CDC Performance le ha dado un toque de masculinidad al modelo más económico del Cavallino Rampante, el Ferrari California. El deportivo diseñado para ser paseado bajo el sol de Monterrey o como regalo de cumpleaños a esposas de millonarios tiene una preparación muy atractiva.

El preparador alemán, con nombre muy apropiado para un grupo heavy, CDC Performance le ha inyectado una buena dosis de hormonas masculinas al, y perdónenme la expresión, femenino Ferrari California. Al deportivo de la fábrica que le paga al sueldo a Fernando Alonso le han hecho una serie de modificaciones que transforman su comportamiento para mejor y le dan un aspecto parecido, salvando las distancias, al espectacular Ferrari 599.

El Ferrari California tal y como sale de la fábrica de los sueños de Maranello es una automóvil de bello diseño pero le falta ese punch de deportivo puro con el que Ferrari nos tiene acostumbrados desde que comenzó a fabricar coches. Pero para eso está el preparador alemán para ponerle el apellido CDC Performance al California.

La transformación comienza modificando la parte mecánica para darle más chica al Ferrari más accesible. Un nuevo sistema de escape deportivo, un compresor volumétrico con intercoller aumentan la potencia de 490 a 602 cv y el par de 505 a 600 Nm. Se instalan muelles más duros que trabajan conjuntamente con la suspensión controlada electrónicamente y que rebajan la altura del Ferrari California 4 cm.

Para la parte exterior CDC Performance utiliza piezas fabricadas en fibra de carbono que contrastan de manera exquisita con el color clásico de Ferrari, el Rosso Corsa. El splitter delantero, el difusor posterior o el soporte de la matrícula son de este material. Como remate final unas enormes y preciosas llantas, de 22 pulgadas en el tren trasero y de 21 pulgadas en el delantero, le dan el punto final a una preparación que cambia radicalmente la estética y el comportamiento del Ferrari California.

Así si mola el California¡¡¡Ferrari California CDC Performance