La marca ha confirmado de forma oficial que el cántabro ocupará el asiento de Loeb en la temporada 2013, una gran noticia que le llega a Dani Sordo en el mejor momento de su carrera deportiva, maduro y experimentado, y con todas las posibilidades de luchar por el título desde la primera carrera.

El regreso de Dani Sordo a Citroën es una gran noticia, se mire por dónde se mire. Después de 2 años de ‘travesía por el desierto’, corriendo sólo la mitad de los rallies de las 2 últimas temporadas con un Mini poco competitivo, el cántabro ha recibido un regalo de Reyes anticipado con la firma de su contrato con Citroën, y con la confirmación de que, para empezar, estará en la salida del Rallye de Montecarlo.

No hay en ésta noticia ni un flanco débil, ya que a la gran alegría de volver a ver a Dani pilotando un coche de la mejor marca, y del mejor equipo, de los últimos 10 años, que haya vuelto a Citroën significa que el piloto de Puente San Miguel sabe dejar las puertas abiertas cuando toca irse de un sitio, ya que su regreso al equipo francés sólo es producto de su indudable talento, pero también de su indiscutible talante, ya que, si Dani no fuese como es, en Citroën, como ocurrió con Ogier, no querrían verle ni en pintura.

Además, el equipo Prodrive, en el que ha corrido hasta la semana pasada, lanzó un Comunicado oficial en el que sentían profundamente la marcha de Dani Sordo, asegurando que, si le hubiesen podido ofrecer un programa completo en el 2013, se habría quedado con ellos y habría ganado carreras con el Mini que, gracias a su trabajo, se ha convertido, como se pudo ver en algunos momentos del Rallye de Cataluña, en un coche ganador. En éste sentido, hay que decir que el Dani Sordo que regresa a Citroën es mucho más piloto, y tiene mucha más experiencia, que la que tenía en sus primeros e inolvidables 5 años en la marca francesa, ya que en Prodrive Dani ha tenido que involucrarse muchísimo más que en su época en Citroën en todo lo que ha tenido que ver con la evolución del coche que, al menos en asfalto, ha demostrado, en sus manos, ser un coche con potencial ganador.

El horizonte de Dani Sordo es fantástico, ya que cualquier piloto del Mundial aspira a estar en el mejor equipo, y esto es algo de lo que en 2013 sólo podrán presumir Mikko Hirvonen, Dani Sordo… y Sebastién Loeb que, en principio tiene previstas 5 pruebas, empezando por Montecarlo, pero sin definir cuáles serán las siguientes, todo ello sin olvidarnos del belga Thierry Neuville que, sin haber confirmado todavía su programa completo, sí es seguro como piloto fijo en el Junior Team de Citroën. El belga ha aceptado de buen grado que aún le falta algo de experiencia para estar al lado de Hirvonen como piloto oficial, por lo que en su continuidad en el segundo equipo de Citroën no ha generado ninguna polémica.

En cuanto al futuro, Citroën no tiene claro que hará en el 2014, si bien la decisión de hacer el Mundial de Turismos parece que es definitiva, si bien esto, por el momento, no significa que la marca abandone el Mundial de rallies pero, con la crisis económica que está padeciendo Europa, y la crisis particular del Grupo PSA, a un año vista es imposible garantizar la continuidad del equipo en el Mundial de rallies. Esto, que podría parecer un obstáculo en el futuro de Dani Sordo, en realidad no lo es porque, salvo que en 2013 ‘exploten’ los jóvenes que vienen por detrás, Ott Tanak, Mads Otsberg, Evgeni Novikov, Thierry Neuville, Andreas Mikkelsen, Craig Breen, Elfyn Evans, Jarkko Nikara… o algún otro que ahora mismo se nos pase por alto, ninguno está a la altura de la cotización de un Dani Sordo que, sólo con que las cosas le vayan normal en su regreso a Citroën, luchará por el Mundial de pilotos la próxima temporada.

Cuando el final de año se acerca, cuando ya no quedan carreras, y cuando casi todo el mundo está moviendo Roma con Santiago para conseguir apoyo para hacer un programa la próxima temporada, que Dani Sordo tenga un volante en el mejor sitio posible, es para acabar la temporada con una sonrisa y con la esperanza de que el Mundial de rallies 2013 hable español.

Dani Sordo se lo merece, y su familia tanto como él, sin olvidarnos de los que le han apoyado sin reservas desde que demostró que es el mejor. Lo mejor está por venir, y las alegrías que nos dará Dani en el futuro, ayudarán a que las puertas del Mundial de rallies sigan abiertas para los pilotos españoles. Que tomen nota los jóvenes, y que se preparen para seguir el camino de Dani Sordo. No habrá dinero, pero ilusión y ganas es lo que sobra.

Buena suerte el año que viene, chavalote.

Dani Sordo vuelve a Citroën