En el Gran Premio de Mónaco todo es tan distinto que hasta los primeros entrenamientos libres son los jueves y el viernes no hay ninguna actividad de Fórmula 1 en la pista. Las cosas han empezado bien para los Ferrari y los McLaren, y mal para los Red Bull. ¿Habrá sexto ganador distinto de la temporada?

Si hay un Gran Premio único, en todos los sentidos, éste es el de Mónaco. Y sus peculiaridades empiezan los jueves, ya que ése es el día en el que empieza la actividad de la Fórmula 1, con la celebración de los 2 primeros entrenamientos libres. El motivo no es otro que, con varias carreras de ‘teloneros’, y necesitando abrir el circuito a los vecinos de la lujosa villa, para que puedan entrar y salir de sus casas, no cabe tanta actividad en los 3 días habituales de un Gran Premio, de ahí que la Fórmula 1 empiece el jueves, descanse el viernes, para volver el sábado y el domingo a su ritmo y horarios habituales.

En los primeros entrenamientos libres, y demostrando que las quinielas que le dan como favorito no van desencaminadas, el más rápido fue Fernando Alonso, un piloto que se crece en las calles su ‘otro’ Principado, y que suple con talento y valentía las carencias de su coche. El Ferrari del asturiano ha mejorado, esto es evidente, pero no tanto como para justificar su liderazgo, compartido con Vettel, ni sus actuaciones en los Grandes Premios disputados en las últimas semanas.

Sin embargo, aunque en circuitos tradicionales el Ferrari todavía ‘sufre’, los caprichos del calendario darán al equipo de Maranello un ‘balón’ de oxígeno, en forma de tiempo para seguir trabajando en el monoplaza para hacerlo tan competitivo como los mejores, ya que, después de Mónaco, donde el piloto es más importante que el coche, vendrán los Grandes Premios de Canadá y Valencia, de tal manera que serán 3 carreras seguidas en circuitos urbanos que, si bien en los casos de Canadá y Valencia no son de las mismas características de Mónaco, pero si son circuitos muy diferentes a los ‘tradicionales’ que vendrán después, como Silverstone, Hockenheim, Spa…

Con Alonso demostrando en los primeros libres que llegó a Mónaco para ganar, por detrás suyo quedaron Romain Grosjean, Sergio Pérez, Lewis Hamilton, Pastor Maldonado, Felipe Massa, Kamui Kobayashi y Jenson Button; para encontrar al primer Red Bull, el de Sebastién Vettel, hay que bajar al 9º puesto, por delante de Nico Rosberg y Michael Schumacher. El alemán, (Vettel), no escondió su decepción al acabar los libres, al ver dónde está y lo complicado que ve estar más adelante. Y que el Red Bull sufra tanto en un circuito como el de Mónaco, no sólo es una mala noticia para el equipo, sino que también lo es para el piloto.

En losa segundos libres, aunque le dio tiempo a Jenson Button, calzado con ‘súperblandos’, para mejorar el tiempo de Fernando Alonso de los primeros, y al propio Alonso a prácticamente repetirlo, la aparición del lluvia, que puede volver el sábado en los entrenamientos de clasificación para la parrilla, condicionó totalmente la sesión, complicando las cosas y, lógicamente no permitiendo que se bajasen los tiempos. Y es que si rodar en seco en Mónaco tiene sus ‘intríngulis’, hacerlo en agua ya de ir de ‘soponcio’ en ‘soponcio’…

Como decíamos, el más rápido en los segundos libres fue Jenson Button, por delante de, (otra vez el 2 más rápido), Romain Grosjean, Felipe Massa, Fernando Alonso, Pastor Maldonado, Nico Rosberg, Mark Webber, Kamui Kobayashi y Michael Schumacher. ¿Dónde estaba Vettel? Pues 10º, por delante de Lewis Hamilton, si bien hay que reconocer que la lluvia estropeó sus ‘intenciones’, en ambos casos, y no pudieron completar al trabajo previsto, ya que es difícil aceptar verles tan atrás cuando, sin duda, serán 2 de los rivales más duros que tendrá Fernando Alonso para poder ganar en Mónaco.

De cara al sábado, y siendo la clasificación para la parrilla fundamental, ya que en Mónaco es prácticamente imposible adelantar, ver la batalla por entrar en la Q3 será de las que hacen afición y marcan una época, oque viendo la igualdad que hubo en Montmeló, pensamos que en Mónaco, algunos pasarán a la Q3 por milésimas, y que ya en la Q3, algunos puestos también se decidirán por milésimas.

Entre las anécdotas, destacar que Fernando Alonso estrena en casco ‘especial’ en Mócaco, de color blanco y oro, lleno de ‘detalles’, todos ellos con una explicación ‘lógica’. En el aparecen muchos números, como el 78, (la cantidad de vueltas del Gran Premio), el 28, (su cantidad de victorias en la Fórmula 1), el 30, (su edad), el 70, (que es el nº de veces, contando ésta carrera, que se ha corrido en Mónaco), el 5, (el nº de su monoplaza), el 14, (el nº ‘fetiche’ de Alonso), el 20, (la cantidad de ‘poles’ que lleva el asturiano en la F-1), el 75, (que es la cantidad de podios que lleva Alonso en la F-1), el 27, (es el día que éste año se corre en Mónaco), y el 19, (que es la cantidad de vueltas rápidas que lleva cosechadas el asturiano). En su casco ‘especial’ para Mónaco, hay una clara referencia a Asturias, ya que incluye una moneda, que está en la Catedral de Oviedo, con la inscripción, en latín, ‘Hoc tuetur segno pio. Hoc vincitur segno inimicus’, que quiere decir ‘Éste signo protegerá al pío. Con éste signo el enemigo será vencido’. Además de todos estos detalles, no faltna las referencias al casino de Mónaco o a los yates, ni al Ferrari con el que el británico John Surtess ganó el Mundial en 1.964.

El sábado creemos que habrá que escribir: ¡Qué calificación la de aquél día¡

Gran Premio de Mónaco Libres