El de Montecarlo, que es el rallye de los rallies, volvió al “redil” del Mundial, después de pasarse 3 años al “enemigo”, el IRC, y a la edición de éste año, aunque faltó nieve, no faltó emoción, a pesar de la que ha parecido cómoda victoria, una más, de Míster Montecarlo, Sebastien Loeb, que sumó allí su 6º triunfo.

Y es que cuando el 2º queda a más de 2 minutos del ganador, cualquiera podría hablar de una cómoda victoria, si bien en el caso del Rallye de Montecarlo 2012, son tantas las dificultades a las que hay que enfrentarse, sobre todo con la elección de neumáticos, que habitualmente las diferencias suelen ser más grandes que las que se dan en el resto de rallies del Mundial. Y eso que en esta edición la nieve casi brilló por su ausencia, y el hielo, el temido “verglass” o “hielo negro”, sólo apareció en contadas ocasiones, aunque esto no evitó que la elección de neumáticos haya sido, como casi siempre, fundamental y decisiva.

En esto, y en todo lo demás, acertó de pleno el de siempre, o sea Loeb, ya que el Campeón de los últimos 8 años no parece tener rival, y ha empezado la temporada 2012 de rallyes tal y como terminó la anterior: ganándolo todo, sin discusión.

Para colmo, su rival más peligroso, Jari Matti Latvala, piloto de Ford, volvió a demostrar una vez más tanta facilidad para ir de prisa, sobre cualquier superficie y en cualquier circunstancia, como para cometer errores, como el que cometió dos tramos después de hacer un súper tiempo, y con el ponerse líder, después de la 2ª especial, cuando perdió la concentración en una curva de derechas en el 4º tramo, más preocupado de buscar el hielo que le anunciaba su copiloto, que en trazar la curva en condiciones, lo que le hizo irse “largo”, hasta pegar contra un pequeño talud, y caer por un pequeño desnivel, ya fuera de la carretera.

El rallye había comenzado con un mejor tiempo para Loeb, pero con la muy buena noticia del gran tiempo de Dani Sordo, que era sólo 1” más lento que Loeb, lo que confirmaba lo que Dani Sordo había comentado en su “entorno”, y que no era otra cosa que el cántabro iba a salir a por todas, sin guardarse nada.

Y así fue como, en el 2º tramo del Rallye de Montecarlo 2012, se demostró que Dani Sordo iba a asumir los riesgos que fuesen necesarios para estar delante… o irse para casa. El de Santander, animado por el excelente tiempo que había hecho en el primer tramo, pero mal calzado de neumáticos, llegaba muy “colado” a una curva de izquierdas, , para colmo con una placa de hielo en la entrada,y pegó de “morro” contra un puente, por el lado delantero derecho de su Mini, y dejó la rueda delantera derecha mirando para “Antequera”. A pesar del accidente, a duras penas, consiguió salir del tramo, si bien perdió con Latvala nada menos que 1:05”, bajando de la 2ª a la 4ª posición, aunque quedaba mucho rallye por delante y Dani Sordo estaba a sólo 3.3” de Petter Solberg.

En ése 2º tramo, Latvala hacía un tiempazo, superando en nada menos que 52.7” a Loeb, poniéndose el finlandés como líder del rallye, y ya con medio minuto de ventaja sobre Loeb en sólo 2 tramos, si bien, además de éste dato, había que contar con el 2º mejor tiempo de Solberg, a 28.6” de Latvala, con lo que el noruego se “echaba” encima de Loeb, del que estaba en ése momento a sólo 10”.

Sin embargo, la noticia de ése tramo, además de la “currutaca” que le había metido Latvala a Loeb, era el increíble tiempo de Sebastien Ogier que, con un Skoda Fabia S2000, se permitía el lujazo de marcar el tercer mejor tiempo, a 31.3” de Latvala, y metiéndole nada menos que 20” a su “enemigo íntimo”, Sebastien Loeb, todo ello sin olvidarnos de que Mikko Hirvonen daba un ligero “toque”, rompiendo un disco de freno, y perdiendo algo más de un minuto en el incidente, por lo que se “descolgaba” de los pilotos que estaban luchando por el podio.

Con ésta situación los coches volvieron a Valence, al primer Parque de Trabajo, siendo el equipo Mini el que más trabajo tenía, ya que el coche de Dani Sordo iba “torcido” por culpa del “besito” que el cántabro le había dado al puente.

De vuelta a la carretera, con la repetición de los 2 primeros tramos, la incógnita era saber qué argumentos pondría en juego Loeb para recuperar el medio minuto que le llevaba Latvala. Así fue como se llegó al tercer tramo, y el resultado de la especial fue esperanzador, al menos para el equipo Ford y para los que quieren ver a Loeb sufrir para ganar, o para no ganar, ya que, si bien Loeb hacía el mejor tiempo en ése tramo, sólo conseguía recuperarle a Latvala ¡4 décimas! En 37 kms.; Dani Sordo sólo podía ser 4º, por detrás de Solberg, que en la general se le “escapaba” a los 10”.

Con éstas posiciones se llegó al último tramo del día, que sería fatídico para las opciones de Latvala, ya que cometía un error y se salía de la carretera, volcando, y viéndose obligado a abandonar; para colmo, ésta temporada el “Súper Rallye” a pasado a llamarse “Rallye 2”, y será potestad de cada organización aceptar o no que en su prueba lo haya, y los organizadores de Montecarlo decidieron que en su prueba no se pudiesen enganchar los pilotos que, como Latvala, tuviesen que abandonar. O sea que primer cero en el casillero del finlandés de Ford.

Y, con las vueltas que dan los rallyes, Loeb, haciendo un tiempazo, pasaba de ir 2º, a 30” del líder, a ponerse 1º, con 1:04” de ventaja sobre el 2º que era… ¡Dani Sordo! Tanto Dani como Peter Solberg perdían mucho tiempo con el francés, 42.3 y 53.4 respectivamente, con lo que Dani se iba a la cama como 2º en el rallye, pero con sólo 1” de ventaja sobre Solberg.
Del último tramo de la 1ª etapa hay que destacar, además, el tiempazo del “viejo” François Delecour que, con 50 años a cuestas y ningún ritmo de competición, se permitió el lujo de marcar el 2º mejor tiempo, con un Fiesta WRC, un coche con el que, apoyado por Turismo de Rumania, hará éste año un programa de 3 o 4 pruebas más.

Entretanto, Sebastien Ogier seguía haciendo diabluras con su S2000, y acababa la etapa ¡4º! superando a unos cuantos WRC y demostrando lo que todo el mundo sabe de él: que es un fenómeno y que, si sabe desarrollar y evolucionar un coche de carreras, Volskwagen podrá amortizar su fichaje con creces. Por cierto… el “jefe” Carlos Sainz estuvo por Montecarlo.

La 2ª etapa era un poco más compleja que la 1ª, básicamente porque era de 6 tramos, divididos en 2 bucles de 3 tramos y, si generalmente es difícil acertar con la elección de neumáticos para 2 tramos, lo es mucho más cuando hay que escoger ruedas para 3. Con ésa incertidumbre empezó la etapa en la que Loeb consolidó su liderato, ya que 5 mejores tiempos fueron para él, y el 6º fue para…¡Dani Sordo! aunque el cántabro superó en ése tramo al francés en sólo 2 décimas. Gracias a esos mejores tiempos, Loeb acabó la etapa 1º, con 1:37” de ventaja, una diferencia que ya parecía inabordable para sus rivales.

Sin embargo, el dominio de Loeb no restó brillo al toma y daca entre Sordo y Solberg que, disputándose la 2ª posición, se pasaban y se repasaban en su lucha por ésa posición, acabando la etapa 2ª Dani Sordo, con sólo 3.7” de ventaja sobre Petter Solber.

http://youtu.be/vahHuNPKz0g

Por otra parte, la noticia del día fue el tremendo accidente sufrido por un Sebastien Ogier, en el último tramo de la etapa, y cuando iba a un ritmo impresionante, a la vez que innecesario, luchando por los puestos 4º, 5º o 6º, con coches de superiores prestaciones, pero asumiendo unos riesgos totalmente absurdos, ya que con ser el primer S2000, y acabar entre los 10 primeros, para el piloto de Volskwagen era casi como un triunfo. En el equipo le dijeron que la demostración ya la había hecho en la 1ª etapa, y que a partir de ése momento de lo que se trataba era de acabar, haciendo kms. con el Fabia, y que ya llegarían rallyes más favorables a su talento, y no tan rápidos, dada la ausencia de nieve. Pero Ogier no entiende de órdenes de equipo, y esto ya le costó un “despido”.

La tercera etapa, de sólo 3 tramos, sirvió para que Loeb aumentase su ventaja, y para que Petter Solberg hiciese su primer mejor tiempo en el rallye, en su regreso al equipo Ford, y para que Hirvonen, en su lucha por acercarse al podio, hiciese a su vez los 2 primeros mejores tiempos con el Citroën DS3, pero también sirvió para que Solberg perdiese en el 2º tramo 1:46, lo que demostraba que su monta de neumáticos había sido muy arriesgada, ya que le sirvieron para “volar” en el primer tramo, pero al mismo tiempo le hicieron “arrastrarse” en el 2º. De ésta forma, Dani Sordo afianzaba su 2º puesto, acabando la etapa con 1:06.8 de ventaja sobre Petter Solberg. ¿Sería suficiente ésta diferencia con 5 tramos por delante?

La 4ª etapa fue de las típicas del Rallye de Montecarlo tradicional, ya que era de 4 tramos, siendo 2 de ellos el famoso Col del Turini. Si bien éste año se hizo en su versión corta, de algo menos de 25 kms. y no había nieve, lo que le restó espectacularidad e incertidumbre al tramo y a la zona del alto, ya que ésta año no hubo la tradicional “guerra” de bolas de nieve entre los italianos y los franceses.

En todo caso, hay que destacar que el escenario del día, y del rallye en general, no fue, en ningún momento favorable a las posibilidades de Sordo, ya que su coche está muy escaso de evolución, además de que al motor no le habían tocado desde el Rallye de Gales 2011, y esto en un Montecarlo sin nieve, con tramos muy rápidos, hacían titánica la labor de Sordo ya que, si de algo “cojea” el Mini, es de falta de potencia, y con las “subiditas” que hay en casi todos los tramos del “Monte”, si encima las haces sin nieve, y con menos potencia que tus rivales, muchísimo mérito ha tenido el gran rallye que hizo el piloto español.

En la 4ª etapa se trataba de competir y, al mismo tiempo, saber “controlar” a los rivales, y esto es algo que Dani Sordo hizo a la perfección en la última etapa, haciendo gala de una gran veteranía y una evidente madurez ya que, aunque veía cómo se le echaba encima Solberg, no cometió ni un solo error, en una etapa que empezó con un mejor tiempo de Hirvonen, el tercero consecutivo, algo que obligaba a correr a Solberg, ya que Hirvonen venía 4º, echándose encima del noruego en su lucha por ser 3º.

Como dato relevante de cómo se la estaba jugando Dani Sordo, hay que destacar que, a pesar de que la 2ª pasada por el Turini ya se hizo de noche, el cántabro hizo, en esa 2ª pasada un tiempo que fue, respecto al que había hecho de día, sólo ¡¡¡1 décima!!! peor, cuando lo normal, como les pasó a los otros pilotos, es empeorar, aunque sea ligeramente, los tiempos hechos de día. Dani había salido muy “tranquilo” a la 1ª pasada por el Turini y entendió que en la 2ª tenía que “apretar”.

Por su parte, Solberg, para “parar” a Hirvonen, y al mismo tiempo acercarse a Dani, se “tiró” a por todas, y marcó los 3 últimos mejores tiempos de la etapa, quedando al acabar el día a sólo 19.1” de Dani Sordo, una distancia que parecía suficiente para el cántabro, ya que el ritmo de “caza” de Solberg era de unas 6 décimas por km. más rápido que Sordo, y en el último tramo, el del domingo, la “Power Stage”, de sólo 5,16 kms., pensar que Solberg le pudiese sacar 4” por km. a Dani Sordo, máxime cuando la previsión era que el tramo estuviese totalmente seco, parecía imposible. Además, en Ford, que ya habían perdido a Latvala, por lo que para Marcas sólo puntuaría Solberg, no le veían sentido a asumir tantos riesgos con el peligro de perderlo todo.

Pero había que correr la “Power Stage” que, además, da 3, 2 y 1 puntos al 1º, al 2º y al 3º y, con un sol primaveral, Loeb volvió a demostrar que es insaciable, haciendo el mejor tiempo en el tramo, y llevándose 3 puntos a mayores de los 25 que le pertenecían como ganador del rallye; el 2º fue su compañero de equipo, Mikko Hivonen, sumando 2 puntos a los12 del 4º puesto, y 3º un excelente Novikov que, cada vez más “domesticado” por su veterano copiloto, Dennis Giraudet, empieza a cosechar muy buenos resultados, como éste de Mónaco, donde fue 5º, detrás de Loeb, Sordo, Solberg e Hirvonen. Dani Sordo era 4º en el último tramo, superando incluso a Petter Solberg en 9.7”, con lo que al final el noruego se quedó a 28.7 del español.

En el 6º puesto quedó en incombustible Delecour que, además de hacer varios segundos mejores tiempos, tuvo en el último tramo un detalle excepcional, ya que su copiloto y amigo, Dominique Savignoni, se retiraba de la competición precisamente en éste Montecarlo, por lo que a Delecour no se le ocurrió mejor “regalo” que hacerle conducir a él, pasando François a ejercer de copiloto. Genio y figura Delecour.

El 7º puesto fue para el compañero ocasional de Dani Sordo, un Pierre Campana que hizo un buen rallye, superando en algunos tramos al mismísimo Dani, si bien lo hizo en los momentos en los que Dani Sordo estaba más “controlando” que corriendo, ya que el cántabro tenía que defender su posición, sin asumir riesgos.

El 8º fue el “protegido” de Markko Martín, el también estonio Ott Tanak, que debutaba en Mónaco, y no lo hizo nada mal, mientras que el 9º y 10º se lo disputaron, en un final emocionante, dos Campeones del Mundo, uno Junior y el de Producción, Martin Prokop y Armindo Araujo, sin olvidarnos de que durante casi todo el rallye les estuvo superando un sorprendente Per Gunnar Andersson, (doble Campeón del Mundo Junior), con el Protón Satria S2000, pero que un incendio en el motor obligó a abandonar cuando ya tenía la meta, y un excelente resultado, a la vista.

P.G. Andersson, para ser el mejor S2000, y una vez que abandonó Ogier, estuvo luchando medio rallye con la promesa holandesa Kevin Abbring, que pilotaba el 2º Skoda Fabia S2000 oficial, y que finalmente fue el ganador entre los S2000, (un buen regalo de cumpleaños, ya que el día de la 2ª etapa cumplía 23 años…), si bien su victoria sólo tiene para él valor para el resultado del rallye, pero no para el Mundial SWRC, ya que el holandés no está apuntado, algo que sí hizo el irlandés Craig Breen, el ganador de la WRC Academy 2011, y que con un Fiesta S2000 ha sumado todos los puntos para el Mundial, a pesar de hacer sido 2º en Montecarlo; 3º entre los S2000 fue el ganador del Montecarlo 2011, cuando puntuaba oara el IRC, el francés Brian Bouffier.

El rallye ha producido muchas anécdotas, varias de ellas protagonizadas por el simpatiquísimo brasileño Paulo Nobre que, más que un piloto parecía un niño el día de los Reyes Magos; sus declaraciones no tenían desperdicio, si bien las más “enternecedoras” fueron las que hizo cuando, después de no haber visto que Thierry Neuville le quería adelantar, el belga le increpó y el brasileño sólo pudo decir que “él era una vergüenza de piloto…que no tenía nivel para estar allí… y que sentía en el alma haber perjudicado a Neuville por no verle… que bastante tenía con no salirse de la carretera… a pesar de lo lento que iba…«. Todo un caballero, que se granjeó la simpatía de todo el mundo y, como seguirá el Mundial, con su equipo, el Palmeirinha, tendremos más oportunidades de disfrutar de su simpatía y de su “flair play”. Lo que permite tener “pasta”…

En cuanto al “formato del rallye, (se hizo demasiado largo para sólo 18 tramos…), los organizadores ya han anticipado que asumen el error de haberlo hecho de martes a domingo, y que el próximo año volverán a un formato más “concentrado”, en 3 o en 4 días.

La próxima prueba, el Rallye de Suecia 2012, del 9 al 12 de febrero, y en el que Petter Solberg deberá cuidarse de no cometer ningún exceso de velocidad en los enlaces, porque esto le puede costar la descalificación en ése rallye o en cualquier de los próximos 6, ya que en Montecarlo lo cogieron a 106 km/h cuando el límite era de 50… Multa, de 1.400€, y descalificación si vuelve a cometer semejante infracción, (superó en más del 50% la velocidad permitida), algo que ya casi le pasó, precisamente en Suecia, el año pasado cuando, por otro exceso de velocidad le sacaron el carnet de conducir, ya de camino al último tramo, la “Power Stage”, por lo que tuvo que conducir en ése tramo su copiloto, el australiano Chris Patterson. Cosas de un Petter “Hollywood” Solberg que, a pesar de éste “susto”, acabó el rallye encantado con su Ford, del que dice le ha resultado muy fácil llevar por donde él quería. Si es así, en Suecia será un rival a tener en cuenta para la lucha por la victoria…

Por cierto: desde Prodrive ya han enviado un contenedor hacia México, lo que confirma que Mini estará presente allí. ¿Correrá allí Dani Sordo o el coche será para un “millonetis” mejicano? Ni siquiera el propio Dani sabe, a día de hoy, si será él el encargado de viajar al país azteca. Cosas de Prodrive…

Rally de Montecarlo 2012