Hoy domingo a las 14:00 en Teledeporte, se enfrentan dos marcas en uno de los templos de la velocidad de Alemania. Mercedes y BMW se verán las caras en la última carrera del DTM para intentar que uno de los suyos logre el campeonato. Gary Paffett de Mercedes, o Bruno Spengler de BMW. Solo puede quedar uno.

Hacía más de dos décadas que BMW no estaba en el DTM y este año, debido a un importante cambio de normativa en estos coches que son monoplazas carrozados, se animan y construyen un precioso BMW M3 DTM que en la última prueba de la temporada está a un tris de ganar un título que quitaría prácticamente de las manos a su gran rival Mercedes Benz y a su espectacular AMG DTM 2012.

Desde 1984 BMW se ha llevado el Deutsche Tourenwagen en tres ocasiones. La primera en el año de inauguración de este campeonato, cuando se llamaba Deutsche Tourenwagen Meisterschaft, con el BMW 635 CSI, la segunda en 1987, cuando nació el BMW M3 E80, y la tercera y última en 1989, de nuevo con el M3. Por el medio su gran rival y Rey de esta competición, Mercedes Benz, ha logado nueve títulos que valen una historia en el DTM, en 1992, 1994 y 1995 con el Mercedes Benz Clase C AMG , en el 2000, 2001 y 2003 con el Mercedes Benz Clase CLK, y en el 2005, 2006 y 2010 con el Mercedes Benz Clase C AMG.

Hoy a las 14:00 (Teledeporte) comienza Gran Batalla, en el gran teatro del DTM, Hockenheimring, el lugar donde arranca y finaliza este campeonato desde que se creó. Nadie podía presagiar al principio de esta temporada que Bruno Spengler iba a estar en la última carrera a tan solo tres puntos del primer piloto en la clasificación general, Gary Paffett, y nadie podía pensar que iban a llegar a un circuito tan histórico en esta situación.

Hockenheimring se trazó en 1932 usando las carreteras que cruzaban un denso bosque. En principio se utilizó tan solo para carreras de motos pero cuatro años más tarde se amplió para ser pista pruebas de Mercedes Benz y Auto Unión. El circuito en esos años tenía 8 kilómetros y no fue hasta 1965 cuando se construyó el nuevo Hockenheimring, con sus largas rectas y el famoso “Motodrom”. En este lugar, al que se llegaba muy rápido, se mató el gran Jim Clark, en 1968, en carrera y con F2. El bicampeón del mundo, que logró 48 poles y 25 victorias en 72 carreras disputadas en la F1, y que es considerado todavía hoy como uno de los mejores y más virtuosos pilotos de todos los tiempos, perdió allí su vida a los 32 años debido a que en la una de las rectas una pieza de la parte trasera de su Lotus se rompió y perdió el control de su coche lo que le hizo salir descontroladamente hacia los árboles (en esos tiempos no había medidas de seguridad). El impacto fue tan violento que el monoplaza se partió en tres, dejando piezas en 80 metros a la redonda. Por este motivo y desde 1969 hay una pequeña cruz clavada en la tierra.

Hockenheimring, después de muchas modificaciones, tiene hoy una longitud de 4,574 km y aforo para 120.000 apasionados espectadores. En él se han vivido momentos gloriosos, como cuando Alain Prost, en aquellos años de los turbo, se quedó sin gasolina en su McLaren antes de la recta de meta e intentó empujar su F1 para finalizar la carrera, pero las fuerzas le abandonaron a unos cuantos metros del final.

Este domingo es posible que se viva algo que los amantes de las carreras recordaremos para siempre. En ese asfalto, trazado entre árboles, no habrá una lucha de un piloto contra otro para ganar un título. Hoy a las 14:00 comenzará una batalla entre dos grandes marcas que han labrado la historia de esta espectacular competición desde principios de los años 80. Seis serán los BMW M3 DTM que se enfrentaran a ocho Mercedes Benz en Hockenheimring . Bruno Spengler tendrá que quedar por delante de Gary Paffet para ganar este campeonato. No podía imaginarse un escenario mejor para una guerra épica.

No os lo perdáis.

DTM Hockenheimring BMW contra Mercedes