Ferrari ha presentado en el Salón de Ginebra un deportivo que revienta el tiempo del Ferrari Enzo en Fiorano. Agarraos bien los machos porque LaFerrari apunta directamente al súper car de McLaren, el P1. Si estos dos coincidieran en un semáforo ardería Troya.

F70, este es el código interno del prototipo que ha presentando Ferrari en el Salón de Ginebra, una máquina imposible con potencia y prestaciones asombrosas que dejan al Ferrari Enzo muy atrás. El nombre del guerra del biplaza de Maranello es LaFerrari

Los motores del nuevo prototipo son un V12 de 6.3 litros y 800 cv a 9.250 rpm y un motor eléctrico con HY-KERS de 163 cv que puede funcionar de forma autónoma o unirse al propulsor de gasolina, que se recarga en las frenadas y deceleraciones, para que el conductor la de LaFerrari pueda utilizar los 963 cv y los 900 Nm de par de los que dispone.

Con estos datos LaFerrari ha bajado el tiempo del Ferrari Enzo en el Circuito de Fiorano en unos eternos 5 segundos y llega a los 100 km/h en menos de 3 segundos, a 200 km/h en menos de 7 segundos, y su velocidad máxima es supera los 350 km/h.

La arquitectura de LaFerrari ha sido todo un reto para los ingenieros de Maranello. El primer objetivo era lograr una distribución de pesos ideal a pesar del espacio extra que necesita el sistema híbrido. El resultado es que todas se masas se sitúan entre los dos ejes del automóvil y muy cerca del suelo (35 mm) para garantizar su manejo.

El habitáculo de la cabina ha sido estudiado al máximo. El asiento es fijo y los que se mueven son los pedales y el volante. El puesto de conducción es similar a un monoplaza y fue diseñado tras consultar a los pilotos del equipo de F1, Fernando Alonso y Felipe Massa, quienes han jugado un papel activo en todo el proceso de desarrollo.

En el chasis de LaFerrari se emplean cuatro tipos diferentes de fibra de carbono y en él se han empleado métodos de producción de la F1.

La aerodinámica activa desempeña un papel esencial, ya que permite un ajuste completo de la configuración de LaFerrari. El objetivo de los ingenieros era conseguir un grado de eficacia aerodinámica jamás logrado en un coche de calle. Para ello se ha utilizado diferentes dispositivos aerodinámicos activos. Estos dispositivos se despliegan automáticamente en relación con los diferentes parámetros de rendimiento monitorizados en tiempo real por los controles dinámicos del vehículo. Eso significa que el coche responde de forma inteligente a las acciones de su conductor.

El sistema de frenado de LaFerrari se integra con el sistema híbrido e incorpora piezas de nuevo diseño; pinzas de freno diseñadas para garantizar un correcto funcionamiento y material cerámico de nueva composición en los discos de carbono.

LaFerrari