BMW ha presentado el i8 Spyder Concept, un deportivo en el que se basará el futuro pasional de la marca. El pensamiento inteligente, los materiales avanzados, y las técnicas de construcción innovadoras se fusionan en este espectacular roadster de alto rendimiento, eficiente, y económico. El i8 Spyder Concept está aquí.

Aunque directamente relacionado con el BMW i8 Concenpt presentado a finales del verano del año pasado, el BMW i8 Spyder Concept es un biplaza, con una corta distancia entre ejes, puertas ascendentes y giratorias, y con soluciones innovadoras, como los dos pequeños patinetes eléctricos debajo del portón trasero transparente. Un descapotable ligero, dinámico, eficiente, conectado con sus ocupantes, y con una estética rompedora como lo de su hermano de techo cerrado, que llenó las pantallas de todos los cines del mundo apareciento en la película de Misión Imposible 4.

El BMW i8 Spyder Concept combina un diseño bonito e inteligente, con tecnologías que utilizan la electricidad y los combustibles tradicionales, pera conseguir unas prestaciones de deportivo de alta alcurnia, con un consumo no superior al de un utilitario. El nuevo BMW de un futuro cercano es impulsado por un motor eléctrico de alto rendimiento, y una mecánica de gasolina. La batería de ión litio puede ser cargada en un cortísimo especio del tiempo desde un enchufe convencional, y tirando únicamente de este sistema se pueden recorrer 30 km. El rendimiento del conjunto son unos espectaculares 354 cv, que unido al ligero peso del BMW i8 Spyder Concept y su bajo centro de gravedad promete lo que BMW siempre ha ofrecido con sus vehículos deportivos, dinamismo, prestaciones, y diversión.

El motor eléctrico, que se carga en dos horas en un enchufe de casa, está colocado en la parte delantera, tiene una potencia de 131 cv, y se combina con un propulsor de gasolina de tres cilindros que entrega 223 cv. La potencia total se envía a las ruedas traseras. Los dos corazones del BMW i8 Spyder Concept suman 354 cv, y un par de 550 Nm. Esto permite al biplaza acelerar de 0 a 100 km/h en 5 segundos, y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h. El consumo es de tres litros de gasolina cada 100 km, y la distribución de pesos es de 50:50.

El nuevo concepto deportivo de BMW está construido como el BMW i8 Concept, utilizando la innovadora arquitectura LifeDrive, donde el vehículo se compone de varios módulos de distintos materiales. El Life, la zona destinada al compartimento de los pasajeros, está fabricado en CFRP, fibra de carbono reforzada con plástico que le da una enorme ligereza. El Drive, está fabricado en aluminio y este módulo lo componen el motor, chasis, y estructura de seguridad. Este sistema da un resultado sorprendente en cuanto a poco peso, rigidez estructural, y seguridad ante impactos.

El exterior de BMW i8 Spyder Concept tiene un aspecto claramente dinámico, ya que está formado por enormes paneles de carrocería, y numerosos componentes aerodinámicos, spoilers, aeroflaps, y cortinas de aire, lo que le hace sumamente eficiente contra el aire.

Su interior, donde se combina el plástico, el carbono, y la piel, está lleno de soluciones innovadoras, y lo forman tres niveles con distintas funcionalidades. La interconexión entre superficies y líneas es una de las características principales del diseño interior. El exterior, donde los marcos del BMW i8 Spyder Concept forman parte de la estructura de apoyo del vehículo. El interior ´confort`, compuesto por los asientos, y huecos para el almacenaje. Y el puesto conducción, formado por el panel de instrumentos, la columna de la dirección, el volante, el display donde se proyecta la información, y los elementos de control.

La movilidad inteligente y deportiva del BMW del futuro anda cerca

BMW i8 Spyder Concept