Si algo le faltaba a éste Mundial de F-1 era un error clamoroso del equipo Red Bull, precisamente en el Gran Premio en el que tenía a su favor el primer punto de partido en la lucha Vettel-Alonso. Que Vettel se haya quedado sin gasolina y haya sido penalizado por ello no entraba en los cálculos de nadie.

Llevamos más de medio año diciendo que a ésta Fórmula 1 no hay quien la entienda y, con el final de la temporada a la vuelta de la esquina, no podemos hacer otra cosa que reafirmarnos en éste criterio ya que, después de muchos años de seguir muy de cerca ésta disciplina, tenemos que reconocer, una vez más, que cada día sabemos menos de esto.

Que Hamilton hiciese la ‘pole’ entraba dentro de los posibles pronósticos, que Webber superase a Vettel y fuese segundo, tampoco es como para sorprenderse, pero que Vettel haya hecho un tercero, y que se haya quedado sin gasolina al acabar la sesión clasificatoria para la parrilla, siendo penalizado por ello y teniendo que salir ¡el último!, cuando se está jugando el título, es un error tan de bulto, como inesperado en un equipo que ha ganado los 2 últimos mundiales.

¿Cómo se puede asumir semejante riesgo, máxime viendo que Alonso no había sido capaz, en ningún momento, de acercarse a los Red Bull? ¿Cómo se puede cometer un error tan grave cuando Vettel se está jugando el Mundial y, al ir primero, no es él el que tiene que ‘arriesgar’, sino Alonso…? Demasiados interrogantes por desvelar, y todavía ninguna cabeza sin ‘rodar’ en un equipo que parecía ser perfecto.

Sin embargo, el ‘bombazo’ de la penalización a Vettel, no puede ocultar que, a pesar de éste fallo garrafal, para que Fernando Alonso puede ser Campeón del Mundo, Red Bull y Vettel tienen que seguir cometiendo errores, porque, ni siquiera ganando Alonso éste Gran Premio, y aún en el caso de que Vettel ni siquiera puntué, el de Ferrari no parece en condiciones de defender sus opciones en las 2 últimas carreras de la temporada.

Que el día de la gran ‘cagada’ de Red Bull Alonso califique 7º, es como para tirar la toalla, ya que, a pesar de que con la penalización de Vettel el asturiano saldrá ahora 6º, suponer que tiene alguna posibilidad de ganar la carrera, llevando por delante a Hamilton, Webber, Maldonado, Raikkonen y Button, es sólo posible si el ‘cambalache’ que se pudiese dar en Abu Dhabi fuese de órdago a la grande. Incluso sin puntuar Vettel, si Alonso consiguiese ganar 3 puestos, acabando 3º, algo que es totalmente probable, sólo ‘cosecharía’ 15 puntos, los que le devolverían el liderato del Mundial, pero con sólo 2 puntos de ventaja sobre Vettel, que le lleva 13, de tal forma que, ganando quien ganase en Texas y en Sao Paulo, quedando 2º Vettel y Alonso 3º, o 3º Vettel y Alonso 4º, el Campeón sería Vettel y, exceptuando ‘pifias’ del calibre de la cometida por Red Bull en ésta ocasión, que por otra parte parecen muy difíciles de repetir, Alonso no parece estar en disposición de batir al alemán.

Que Maldonado y Raikkonen salgan en parrilla por delante de Alonso nos ha resultado tan inesperado como inexplicable; haber repetido otro 5º puesto en la parrilla, detrás de los 2 Red Bull y de los 2 McLaren, entraría dentro de cualquier pronóstico ‘racional’, pero tener 6 coches por delante, y estar a 9 décimas del mejor tiempo, sinceramente, no nos lo esperábamos. Para colmo, la penalización de Vettel, que podría parecer una ‘bendición’, lleva a Alonso de la parte ‘limpia’ de la pista, a la ‘sucia’, de tal manera que el ‘premio’ de subir un puesto puede ser un caramelo ‘envenenado’, ya que detrás de Alonso, y ahora por la parte ‘limpia’, saldrá Rosberg que, después de una temporada anodina, (su victoria en China fue flor de un día…), querrá ‘enderezar’ la temporada, buscando un buen resultado de cara a buscar un mejor ‘status’ dentro del equipo al que llegará, en 2013 un ‘ogro’: Lewis Hamilton.

Por lo demás, la situación de tensión en Ferrari es irrespirable, y casi nadie colabora a rebajar el nivel de crispación, ya que las declaraciones de Alonso y de Massa son cualquier cosa, menos afortunadas, acertadas y oportunas. Después de lo poco deportivo y poco respetuoso que fue Alonso con Vettel y con su propio equipo, al decir en la India que no luchaba contra Sebastien Vettel sino contra Adrian Newey, el asturiano sigue, erre que erre, despreciando las calidad del alemán, ésta vez diciendo que está luchando contra un coche y no contra un piloto, y para ello dijo que esto se demuestra al ver a Webber 2º. En cuanto a Massa, el brasileño se ‘lució’ diciendo que Vettel no sería Campeón con un Ferrari, una ‘estupidez’ tan evidente como que él, Felipe Massa, tampoco sería Campeón… ni con un Red Bull. Éstas declaraciones de Massa no sólo son irrespetuosas con Vettel, sino que lo son también con su equipo. Si el ‘Commendatore’ levantase la cabeza…

Vettel, en vez de salir el último de la parrilla, saldrá desde el ‘pit lane’; su equipo decidió sacar el coche del Parque Cerrado, para poder cambiar la configuración para la carrera e, incluso, hasta podrían cambiar la caja sin sufrir penalización alguna, cambiando el desarrollo del cambio para hacer una carrera al ataque y no una a la defensiva como podría haber hecho de salir 3º, máxime cuando lo más normal hubiese sido que Webber se ‘dejase’ adelantar en la salida, dejando que Vettel se colocase a las espaldas de Hamilton, mientras al australiano hacía de ‘tapón’ para el pelotón de caza.

¿Alguien entiende ésta Fórmula 1…? Nosotros no, aunque por ello no nos perderemos una carrera que será apasionante, sobre todo por ver hasta dónde puede llegar Alonso, qué capaz de hacer Vettel y, por supuesto, ver un Gran Premio que empezará de día… y que acabará de noche.

¿Vettel penalizado por quedarse sin gasolina con el título a punto de decidirse…? Venga ya…

Gran Premio de Abu Dhabi Clasificación