades, las obligatorias para que pudiera ser homologado el Grupo A con el que Sainz correría el mundial. A España llegaron 150, y casi hubo tortazos para conseguirlas. El GT-86 no tiene nada que ver con aquel en cuanto a concepto pero si quizás en cuanto a prestaciones, y sobre todo con sus nuevas versiones, TRD Performance Line y Modellista, seguro que es hasta más rápido que el deseado Celica Carlos Sainz.

El Toyota GT-86 TRD Performance Line, cuenta con las siguientes modificaciones y accesorio respecto al modelo del que procede:

Pintura de la carrocería blanco perla satinado, suspensiones ajustables, nuevas estabilizadoras delante y detrás, llantas de aluminio de 18 pulgadas y neumáticos Michelin PSS, sistema de frenos monobloque, silenciador deportivo, difusor trasero, barra de torretas de carbono, nuevo tapón del radiador, alerón delantero trasero y trasero inferior, nuevo tapón de llenado de aceite, nuevo tapón de llenado de combustible, asientos deportivos, botón de arranque, y nuevo pomo de la palanca de cambios.

En cuanto a la versión Toyota GT-86 Modellista no está tan equipada como la TRD Performance Line, sus accesorios se limitan al exterior y a un detalle interior, pero cubrirá las exigencias de los que no deseen un coche tan radical pero si más agresivo estéticamente que el GT-86. Su accesorios son los siguientes:

Conjunto de componente aerodinámicos delanteros traseros y laterales, tapa de faros traseros y delanteros, molduras de diseño, antena superior, llantas de 18 pulgadas de aluminio Modellista WingDancer con neumáticos Toyo Tires Proxest1 Sports, y juego de paneles interiores.

De momento Toyota no ha facilitado precios de las nuevas versiones del GT-86. Pero estaremos atentos porque la TRD Performance Line tiene muy buena pinta.

Nuevas versiones Toyota GT-86