La temporada de rallies de asfalto empezó en Canarias igual que en los 3 últimos años, con la victoria de Miguel Fuster, que empieza la defensa de su título con un triunfo que le sitúa, un año más, como uno de los favoritos a ganar el campeonato; Luis Monzón fue 2º y Sergio Vallejo 3º.

El Rally Islas Canarias 2012, que también era puntuable para el Europeo y para el IRC, tuvo muy pocos inscriptos en el Campeonato de España, a pesar de la presencia de 6 coches de la Copa Twingo R2, si bien estuvieron los 3 candidatos al título, como son Miguel Fuster, Sergio Vallejo y Alberto Hevia, sin descartar la presencia de algún ‘outsider’, como fue el caso del excelente piloto andorrano Joan Vinyes que, en el caso de fallar los candidatos, o quedarse sin presupuesto para hacer todas las pruebas, algo probable viendo la situación en la que están casi todos los equipos, podría tener su oportunidad de luchar por el nacional de rallies de asfalto.

Deportivamente hablando, el rallye tuvo muy poca historia, ya que el triunfo de Fuster no peligró en ningún momento, teniendo el alicantino, y actual Campeón de la disciplina, un rallye bastante ‘tranquilo’, ya que ninguno de sus rivales consiguió inquietarle, a excepción del efímero liderato de Sergio Vallejo, después de hacer el mejor tiempo en el primer tramo del rallye, una ‘Súper Especial’ de sólo 1,5 kms., un ‘scratch’ que, por cierto, es el primero que se consigue en España con neumáticos Kumho, las gomas que llevará el gallego ésta temporada, gracias al apoyo de la empresa ASR Tyres del empresario gallego Alfonso Salgueiro.

Por su parte, el asturiano ‘Berti’ Hevia no estuvo nunca en los tiempos de los mejores, con un coche que no iba ‘redondo’, lo que le obligó a abandonar de forma prematura, en la 1ª etapa, por culpa de una avería eléctrica.

El que tampoco tuvo suerte en el debut del ‘engendro’ con el que correrá ésta temporada fue el cántabro Eugenio Mantecón, ya que, a pesar de la excelente estampa, e impecable aspecto, de su ‘prototipo’ Polo con motor de Evo, problemas de motor, (un inyector), y no sólo no hizo ni un solo tiempo ‘decente’, sino que abandonó, también en la 1ª etapa, dejando para el rallye de su casa, el próximo del Campeonato, la posibilidad de demostrar el potencial de éste coche, que es toda una incógnita.

Lo más sorprendente fue la actuación del piloto local Luis Monzón que, una vez más, y en una situación que, aún siendo legal, es poco ‘ética’, deportivamente hablando, ya que es el organizador del rallye, y por lo tanto es el 1º en saber qué tramos se van a correr, y por ello puede entrenarlos tantas veces como quiera, una circunstancia que, si con el conocimiento de los tramos que tiene un piloto de 46 años, como en su caso, puede ir de ‘memoria’, lo que no conseguirá siendo el 1º en enterarse por dónde se va a correr.

En cualquier caso, a Monzón, que corrió con un 207 S2000, no se le puede negar el gran mérito de, teniendo 46 años, y después de 4 de inactividad, (al menos en rallies), volver al ‘redil’ y superar a pilotos con monturas similares, como fueron los casos de Alberto Hevia y Jonathan Pérez, haciéndose con un sorprendente 2º puesto en la nacional, que fue un 3º en el IRC.

En 2 ruedas motrices ganó el de siempre, Joan Vinyes, mientras que en la Twingo pasó de todo, ya que el primer líder, Roberto Ballestero, después de hacer los 3 mejores tiempos en los 3 primeros tramos, y cuando llevaba una cómoda ventaja de medio minuto, se dio un golpe muy fuerte contra un talud, (iba muy ‘pasado’), teniendo que abandonar, dejando el liderato en manos del cántabro Marcos Diego que, a pesar del ‘acoso’ del Campeón canario Marco Lorenzo, pudo mantener, entre otras cosas porque Lorenzo volcó, de una forma bastante inverosímil, teniendo que abandonar.

http://youtu.be/MjSAStsJ45Y

Por último, comentar que el gallego Iván Ares, que debutaba con su nuevo Porsche GT3, tuvo que abandonar, cuando iba 4º, volviéndose de ‘vacío’ del viaje a Canarias, a pesar del gran esfuerzo económico que había significado para él.

Respecto al IRC, hay que dejar meridianamente claro que los 2 pilotos que vinieron a disputar la victoria, Jan Kopecky y Andreas Mikkelsen, ambos con un Skoda S2000, demostraron una vez más que, cada vez que los españoles se enfrentan a pilotos extranjeros de cierto nivel, incluso en situaciones favorables y, teóricamente con máquinas más eficaces, (Porches contra S2000), llevan un ‘rapapolvo’ de cuidado.

Y es que los nuestros no fueron capaces de ganarle ni un solo tramo a los ‘guiris’ que, además, nos ofrecieron una lucha a la décima de segundo, demostrando que están a otro nivel, y que para explicar semejante paliza es mejor no poner excusas, porque entonces el ‘ridículo’ de los nuestros sería aún mayor.

La victoria fue al final para Jan Kopecky, si bien el que había hecho todo para llevársela fue Andreas Mikkelsen, si bien el noruego, cuando se encaminaba hacia una victoria que sería la 1ª en asfalto para él en el IRC, tuvo un problema de motor, que le hizo perder más de medio minuto en el último tramo, y con el una victoria que, además de merecida, tenía ya prácticamente a la vista.

Cosas de las carreras que, a pesar de estar al borde de las lágrimas, el joven noruego encajaba con deportividad y resignación, si bien, a pesar de perder un rallye que tenía casi ganado, sigue como líder del IRC, un certamen en el que defenderá el título logrado en la temporada pasada, si bien el destino de éste gran piloto es el Mundial de rallies, en el que es muy posible que ya tenga encima de su mesa, un ‘borrador’ del contrato que le ofrecerá Volskwagen para que haga con ellos, y como compañero de equipo de Ogier, el Mundial.

Mikkelsen representa el ‘paradigma’ del piloto ideal para una marca, ya que a su talento innegable, une mucha experiencia a una juventud insultante, (tiene 22 años y a los 18 ya estaba corriendo en el Mundial WRC), una educación exquisita, una gran capacidad para aprender y para progresar y, por si faltaba algo, cumple con los ‘cánones’ de belleza occidentales, ya que, por ‘presencia’, el joven noruego perfectamente podría ser un actor de cine de fama internacional. El chico, sinceramente, creemos que lo tiene todo para ser una estrella. Y nosotros estamos convencidos de que lo será.

En cuanto al nacional de rallies tiene la próxima cita dentro de 2 meses, el 18 y 19 de mayo, en Cantabria, una fecha que convierte en aún más absurda la del Islas Canarias, ya que dejar 2 meses entre rallye y rallye, está claro que no es hacer un calendario ‘equilibrado’, y haber hecho coincidir el inicio de los campeonatos de asfalto y de tierra, en el caso de éste con el agravante de ser en una cita doble, quedando ahora por medio tantos fines de semana sin carreras es, igual que tantas cosas que hace la REFEA, un despropósito.

Así nos va; 17 coches acabaron en Canarias dentro del Campeonato de España, siendo 7 de ellos canarios, y que no seguirán el nacional, mientras que, si hablamos de la tierra, la situación es aún más ‘desoladora’, ya que el primer día sólo acabaron 11 pilotos, y el segundo día 12. ¿Esto se puede considerar Campeonato?

¡Qué recuerdos de aquél gran nacional de tierra que disfrutamos hace algunos años!

Rally Islas Canarias 2012