BMW M revoluciona el sector de los deportivos. A partir de ya, el departamento Motorsport de la marca de Munich pondrá a punto los nuevos modelos con motores diesel, ampliando la gama con una revolución de consumos ajustados sin precedentes, y manteniendo todo aquello que les hecho tan deseados. Ahora quizás más.

BMW M ha puesto en la calle y en competición modelos que han sido y son el referente en cuanto a deportividad, prestaciones, y calidad para muchos de los que los hemos soñado. El BMW M3 E30, el BMW M3 E92, el BMW 1M… etc., representan la tecnología, la agilidad, el comportamiento dinámico, la potencia, y la utilidad llevaba hasta la máxima expresión por parte de la marca alemana. Ahora su gama se hace más grande,y a la vez más atractiva, ya que estrena cuatro modelos con el mismo espíritu de siempre, pero que comparten un nuevo y revolucionario motor diesel. Un tecnológico seis cilindros en línea con triple turbo, de 381 cv a 5.400 rpm, y 740 Nm de par entre 2.000 y 3.000 rpm.

Este propulsor hace volar a los nuevos BMW M diesel. El BMW M550d xDrive, el BMW M550d xDrive Touring, el BMW X5 M50d, y el BMW X6 M50d, alcanzan niveles de prestaciones nunca vistos en ningún modelo de gasóleo de la marca. El corazón de estos vehículos, con tecnología M Performance TwinPower Turbo, proporciona más potencia y más par motor, disponibles en un rango de revoluciones mucho más amplio, combinado con un consumo y unas emisiones menores.

Los nuevos BMW M diesel han sido reglados específicamente según modelo, e incorporan de serie la nueva caja de cambios automática deportiva de ocho velocidades, y un sistema de tracción total inteligente BMW xDrive. Aunque la gran revolución es el nuevo motor desarrollado por BMW M Performance. Este propulsor es un seis cilindros en línea de 2.993 cm3 de cilindrada, y monta por primera vez en BMW tres unidades de turbo que garantizan una máxima entrega de potencia en una amplia gama de revoluciones. El funcionamiento de estos turbos, dos pequeños y uno grande, funcionan de manera coordinada para que, a disposición del conductor e independientemente de las revoluciones a las que vaya el motor, entregue la potencia de manera inmediata.

Con este motor diesel, que bate records en cuanto a tamaño y a protección contra peatones, el nuevo BMW M550d xDrive berlina, acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos, tiene un consumo combinado de 6,3 litros a los 100 km, y sus emisiones son de 165 gr/km. El nuevo BMW M550d xDrive Touring, acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, consume 6,4 litros a los 100 km, y emite 169 gr/km a la atmósfera. En cuanto a los Sport Activity, el nuevo BMW X5 M50d acelera de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos, consume 7,5 litros a los 100 km, y emite 199 gr por km recorrido. El nuevo X6 M50d solo necesita 5,3 segundos para ponerse a 100 km/h, consume 7,7 litros a los 100 km, y emite 206 gr/km.

BMW garantiza que sus nuevos modelos M diesel mantienen la filosofía que siempre les ha hecho únicos. Sus propulsores, el sistema de tracción, las suspensiones, la caja de cambios, el chasis, la dirección, el interior, y el exterior no han perdido nada respecto a sus hermanos de gasolina. Siguen siendo los mismos M que aquella empresa fundada en 1972 empezó a crear, y que forman parte de la historia del automóvil.

La única diferencia es que llegaran a más gente.

BMW M diesel