Tal y como se preveía, las cosas no pintan nada bien para Fernando Alonso en Suzuka, si bien en la línea de toda la temporada, en Japón el asturiano volverá a contar con la ayuda extra de ver cómo Hamilton y Button salen por detrás suyo. Acabar en el podio parece lo máximo que el de Ferrari puede conseguir.

Con la cuarta pole consecutiva de Sebastien Vettel en Suzuka (bajo investigación por parar a Alonso), que además es la cuarta de la temporada, (no salía 1º desde Valencia), el alemán, que tendrá a su compañero Mark Webber ‘cubriéndole’ las espaldas y haciendo de ‘tapón’, intentará reducir drásticamente la desventaja que tiene con Fernando Alonso que, de acabar el español 3º, quedaría en 19 puntos a falta de 5 carreras, una diferencia ya algo más fácil de acortar que los 29 puntos con los que saldrán a competir en el difícil y técnico circuito japonés. Pero que nadie piense que será fácil para Vettel hacerse con la victoria, ya que el Red Bull ha tenido ésta temporada un talón de ‘aquiles’, la fiabilidad, y si hay un lujo que los pilotos de la bebida energética no se pueden permitir es el de ‘exprimir’ sus monoplazas, porque así es cuando aparecen las averías.

Tampoco será fácil para Fernando Alonso acabar 3º, ya que, a pesar de haber hecho el 7º tiempo en la clasificación para la parrilla, saldrá 6º, por la pérdida de 5 puestos de Jenson Button por cambiar la caja, pero teniendo por delante no sólo a los 2 Red Bull, de los que se espera ‘labor’ de equipo, sino también a los ‘correosos’ Kamui Kobayashi, Romain Grosjean y Sergio Pérez. Los 2 Sauber, de Kobayashi y Pérez, han vuelto a ‘ridiculizar’ una vez a la casa ‘madre’, ya que estos monoplazas montan motores Ferrari y, por diferentes circunstancias, serán difíciles de superar, ya que el japonés, saliendo tan adelante, querrá hacer la carrera de su vida, en su casa, mientras que el mejicano no sólo querrá demostrar que su fichaje por McLaren, aunque inesperado, es merecido, al mismo tiempo que les plantaría otro ¡zas¡ en toda la boca al ‘capo’ de Ferrari, Lucca Cordero di Montezzemolo que, habiéndose podido quedar ‘calladito’, no tuvo otra ‘ocurrencia’ que decir que Sergio Pérez, aunque estaba bajo contrato de Ferrari, no estaba todavía maduro para llegar a los coches de Maranello para ocupar el sitio de Felipe Massa. ¡Se ha lucido el ‘jefe’!

Entre deportistas de élite, lo peor es decir o hacer algo que le dé a un piloto rival un ‘plus’ de motivación, y el ‘capo’ de Ferrari podría haber dicho lo mismo que dijo, pero con otras palabras, algo que ahora estará lamentando, porque si Fernando Alonso acaba 4º, detrás de Vettel, Webber y Pérez, los 29 puntos de ventaja se quedarán en 16, y ya no queremos hacer más cuentas en el caso de que el asturiano no pueda tampoco con Kobayashi, si bien en el caso del ‘japo’, será más fácil verle fuera de la pista, (es muy bueno, pero excesivamente agresivo y alocado…), que por delante de Fernando Alonso.

Por detrás del español también viene una pequeña amenaza, la de Kimi Raikkonen, que sale 7º y que todavía está por hacer una gran carrera desde que volvió a la Fórmula 1, si bien la gran amenaza debería ser la de los McLaren que en el caso de Button saldrá desde el 8º puesto, (quedó 3º en la parrilla pero estaba penalizado con 5 posiciones), mientras que la amenaza ‘negra’, Lewis Hamilton, hizo una clasificación horrible, quizás la peor que se le recuerda y, de luchar por la ‘pole’ pasó a acabar, con más pena que gloria, 9º.

El británico, que aún tiene matemáticamente alguna opción de seguir luchando por el título, reconoció al acabar la tanda de clasificación para la parrilla que, antes de salir a la pista, habían hecho un cambio en el ‘set up’, en la puesta a punto del coche que, lejos de ayudarle a batir a los red Bull, se demostró como totalmente equivocada y, como una vez empezada la tanda ya no se pueden ni tocar los coches, las pocas opciones al título que le quedaban a Hamilton, éste se las ha puesto en bandeja para que el Campeonato se lo jueguen entre Alonso y Vettel, ya que él, saliendo tan atrás, ni siquiera podrá ser en Suzuka parte de la lucha por el podio ya que, incluso, llegar a Fernando Alonso le va a costar mucho y, en el caso de que lo consiga, superar al español no parece estar a su alcance, aunque no hay que olvidar que los McLaren estaban siendo los coches más en forma del campeonato, y si encuentran la ‘tecla’ perdida en Suzuka, en carrera pueden dar guerra.

En definitiva, que para que Fernando Alonso pueda mantener después de Suzuka la ventaja con la que llegó al circuito japonés, hará falta otro ‘milagro’, si bien, al menos estadísticamente hablando, es difícil suponer que una vez más, las circunstancias de carrera seguirán beneficiando al asturiano y perjudicando a sus rivales. Al Mundial ya le quedan pocas carreras, y la tendencia del Ferrari no parece que vaya en la dirección de poder luchar de tú a tú con los Red Bull, y ni siquiera con los McLaren, a pesar de lo mal posicionados que están Button y Hamilton en la parrilla de Suzuka.

Nos esperan emociones fuertes…

Gran Premio de Japón Clasificación