Las cosas siguen de acuerdo con la previsto, y en el cuarto Gran Premio de la temporada, los Ferrari siguen atrás y los monoplazas equipados con motor Mercedes delante. Los únicos que parecen estar en condiciones de incomodar a los motores de la estrella son los que llevan motor Renault, en especial Vettel.

Si con los datos que tenemos ahora mismo en la mano hubiese que extrapolar al resto del campeonato lo que se ha visto en los primeros entrenamientos del Gran Premio de Barhein 2012, reforzado y aumentado por lo que ha sucedido en las 3 primeras carreras de la temporada, parece claro que, para ‘bajar’ a los motores Mercedes de la zona alta, hará falta algo más que trabajo y algo más que ingenio, por lo que no debería de extrañar que el ‘tío’ Bernie se saque de la ‘manga’ a mitad de la temporada alguna nueva normativa para ‘capar’ a los motores alemanes porque, si no lo remedian antes, la Fórmula 1 de la temporada 2012 parece encaminada a una lucha entre motores Mercedes, los que llevan los McLaren y los propios coches del equipo oficial, sin descartar, visto lo visto en los primeros compases de Barhein, que incluso una escudería menos ‘potente’ como es Force India, se acabe metiendo delante, como lo hicieron en los primeros entrenamientos libres del 4º Gran Premio de la temporada, todo ello, también hay que decirlo, con alguna opción para los monoplazas que montan motor Renault que, aunque aún no han acabado por ‘rematar’ la jugada, siguen cerca de los mejores puestos.

Lógicamente todos los circuitos no son iguales, y en algunos, como en Mónaco, Canadá o Hungría, los buenos pilotos, como Fernando Alonso, podrán hacer algo más contra el aplastante dominio de los motores de la estrella, sin descartar que en otros, y gracias a algunas mejoras, los monoplazas que hasta ahora no han podido presentar batalla, puedan estar un poco más cerca de los dominadores del principio de temporada. Pero para ello los que van atrás, como es el caso de Ferrari, tendrían que dar un salto hacia adelante muy importante, y los que van delante, como McLaren y Mercedes, tendrían que ‘dormirse en los laureles’, algo que, conociendo a ésas escuderías, nos parece totalmente improbable.

En los primeros entrenamientos libres celebrados en Barhein, el más rápido fue el líder del Mundial, Lewis Hamilton, autor de las ‘poles’ en la clasificación del Gran Premio de Australia 2012 y en Malasia, y todo ello a pesar de haber dado en Shakir sólo 11 vueltas; 2º quedó, a algo menos de 4 décimas, el actual Campeón del Mundo, Sebastién Vettel que, después de rodar el doble de vueltas que Hamilton, parece que empieza a ‘entender’ al nuevo Red Bull, un monoplaza con el que todavía no se encuentra muy cómodo, pero con el que parece que, pasito a pasito, está acercándose a los lugares del podio. Aunque no lo tendrá nada fácil.

Como dato para la estadística, y para reforzar lo comentado en el primer párrafo, hay que destacar que entre los 10 primeros coches de los primeros entrenamientos libres hay que contar a 6 monoplazas con motor Mercedes, el 1º, 3º, 4º, 5º, 6º y 7º, y 4 equipados con motores Renault, el 2º, 8º, 9º y 10º, de tal forma que el único que se ‘atrevió’ a meterse entre los Mercedes ha sido, miren por donde, un alemán, Vettel, 2º.

¿El primer Ferrari? Pues para encontrarlo hay que bajar hasta el 11º puesto, y no ha sido el de Fernando Alonso, sino el del mejicano Sergio Pérez; Alonso acabó 13º y Massa 15º, lo que sigue confirmando que el único milagro de Ferrari, perdón, de Alonso, fue haber ganado en Malasia, si bien las condiciones de carrera que se dieron en Sepang es muy difícil que se vuelvan a repetir durante lo que queda de temporada.

En cuanto a los segundos libres, prácticamente más de lo mismo, si bien el más rápido ésta vez fue Nico Rosberg que, después de la exhibición de Shangai, con ‘pole’ y victoria, no parece haber perdido un ápice de competitividad en el circuito de Shakir, si bien hay que resaltar que el 2º mejor tiempo de Vettel en los primeros libres no ha sido un espejismo, ya que en los segundos libres su compañero Webber fue 2º y Vettel 3º, siendo los 2 únicos monoplazas, tanto en la 1ª como en la 2ª tanda de libres, que fueron capaces de meterse entre los equipados con motor Mercedes.

El 4º tiempo más rápido fue para Lewis Hamilton, por delante de Schumacher, 5º, y Button 6º, apareciendo el primer Ferrari con el 7º mejor tiempo, pero en vez de ser Fernando Alonso, fue el del japonés Kamui Kobayashi, que superó al español en ésta tanda en apenas 38 milésimas; el asturiano, 8º, quedó por delante del Lotus Renault de Romain Grosjean, que a su vez superó al mejicano Sergio Pérez, que acabó 10º.

De ésta 2ª tanda hay que destacar la ausencia de los 2 Force India, que en la 1ª tanda de libres habían quedado entre los 10 primeros, ya que el equipo decidió marcharse del circuito antes de tiempo, para poder llegar a su hotel, que está en una zona algo ‘complicada’, por culpa de los disturbios que hay en el país, y no quieren asumir ningún tipo de riesgos. En cualquier caso, aseguraron que harán la calificación y la carrera. Massa, por su parte, fue 12º, por delante de Kimi Raikonen.

Analizando las 2 primeras tandas, hay varias cuestiones que parecen indiscutibles, y entre ellas destaca que los Mercedes siguen muy fuertes, y que Nico Rosberg está s´úper a gusto en uno de sus circuitos ‘talismán’, ya que el año de su debut en la Fórmula 1 marcó aquí, con un Williams, la vuelta rápida en carrera, además de que en Barhein fue donde se consagró como Campeón de la GP2; además, hay que constatar la mejora de los Red Bull que, si en China ya empezaron a ‘meter’ la cabeza entre los mejores, en Shakir parecen decididos, incluso, a luchar por el podio.

Mañana queda un entrenamiento libre, y la tanda de calificación para la parrilla, en la que Fernando Alonso parece que, una vez más, tendrá que considerar como un éxito si consigue meterse en la última tanda, en la Q3, un premio menor para uno de los mejores pilotos de la parrilla, y para uno de los equipos que debería ser una referencia en el Mundial de F-1.

Libres Gran Premio de Barhein 2012