Nissan ha realizado un marketing estupendo con su GTR. Los pensadores de la marca japonesa tuvieron al 911 Turbo en su punto de mira todo el tiempo y así lo transmitieron al público. Para sacarnos de dudas Drivex TV ha realizado una vuelta rápida en el Jarama. Os dejamos el vídeo.

Entre 1969 y 1974, y de nuevo entre 1989 y 2002, Nissan construyó un deportivo mítico, un vehículo de alto rendimiento que logró fama mundial en las carreteras y en los circuitos de todo el planeta. De las cinco series que se fabricaron del Nissan Skyline GTR, la más recordada, por reciente, y la que más se parece al Nissan GTR que prueba Drivex TV en el Jarama, es la que se fabricó entre 1999 y 2002, la que se denomina R34, con tracción total y motor con turbocompresor.

Desde aquel precioso automóvil Nissan pasó unos cuantos años sin tener un deportivo en condiciones hasta diciembre del 2007, que fue la fecha en la que se lanzó en Japón. El Nissan GTR fue el proyecto personal de un hombre que ha revolucionado Nissan. El consejero delegado y uno de los grandes accionistas de la compañía japonesa, el Sr. Carlos Ghosn. Este empresario puso Nissan pasa arriba, la hizo rentable y fue el gran impulsor del proyecto Nissan GTR, un súper coche asequible.

El Nissan GTR, que prueba Drivex TV en el vídeo y con el que realiza la vuelta rápida en el Jarama, se presentó como concepto en el Motor Show de Tokyo en el 2001. Sin embargo no fue hasta cuatro años después, en el 2005 y en el mismo Salón, cuando el público puedo ver el prototipo del Nissan GTR. Un automóvil muy parecido al que se iba a producir en serie.

La intención de Nissan fue ponerle las cosas difíciles a los caros y exclusivos deportivos europeos, y más concretamente al Porsche 911 Turbo. Así que se plantó en Nurburgring Nordschleife con un GTR y con su piloto estrella Toshio Suzuki, y reventó no solo el tiempo del Porsche 911 Turbo sino también del Porsche 911 GT2. El deportivo estrella de Nissan paró el crono en 7:29.03, 9 segundos más rápido que el 911 Turbo, y de paso le calzó 2 segundos al GT2 pilotado por Walter Rohtl.

Esta guerra de tiempos en el Infierno Verde hizo que a Porsche le saltaran todas las alarmas y por ello se desataron todo tipo de especulaciones. Para comprobar los datos Porsche compró un GTR, lo metió en Nurburgring y denunció públicamente que su ingeniero de chasis no logró bajar de 7:54, y por consiguiente Nissan hizo trampas montando slicks en un coche de serie o utilizando un vehículo que no era una unidad de producción. A lo que Nissan respondió con muy buen criterio que deberían haber comprado su Nissan GTR con la opción de neumáticos Dunlop y que de paso utilizaran para intentar igualar sus tiempos un piloto de la talla de Toshio Suzuki.

Después de tantas dudas en Drivex TV van a dejarnos las cosas claras, ya que han realizado la prueba del Porsche 911 Turbo con PDK en el Jarama unos años antes. Con el deportivo alemán lograron parar el crono en 1:46.2.

El final de la historia, después del vídeo del Nissan GTR.

Drivex TV prueba el Nissan GTR