BMW vuelve a abrir la caja de pandora con un nuevo M, el M6. El elegante y afilado vehículo ha pasado por los talleres de motorsport para hacerlo más dinámico, más rápido, y más exclusivo. El resultado un Coupe y un Cabrio dignos de la letra más deportiva de BMW.

El nuevo BMW M6 Coupe, y el nuevo M6 Cabrio ya están aquí. La Serie 6, la más señorial y deportiva de la marca de Munich, por fin ha pasado por BMW M Gmbh. No hay nada como sentarse a los mandos de un M, cada uno de los modelos que incorporan esta letra tienen su propia personalidad, pero todos tienen la misma base y se construyen con la misma intención, ser lo más granado en cuanto a prestaciones y comportamiento de BMW. Y este no iba a ser menos.

Para conseguir ser un vehículo de cualidades dinámicas espectaculares, el nuevo BMW M6, monta un motor V8 con tecnología M TwinPower Turbo colocado longitudinalmente, y con 4,4 litros de cilindrada. Este espectacular propulsor entrega 560 cv entre 6.000 y 7.000 rpm (llega hasta 7.200 rpm), y tiene un par máximo de 680 Nm entre 1.500 y 5.750 rpm.

Estas demoledoras cifras son transmitidas a las ruedas traseras a través de una caja de cambios de doble embrague de siete velocidades, denominada M DKG Drivelogic. Esta tiene tres programas de funcionamiento en cada uno de los dos modos, el D y el S.

El corazón del nuevo BMW M6, tanto en su versión Coupe como en el Cabrio, incorpora soluciones que provienen de la competición. Sistema de sobrealimentación compuesto por dos compresores turbo, sistema de inyección directa de gasolina, regulación variable de válvulas denominado Valvetronic, y regulación continua de los árboles de levas Doble Vanos entre otras cosas. El motor lleva un sistema de refrigeración muy eficiente, y su sistema de lubricación por cárter húmedo permite al M6 soportar elevadas fuerzas centrífugas.

El nuevo BMW M6 acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos en su versión Coupe, y en 4,3 en su versión Cabrio. La velocidad máxima de las dos versiones está limitada a 250 km/h. Si el vehículo equipa el sistema M Driver´s Package, en opción, es capaz de llegar hasta los 305 km/h.

Los magos de BMW M Gmbh han buscado, además de potencia y dinamismo, eficiencia. Esto significa el aprovechamiento máximo de cada gota de combustible. El nuevo modelo M incluye tecnología como la recuperación de la energía de frenado, y el control de la bomba de aceite en función de su caudal. Con estos sistemas es capaz de consumir 9,9 litros a los 100 km, y emitir a la atmósfera 232 gramos por kilómetro, en el caso del Coupe. El Cabrio gasta 10,3 litros a los 100 km, y 239 gr/km.

El chasis del nuevo BMW M6 esta afinado para ofrecer a su conductor unas cualidades dinámicas dignas de sus siglas. El soporte del eje trasero integral está atornillado fijamente a la carrocería, y el eje delantero de doble brazo transversal tiene una cinemática especifica y sus componente han sido fabricados en aluminio forjado. El anclaje del chasis a los dos ejes se realiza con estructuras de soporte de grandes dimensiones, de esta manera las fuerzas dinámicas actúan de forma homogénea sobre la carrocería. El chasis y los reglajes del nuevo BMW M6 han sido realizados en base a la experiencia de M en los circuitos y en carretera, y las duras pruebas realizadas en el Circuito de Nurburgring Nordschleife.

Los amortiguadores de serie del nuevo modelo son electrónicos, y se regulan en función de la conducción, de las condiciones de la carretera, o de las preferencias de su conductor. Este último puede seleccionar entre tres mapas diferentes. La servodirección se adapta a la velocidad del vehículo, esta reglada por M, y también puede ser personalizada.

Una de las grandes novedades de nuevo M6 son los frenos de material compuesto, en los que se mezclan el carbono y la cerámica. Las ventajas de estos discos autoventilados y perforados son enormes, las más importantes son el poco peso, que influye en las masas no suspendidas ya que son 19,4 kilos más ligeros, dosificación muy precisa, y resistencia al desfallecimiento. Las pinzas que muerden los discos de 410 mm en el caso de los delanteros, y 396 mm en el de los traseros, son de seis pistones, y están pintadas en azul metalizado. Estos se ofrecen como opción, y siempre combinados con las llantas de 20 pulgadas.

En cuanto al interior, el nuevo BMW M6 no defraudará a nadie, porque el Serie 6 ya es uno de los vehículos más espectaculares de la marca en ese aspecto. El lujo, el confort, y la deportividad, se combinan a partes iguales.

Un pepino con clase.

Nuevo BMW M6