Alex Novo ha sido la persona más joven en España en sentarse en un coche de la Euro Racecar Touring Euroseries. Catorce años tiene este chico asturiano de Avilés que pilotó por primera vez en su vida un vehículo de competición con embrague, palanca de cambios y sin servofreno. Os dejamos el vídeo de su día en Pau Arnos

Alex Novo se puso a los mandos de un Nascar Euroseries en un test hace hoy casi un mes. El joven de catorce años, apoyado por curvasenlazadas, se desplazó desde Asturias hasta la localidad de Arnos, lugar donde le esperaba un circuito estrecho y retorcido. Allí se enfrentó a dos retos. El primero, sentarse por segunda vez en un turismo, la primera vez que lo hizo fue en un Renault Clio de su padre en Cisvial. Y la segunda pilotar en un test y ante los ojos de los organizadores de la Euro Racecar Toruring Euroseries, un vehículo de 450 cv, un pepino en condiciones, con un volante que, dado el tamaño del piloto, parecía una paellera. En el vídeo de Alex Novo con el Nascar se puede apreciar perfectamente lo pequeño que es él y lo grande que parece el interior del vehículo.

Los protagonistas de nuestro artículo Una historia de carreras, Alex Novo y su padre, se fueron a Francia con la intención de buscar alternativas a un año, que por circunstancias económicas, esta siento muy duro para encontrar apoyos para competir. De momento los organizadores de las Euro Racecar Touring Euroseries se han quedado alucinados con la soltura de Alex Novo en las pocas vueltas que pudo dar. Y quien sabe si en un futuro cercano podemos verlos competir con el monstruo al que se enfrentó.

Os dejamos el vídeo y las sensaciones que Alex Novo tuvo con el Nascar:

Nascar Europe y curvasenlazadas me dieron la oportunidad que todo chico de 14 años que quiere correr soñarìa. Conducir en un circuito un Nascar de 450 cv,casi 6000 c.c y motor V8.He de decir que para mí tener que embragar y meter marchas ya era algo novedoso, por lo que me ha costó un poco adaptarme a la situación que se me presentaba en el Circuito de Pau-Arnos- Francia. Todo el mundo me decía lo difícil que era conducir del coche, lo potente que era y el cuidado que había que tener con ese motor descomunal.

Me insistían en que no podía dar gas a la ligera, que frenara con tal técnica, mucho cuidado con esto o lo otro, y he de reconocer que inicialmente estaba atemorizado por liarla. Una vez salí de boxes, le di gas, escuché un ruido bestial y empezó a tirarme el cuello, algo que nunca había experimentado. Tantas fuerzas G, es impresionante¡¡. Poco a poco fui cogiendo confianza y cuando llevaba 5 vueltas parecía que el terror que me causaba ya había desaparecido. Casi que le tenía cariño a la bestia.

Tuve una segunda oportunidad de jugar con el V8 al que tanto temía, salí más relajado y empecé a darle más caña, aunque no quise ponerlo al límite, mi familia no se podría permitir un accidente, pero sí apuré más y empecé a divertirme de verdad. Cuantas más curvas iba tomando, más me gustaba la sensación, y el miedo fue desapareciendo. El coche respondía muy bien a las apuradas de frenada, y hasta me pareció hasta dócil.

Lo que he vivido ha sido increíble. Solo por estos momentos ya merecieron la pena 10 años de karting, lo tengo muy claro, quiero repetir por favor. Esto es lo que pensaba en la última vuelta, sintiéndome algo más cómodo. Hasta que la tanda finalizó y me dieron la bandera a cuadros. Entré a boxes y se acabó la maravillosa experiencia.

Sé que me quedan muchas por vivir, pero como sean como ésta… Me encanta este deporte.

Puedo decir bien alto; tengo 14 años y he pilotado un Nascar V8.

Prueba de Alex Novo con un Nascar Euroseries