Volkswagen sigue dominando el Mundial de rallies gracias a que el primer disgusto de Sebastien Ogier coincidió con la primera victoria de Jari Matti Latvala con el Polo WRC. Dani Sordo recuperó las buenas sensaciones y la confianza, volviendo al podio después de 4 rallies para olvidar.

La crónica del Rallye de Grecia, más conocido como ‘Acrópolis’, bien podría haber tenido que empezarse de otra forma, ya que la ‘bomba’ saltaba poco después de acabar la prueba, cuando el equipo Citroën presentaba una reclamación contra los 3 Volkswagen, (los de Latvala, Mikkelsen y Ogier…), por supuestas irregularidades por algo no previsto en el Reglamento Técnico del Campeonato. Lo que al final fue una ‘no’ noticia, ya era conocida dentro del equipo Citroën desde el viernes, y fue la que justificó que, una vez que se encontró situado en un cómodo 2º puesto, desde el equipo diesen orden a Dani Sordo de no asumir ningún riesgo, ya que entendían que tendrían el rallye ganado al creer como seguro que prosperaría la reclamación contra los Polo. Craso error…

Dentro del contexto en el que se presentó la reclamación, algo que por cierto es muy poco habitual en el Mundial de rallies, está claro que, cuando la reclamación la presenta un equipo oficial, es porque cree que tiene todas las de ganar, y las estadísticas así lo demuestran porque, aún siendo escasas las ocasiones en las que una marca ha reclamado contra otra, siempre que lo han hecho, la marca ‘reclamadora’ ha ganado. Hasta éste Acrópolis, cuando los Comisarios Deportivos, después de haber recibido el preceptivo informe de los Comisarios Técnicos, tomaron la ‘salomónica’ decisión de que, aún aceptando que los Polo eran ‘irregulares’, como no se había podido demostrar que se hubiese utilizado el ‘artilugio’ que motivó y justificó la reclamación, solo se les ‘apercibía’, pero no se les sancionaba. Pero… ¿Qué justificó la reclamación…?

En los primeros momentos se hablaba del freno de mano electrónico e hidráulico que los Polo habían probado con Andreas Mikkelsen en Portugal y en Argentina y que en Grecia ya montaban los 3 coches de la casa alemana, si bien en medio de la ‘confusión’ que generó la reclamación, la realidad salió a la luz: los Polo llevaban unas baterías suplementarias no acordes con el reglamento… Técnicamente habrá motivos que se nos escapan para justificar el montaje de algo no previsto en el reglamento, si bien hemos de reconocer que nuestros conocimientos no tienen a su alcance las razones ‘técnicas’ que puede haber tenido el equipo Volkswagen para cometer semejante torpeza, si bien lo primero que se nos viene a la cabeza es que, siendo el 2º de los tramos de noche, y en tierra, algo que ya ocurrió en el Rallye de Portugal y que dio problemas de ‘luces’ a más de uno, (los coches del Mundial de hoy no están preparados para el tremendo ‘gasto’ de energía suplementaria que significan los potentes faros de la ‘parrilla’ de un coche de carreras…), es posible que, entre esto y que los Polo pueden tener algún problema de ‘consumo’ eléctrico, se hayan ‘inventado’ ésta alternativa.

Una vez conocido el fondo de la cuestión, y dando por segura la eliminación de los 3 Polos, la sorpresa por la decisión de los Comisarios fue enorme, ya que, aún reconociendo que las mencionadas baterías suplementarias no se ajustaban al reglamento, no excluían a los Polo… ¡¡¡porque no se podía demostrar que las hubiesen usado…!!! En Citroën se quedaban con un palmo de narices, perplejos, y Dani Sordo con cara de haber hecho el ‘tonto’, (por las órdenes de su equipo…), ya que de no haber llegado el ‘Comandante’ y haber mandado ‘parar’ al cántabro, las diferencias con Latvala no hubiesen sido tantas, y el español de Citroën, aunque sin asumir riesgos, si se habría mantenido más cerca del finlandés, ejerciendo cierta ‘presión’ sobre él, y no permitiéndole hacer un rallye tan plácido como el que hizo, rematado con una victoria tan cómoda. Finalmente, la reclamación de Citroën se derretía, como un polo, pero éste helado, tan helados como se quedaban en el equipo francés, con la sensación de haber hecho el ‘ridículo’…

En cuanto al rallye, y fundamentalmente por culpa de esto, tuvo muy poca historia, ya que Ogier se quedaba ‘tirado’ en el primero de los 2 tramos que tenía la 1ª etapa, Novikov, que fue el primer líder, (seguido a medio minuto por Dani Sordo…), hacía de las ‘suyas en el 4º tramo, perdiendo 4 minutos, quedando como líder Latvala, que ya había superado a Sordo, si bien en esos momentos el cántabro estaba a solo 15” del finlandés, una diferencia mínima, teniendo en cuenta que quedaban 10 durísimos tramos por delante. Pero como a Dani en su equipo ya le habían dicho que en los Polo había ‘gato encerrado’, el de Puente San Miguel empezó a controlar por los ‘splits’ lo que hacían sus rivales, manteniéndose en un cómodo 2º puesto, con Latvala cada vez más lejos, y sin que Neuville, que venía por detrás, pudiese poner en riesgo un puesto, el 2º que, después de los malos resultados de Suecia, México, Portugal y Argentina, para el piloto, y para el equipo, sabían a gloria.

Con éste panorama de ‘aburrimiento’ absoluto, y viendo como Dani Sordo pasaba de luchar por hacer el mejor tiempo, (hizo un único ‘scratch’, pero solo una décima mejor que Latvala…), para ‘conformarse’ haciendo cuartos, quintos, sextos, séptimos, octavos, e incluso hasta novenos, el rallye perdió todo su interés, y de la ‘ilusión de una posible victoria del cántabro, se pasó al tedio de esperar que fuesen pasando los tramos y se acabase una prueba totalmente anodina, si bien la ulterior reclamación de Citroën puso algo de ‘picante’ a un rallye que, visto lo visto, tuvo muy poca historia.

En cuanto al ‘resto’, destacar la victoria contundente de Robert Kubica en WRC2, cimentada en que ésta vez no solo no se la ‘pegó’, sino que, haciendo todos los mejores tiempos en los 9 primeros tramos, no dio opciones a sus rivales, demostrando que, aunque el nivel en WRC2 no es el mismo que hay entre los ‘grandes’, el polaco no parece que vaya a llevar el camino de Kimi Raikkonen que, recordaréis, poco o nada hizo en sus 2 años en el Mundial de rallies, demostrando que lo suyo es, y sin ninguna duda, la Fórmula 1, como sí está demostrando ésta temporada, y ya demostró con creces en la pasada, luchando por el título hasta el final, sin tener el mejor coche, y después de haber estado 2 años pegando ‘volantazos’ por los prados… En cuanto a los Junior, victoria para José Antonio Suárez, un éxito en cierta manera algo ‘mermado’ por los ‘scratchs’ realizados por el sueco Pontus Tidemand, (el sueco había pinchado en el primer tramo y perdido 2 minutos…) ya que entre los Junior cada ‘scratch’ se premia con un punto añadido, y el sueco hizo 8 mejores tiempos, por uno de José Antonio Suárez y otro de Yeray Lemes que, después de haber sido el primer líder entre los Junior, tuvo mil y un problemas que le impidieron luchar por la victoria, después de 2 abandonos, (y de sus respectivos ‘re-enganches’…), uno el viernes y otro el sábado.

El Mundial sigue liderado de forma cómoda por Sebastien Ogier, (acabó 10º y se llevó, además del punto de ésa posición, los 3 de la ‘Power Stage…), que ahora tiene 52 puntos de ventaja sobre su compañero de equipo Jari Matti Latvala; el 3º, aunque no cuenta para el título, es Sebastien Loeb, el 4º Mikko Hirvonen, pero ya a 65 puntos de Ogier, 5º es Thierry Neuville, a 11 puntos de Hirvonen y a 76 del líder, y con apenas 3 de ventaja sobre el 6º, que es Dani Sordo, que tiene a su compañero de equipo, y ‘jefe de filas’, a 14 puntos, una diferencia que intentará recortar en la próxima carrera, que será en 3 semanas, en el paradisíaco escenario de la isla de Cerdeña, con ocasión del Rallye de Italia, un rallye más conocido como el ‘Costa Esmeralda’.

¿Le habrá servido a Dani Sordo el buen resultado de Grecia para recuperar las buenas ‘sensaciones’ y poder lanzarse a por la victoria en los preciosos tramos de tierra de la prueba italiana…? Nosotros creemos que si…

Rally de Grecia