El nuevo Honda NSX es e irá siendo cada vez más un deportivo muy deseado. De momento, y a falta de dos años para que se ponga en marcha, 20 clientes en el Reino Unido han entregado 5.000 libras cada uno para ser los primeros en disfrutarlo.

El antiguo Honda NSX, el coche que desarrolló Ayrton Senna, y del que os hemos contado hacia ya algún tiempo su historia, todavía sigue siendo un pepino muy deseado por los que pensamos que Honda desarrolló y fabricó un coche en 1990 que se adelantó a su tiempo. Pero los años pasan, y mientras el resto de las marcas han ido sacando pepinos eficaces, rápidos y tecnológicos (muchas veces demasiado) y Honda se ha quedado atrás, quizás esperando el momento, hasta que el año pasado presentó en Detroit el NSX concept.

El nuevo Honda NSX va a ser un bicharraco del quitar el hipo, y lo pensamos nosotros y mucha gente que está dispuesta a dar una señal antes de saber ni siquiera el precio del super deportivo de Honda ni si será el 2015 su fecha de entrega definitiva.

Lo que hemos visto hasta ahora del nuevo Honda NSX mola. El deportivo tiene una presencia ancha, con superficies limpias, modernas y simples, sin retorcidas esquinas del Regreso al Futuro. Y lo que sabemos del interior es que se ha diseñado pensando únicamente en que el conductor no se distraiga ni un solo segundo de su tarea, que no es otra que acelerar, frenar, cambiar y dirigir el coche. Como dicen los ingenieros de Honda; el hombre tienen que fusionarse con la máquina.

El nuevo NSX estará propulsado por un motor V6 de inyección directa colocado en posición central y que está acoplado al Honda Sport Hybrid con sistema SH-AWD (tracción a las cuatro ruedas). Honda ha preparado una sorpresa que garantiza un comportamiento en curva sorprendente, un segundo motor eléctrico con control de par bilateral ajustable, por lo que el nuevo sistema all-wheel-drive híbrido puede generar instantáneamente par negativo o positivo a las ruedas delanteras en las curvas.

El nuevo Honda NSX está siendo desarrollado por un equipo de I+D+I liderado por los ingenieros y diseñadores que Honda tiene en Los Ángeles y Ohio. El coche será fabricado en la nueva planta Raymond, Ohio.