Este pasado fin de semana los gladiadores del BTCC se han pasado por Silverstone. El espectacular campeonato no puede estar más emocionante. Queda tan solo una prueba y Jason Plato está a 15 puntos del líder de la clasificación Gordon Shedden. En Brands Hatch se va liar parda.

Han pasado cinco días desde que los pilotos del Bristish Touring Car Championship se reunieron en Silverstone para darse de todo menos palmaditas en las espalda. Esta fue la penúltima cita del año y su resultado ha puesto la clasificación al rojo vivo.

Las victorias se las han repartido Jason Plato y Mat Jackson. El primero ha sido el ganador en dos de las tres carreras lo que le ha puesto en la clasificación general tan cerca de Gordon Shedden que este puede sentir su respiración en el cogote. El segundo, Jackson, ha cruzado la meta en primera posición en una de las pruebas del fin de semana y, aunque va sexto en el campeonato del BTCC, este año ha dado mucha guerra.

http://youtu.be/1lTSrXqc630

Jason Plato, logró una pole fantástica en la Race 1. Pero durante la carrera, él y su MG Momentum KX Racing fueron superados por Mat Jackson y su Ford Focus que llevan un final de campeonato excelente. Plato ganó la carrera, pero tuvo la suerte de cara, ya que el Focus de Jackson digo basta a pocas vueltas del final poniendo la victoria del de MG en bandeja.

La segunda carrera iba a ser para Jason Plato que no tuvo rival durante buena parte de la Race 2, hasta que a cinco vueltas de final, su coche comenzó a fallar en el rapidísimo Circuito de Silverstone. Un palo para el de Oxford, que se las prometía muy felices porque eran unos puntos muy valiosos. Mat Jackson ganó la Race 2 seguido por Rob Collard y Dave Newsham.

La Race 3 fue un espectáculo. Jason Plato salió desde la posición 20 y ganó una de esas carreras que hacen historia y que le ponen muy cerca de ganar el campeonato. Para Plato ese día ha sido uno de los mejores de su vida y si además logra ganar el British Touring Car Championship en el primer año del reencuentro entre MG y el BTC esta carrera será para enmarcar.

Los Honda Civic oficiales no fueron los coches del fin de semana y al campeón del BTCC 2011, Matt Neal, se le incendio su Honda Civic en la Race 2 y en la Race 3 tuvo un accidente. Ya no podrá volver a repetir su triunfo del año pasado a no ser que en Brands Hatch haga la machada, está tercero a 31 puntos del primero y todo pueda pasar.

El 21 de Octubre las cartas se pondrán boca arriba en Brands Hatch, la cuna del motorsport en el Reino Unido.

British Touring Car Championship Silverstone