En España hay algunos pilotos con mucho talento que luchan por llegar a lo más alto posible a base de trabajo y sacrificio. Nadie les regala nada, y todos los días, ayudados por su familia, sueñan con crecer viviendo de las carreras porque pueden, porque son buenos. Os presentamos a un joven con mucho futuro, Alex Novo

Alex Novo nació en Avilés el 21 de Octubre de 1997, fue un niño precoz en cuanto a su afición por las carreras. Tener un padre al que le gusta este deporte, no garantiza que su hijo sea rápido, pero él, con tan solo 3 años, ya era capaz de ganar en la red, con el simulador de F1 que había en casa, a chicos que ya se habían sacado el carnet hace tiempo. Un año más tarde, a los 4, en el circuito de karting que hay en la localidad asturiana de Noreña, Alex Novo se subió por primera vez a un kart de alquiler. Fue breve pero intenso, su timidez natural se transformó en desparpajo, y en esa húmeda pista demostró actitud.

Durante todo un año, se sentó al borde de los peraltes en el mismo lugar, para ver a su progenitor rodar con un kart de 125 cm3. Hasta que por fin, José Miguel, como todos los padres y en base a la ilusión de Alex por tener uno de esos rápidos vehículos, decidió abandonar su afición por la de su hijo. Vendió el kart y le compró uno a Alex para que entrenara en la misma pista por donde él disfrutaba. Como dice la canción, el flechazo fue instantáneo, Alex Novo demostró con 5 años que tenía un talento natural para pilotar. Pero tuvieron que pasar dos años, que aprovechó entrenando tanto en ese circuito como en el Javi Villa en Soto de Dueñas, para que por fin pudiera sentarse en una parrilla de salida.

A los 7 años participó en alguna carrera en el Campeonato de Asturias, y dejó muy buenas sensaciones. Fue en el 2005, con 8 años, cuando corrió el Campeonato de Castilla y León, y de Cantabria, quedando subcampeón y campeón respectivamente. Avalado por los resultado, Alex Novo, entró en el mismo equipo que acogió en sus inicios a Fernando Alonso, el ídolo del niño que buscaba sentarse también en un F1, el equipo Genikart. Con ellos se estrenó en Vic, en el Campeonato de España. Allí logró un resultado espectacular con un quinto puesto. A partir de ese momento Genís Marcó dejó una huella para siempre en la personalidad del niño de 8 años, inculcándole los valores que le irán formando como piloto y persona.

http://youtu.be/pMQYexIZZEs

Que difícil tiene que ser para un niño que persigue una afición, pelear con la presión de ver a su familia asumir importantes compromisos económicos, y sacrificar parte de la vida de todos para perseguir un sueño. Luchar contra pilotos con más capacidad para tener lo mejor, para estrenar motores, o neumáticos en los momentos cruciales… etc., debe suponer un terrible esfuerzo. Pero Alex ha canalizado está forma de trabajar hacia la mejora continua de su rendimiento, haciéndole mejor piloto y creciendo como un gran competidor que tira de su enorme talento. Su único destino, la Fórmula Uno.

Todos los que amamos este deporte y disfrutamos con él, no sabemos el esfuerzo que realizan los niños con tanto futuro como Alex Novo para poder cumplir su sueño, que es ni más ni menos que sentarse en el cockpit de un F1. Nadie sabe, más que los que lo están viviendo junto a él, el sacrificio que representa luchar contra corriente para que llegue a poder ser valorado solo por su talento. Es una pelea diaria para ir cumpliendo metas que parecen montañas.

Para Alex Novo y su padre, una de esas metas, la más inmediata, es conseguir dinero para poder estar compitiendo con las mínimas garantías, para participar en el Campeonato de España, y, si se puede, en el Europeo. El talento y la suerte harán el resto.

Por si alguno os acercáis por allí, Alex Novo estará en el Motorshow Festival 2012 de Zaragoza, el piloto apoyado por Monster, buscará más patrocinios para seguir avanzando, y dar pasos hacia ese futuro tan deseado. En el espectacular evento realizará exhibiciones con su kart de marchas, y en un simulador de F1. Nosotros estaremos.

Desde aquí le deseamos lo mejor para él y para su padre José Miguel, y esperamos que juntos puedan ver cumplido ese sueño. Y el de muchos grandes pilotos asturianos, como Bruno Méndez, Javi Villa, o tantos otros que luchan por un futuro en la categoría reina. Tipos con mucho talento que pueden ser, como Alex, dignos sucesores de Fernando Alonso.

Mucha suerte Alex

Alex Novo