La novena victoria de Loeb en Alemania, y el noveno título del francés que está al caer, ya que quedan sólo 4 rallies, y Loeb le saca 54 puntos al 2º, que es su compañero Hirvonen, y 95 al 3º, que es Solberg. Entre sus aciertos y los errores de sus rivales, Loeb, si no lo es, parece imbatible. ¿Se retirará?

Después de lo que estamos viendo ésta temporada, con 7 victorias de Loeb en 9 rallies, parece difícil que se cumplan nuestros pronósticos respecto a que en el Rallye de Francia el multicampeón francés podría anunciar su retirada de los rallies. ¿Quién se va a retirar ganando tanto y, aparentemente, con tanta facilidad? Y decimos aparentemente porque, aunque sigue habiendo quien sostiene que el Mundial actual no tiene nivel, la verdad es que tanto Loeb como sus rivales corren que se las pelan pero, mientras el francés parece una máquina de ganar rallies, cometiendo muy pocos errores durante la temporada, sus rivales le ponen cada vez las cosas más fáciles, cometiendo errores en todos los rallies, entre otras cosas, porque para ganar al galo hay que correr. Y mucho. Y cuando se corre mucho, se cometen pequeños errores, que se pagan muy caros. Y cometiendo errores, sus rivales siguen lacilitando los triunfos de Loeb que, por cierto, ya van por 74… Los que en las épocas de Sainz, McRae y Kankkunen discutían quién era el mejor, con 24, 25 o 26 victorias, ¿qué dirán ahora, con las 74 de Loeb?

La cuestión es que en Rallye de Alemania Loeb volvió a demostrar que es prácticamente imbatible, tanto en tierra como en asfalto; en la cita germana, se encaminó hacia la victoria con 3 mejores tiempos seguidos en los 3 primeros tramos, poniendo a los pilotos de Ford en fila detrás suyo, pero ya a distancias difícilmente recuperables en los rápidos tramos de la Alsacia alemana. Y, si alguna ‘ayudita’ le faltaba, en el primer tramo de la 2ª etapa se dio la circunstancia de que Loeb lo hizo justo por delante de la inesperada lluvia, (iban todos calzados con seco), mientras que sus perseguidores lo hicieron con un cada vez más intenso chaparrón, lo que les hizo perder casi medio minuto con Loeb, decidiendo el rallye a las primeras de cambio, porque ir 45” por detrás del francés, cuando ni siquiera se había cubierto la mitad del rallye, es como para tirar la toalla.

Haciendo 9 mejores tiempos en los 15 tramos del rallye, y para colmo haciendo incluso el ‘scratch’ en la ‘Power Stage’, sumando a su casillero los 3 puntos que da ésa prueba al ganador, Loeb sólo dejó las migajas para sus rivales, unas migajas que, mediado el rallye, parecía que iba a recoger Dani Sordo que, después de hacer el mejor tiempo en el 8º tramo, con el que se colocaba 3º, veía como, por culpa de un pinchazo ‘lento’, tenía que parar a cambiar el neumático en el tramo más largo del rallye, el temido ‘Panzerplatte’, de 46 kms.
La pena del pinchazo de Dani Sordo fue que, en esa misma 1ª pasada por Panzerplatte, caía Petter Solberg, (arrancó la rueda trasera derecha), lo que habría colocado al cántabro del Mini en una preciada, y preciosa, 2º plaza. Pero todo son desgracias en la casa del pobre, y Dani pasó de ser 2º a caer a la 6º plaza, un mal menor en todo caso, si lo comparamos con lo que pasó en la 2ª pasada por el tramo de entrenamientos de los tanques Panzer, en el que Dani se fue muy largo en una rápida curva de derechas, pegando con el lateral izquierdo del Mini contra un pequeño obstáculo, lo que le ‘catapultó’ contra un pequeño petril que había muy poco más allá, contra el que chocó de frente, rompiendo el radiador, y acabando allí sus opciones de acabar en el podio. Una pena, porque Dani iba de menos a más, superando la primera situación de confusión de su equipo que, una vez más, no sabía qué neumáticos utilizar en los primeros tramos, lo que llevó al de Puente San Miguel a empezar el rallye tomando muchas más precauciones de las que hubiese querido, ya que su idea era salir a por todas, ya que sólo le valía como resultado un puesto en el podio.

Fuera de carrera Dani Sordo mediado el 2º día, y después de los ‘fogonazos’ de Petter Solberg y Thierry Neuville, Jari Matti Latvala se ‘encontró’ con una inesperada 2ª posición, que mantuvo hasta el final, pero en la que acabó a ‘años luz’ de Loeb: a 2 minutos… En cualquier caso, y a pesar de su salida de carretera, hay que destacar el excelente rallye que estaba haciendo Neuville, que le estaba ‘echando’ carreras a Sordo, si bien en el caso del belga hay que decir que vive muy cerca de la zona del rallye, por lo que para él se trataba de un terreno ‘conocido’, algo que no le quita mérito, pero que, entre que Sordo no tiene ‘ritmo’ de competición’, y de que no conocía muy bien los tramos, ayuda entender que el belga estuviese en los tiempos de Sordo, superándole en los primeros tramos, hasta que el cántabro cambió los reglajes del Mini y los tiempos empezaron a salir. En cuanto al conocimiento del terreno de Sordo, y a pesar de sus excelentes resultados en sus actuaciones previas en ésta prueba, hay que decir que, teniendo varios tramos los mismos nombres que en ediciones anteriores, en ésta ocasión se hacían en sentido inverso, lo que condicionó el teórico conocimiento del terreno del español. Reenganchado en el último día, Dani acabó al final 9º, puesto que le permite sumar 2 puntos más, un resultado que, a falta de 2 rallies para él, Francia y España), lo podría permitir acabar el Mundial 2012 entre los 10 primeros clasificados.

Pero si hubo un hecho llamativo en el Rallye de Alemania, éste se produjo en el último tramo, el de la ‘Power Stage’, una especial, de poco más de 4 kms., urbana, en la que Andreas Mikkelsen hizo el tercer mejor tiempo, con un Skoda S2000; que un S2000 superase a tantos WRC, (ganando el punto que se lleva el 3º), no entraba en nuestras previsiones, y sin duda que el noruego lo haya hecho delante de sus ‘jefes’, (corre para el equipo Volkswagen), significará un espaldarazo a su candidatura al posible tercer Polo WRC, ya que los 2 oficiales parecen reservados para Ogier y Latvala.

En el caso del finlandés, (Latvala), hay que destacar que, a pesar de haber cometido varios errores, y haber terminado a 2 minutos de Loeb, su 2º puesto en Alemania es el mejor resultado de su carrera en asfalto, algo que se produjo más por el error de Solberg, que antes de arrancar una rueda le superaba claramente, que por acierto suyo, sin olvidar que Dani Sordo ya iba por delante de él antes de pinchar, y que el cántabro iba a darlo todo para impedir que el de Ford, (con el que podría estar disputándose un asiento para la temporada que viene), le superase. En cuanto al ‘otro’ finlandés, Hirvonen, rallye muy flojo el suyo, ya que en ningún momento estuvo en los tiempos, siendo superado con claridad por Neuville que, con el mismo coche, en el momento de abandonar por una salida, ya le sacaba más de medio minuto.

En cuanto al apartado de Producción, buena e inteligente carrera del mejicano Benito Guerra, que acabó 2º, detrás de Michael Kosciuszko; el ‘cuate’ sigue líder del Campeonato, por lo que mantiene intactas todas sus posibilidades de hacerse con el título de Campeón del Mundo. Por último, en la WRC Academy, victoria del líder de la clasificación, Evans, mientras que el asturiano José Antonio Suárez, a pesar de su 2º puesto, ve como se le escapan sus posibilidades, ya que las pocas que tiene pasan por ganar, y si no consigue batir a Evans, obviamente el líder se le sigue escapando.

El próximo rallye será el de Gales, en el que no estará Dani Sordo, ya que su equipo lo cambió por el de Francia, también sobre asfalto. Y será en el siempre difícil rallye británico donde Sebastien Loeb podría ‘finiquitar’ el que será su 9º título consecutivo, ya que quedan 4 rallies y ya le saca 95 puntos a Jari Matti Latvala, por lo que, si sale con 84 puntos de ventaja de Gales, será matemáticamente Campeón, dado que, sumando 25 puntos por la victoria y 3 por el mejor tiempo en la ‘Power Stage’, Latvala, aún ganando los 3 últimos rallies, y haciendo el ‘scratch’ en la ‘Power Stage’, sólo conseguiría recortarle esos 84 puntos, siempre y cuando Loeb no volviese a puntuar en lo que queda de temporada, algo a todas luces, aunque posible, claramente improbable. Y aún dándose éste caso, el del empate, Loeb sería Campeón por 7 victorias contras las hipotéticas 4 o 5 de Latvala. O sea que, para impedir el 9º título de Loeb, hace falta, como poco, un milagro.

¿Qué Hirvonen está a 54 puntos de Loeb y que por ello tiene mas opciones que Latvala? Sí, claro, por supuesto, pero… ¿alguien ha visto en algún momento a Hirvonen poner en verdaderos apuros a Loeb? Si no lo consiguió en Finlandia, no lo conseguirá en ningún otro rallye. Con órdenes de equipo y sin órdenes de equipo.

Queda Mundial, sí, es verdad. Pero a estas alturas, y con estos resultados, parece más interesante saber que hará Loeb en el 2013, a dónde irá Latvala, y cuál será el destino de Dani Sordo. Muchas dudas, sí. Nos las iremos sacando en las próximas semanas.

Rallye de Alemania