A pesar de sus 3 títulos consecutivos, Sebastien Vettel nunca había logrado ganar un Gran Premio en su propio país, ni en el circuito de Nürburgring ni en el de Hockenheim, un éxito que por fin consiguió en una temporada en la que vuelve a ser el máximo candidato al título

La victoria de Sebastien Vettel en Alemania fue de esas que no admiten ninguna discusión, ya que el piloto de Red Bull, lejos de beneficiarse para conseguirla de algún ‘regalo’, tuvo que sudar su triunfo, ya que hasta la última vuelta se vio acosado por los ésta vez sorprendentemente eficaces Lotus, y decimos ésta vez, porque en las últimas carreras parecían haber perdido, tanto los monoplazas como los pilotos, y muy en especial Kimi Raikkonen, buena parte del ‘fuelle’ y del gran potencial que demostraron en las primeras carreras de la temporada.

Empezando por el principio, hay que decir que la clasificación para la parrilla volvió a ser ‘extraña’, ya que la Fórmula 1 parece haber entrado también en ésa etapa absurda en la que durante unos años habían entrado los rallies de tierra del Mundial, cuando los pilotos que iban liderando la prueba se paraban en el último tramo del día, para perder todo el tiempo que habían ganado en la etapa, e incluso un poco más, con tal de no salir primeros a la carretera al día siguiente, una ‘táctica’ que, cuando se lucha contra el crono, resulta a todas luces incomprensible. Pues bien: en Nürburgring, y en la definitiva Q3, como los neumáticos blandos duraban pocas vueltas a pleno rendimiento, (no más de 8…), y como hay que salir a la carrera con el mismo tipo de compuesto con el que se hubiese conseguido el tiempo para estar entre los 10 primeros, y como lógicamente los blandos son más ‘rápidos’ que los ‘duros’, hubo pilotos, entre ellos Fernando Alonso que, en vez de ir a por la ‘pole’, prefirieron ir ‘despacio’, con neumáticos duros, sabiendo que, aunque saldrían muy atrás, esto les podría beneficiar, algo que, en carrera, se acabó demostrando que no sería así. O sea que fue un error, aunque en cualquier caso un error mucho menos ‘grave’ que el que cometió el equipo Mercedes con Nico Rosberg en la Q2 cuando, siendo 10º, y creyendo el equipo que nadie mejoraría los tiempos, al joven alemán, que venía de hacer ‘poles’ y de ganar carreras y que en su casa pretendía brillar a la altura, como poco, de su compañero de equipo, Lewis Hamilton, lo dejaron en el box, sin salir a hacer otra vuelta ‘buena’ para pasar el ‘corte’, siendo superado por varios pilotos, quedándose fuera de la tanda definitiva, estropeando así todas sus posibilidades de poder luchar por la victoria o, como poco, por el podio.

Para colmo de males para Nico Rosberg, la ‘pole’ fue para su ‘colega’ Lewis Hamilton, al que no pudieron superar ninguno de los Red Bull, con Sebastien Vettel 2º y Mark Webber 3º, que acabaron por delante de los Lotus de Grosjean y Raikkonen, del otra vez sorprendente Ricciardo, e incluso de un Fernando Alonso que, desde el 8º puesto de la parrilla, veía cómo se le complicaban las cosas, aunque ya hemos dicho que en Ferrari, al ver que su monoplaza no tiene potencial suficiente como para poder luchar por las ‘poles’, iban con el asturiano a otra ‘estrategia’, ya que de cara a la la salida había que contar con que los 6 primeros iban con ‘blandos’, un hecho que, cargados hasta las ‘trancas’ con combustible complica, y mucho, el aguante de ése compuesto, además de que, al ‘obligar’ a esos pilotos a parar muy pronto, (a partir de la vuelta 5 o 6…), les mete en el ‘tráfico’ de los más lentos al volver a la pista, y esto sería lo que daría al menos una oportunidad a los que, saliendo con duros, podrían hacer al menos 15 vueltas, no meterse en líos al volver a la pista, y ganar así posiciones con ésta ‘jugada’. Pero fue que no, entre otras cosas porque Vettel salió como un rayo, imitado por Webber que, por fin, salió bien, superando ambos Red Bull a Hamilton, empezando Vettel su escapada hacia una ansiada victoria en casa, con el otro Red Bull haciendo de ‘tapón’, a pesar de que es difícil esperar que Webber haga algo por ‘ayudar’ a Vettel.
En la salida, y por detrás de los 3 primeros se ‘colocaban’ los 2 Lotus, Grosjean y Raikkonen, un ‘inesperado’ Massa, que iba por delante de Alonso en las primeras vueltas, y el cada vez más consistente Ricciardo que, aún sin haberse cerrado las negociaciones para que Raikkonen ocupe en el 2014 en Red Bull el lugar de Webber, quiere demostrar al equipo ‘A’, que él tiene cualidades como para ser el futuro compañero de Vettel. Poco duró la ‘aventura’ de Massa por delante de su ‘jefe’, ya que en la frenada del final de recta su Ferrari ‘bloqueó’ de atrás y se salió de la pista, aunque sin daños, pero acabando ahí la ‘escapada’ del brasileño. Un rival menos para un Alonso que, pocas vueltas más tarde veía como ‘caía’ otro de sus rivales cuando, en su 1ª parada en boxes, se acababan las grandes opciones de un Webber al que siempre se le había dado bien éste circuito, ya que había ganado 2 veces en el en los últimos años. Al pobre australiano no le apretaban la rueda trasera derecha, que salía despedida en el mismísimo ‘pit lane’, en un incidente que podría haber acabado en tragedia, ya que el neumático golpeó en la cabeza a un cámara que estaba en la zona, por suerte sin más consecuencias que el ‘susto’, un par de costillas rotas y un hombro dislocado.

Pero con éste incidente no se habían acabado los ‘sustos’, ya que pocas vueltas más tarde, el Marussia del francés Jules Bianchi se paraba fuera de la pista, con la parte trasera ardiendo y que, cuando abandona el monoplaza el piloto, empieza a deslizarse, marcha atrás, hacia la pista, atravesándola, sin control, y cuando llegaban a ése punto, a toda velocidad, los primeros, evitándose una tragedia por muy poco, ya que el coche se detuvo, ya del otro lado de la pista, sin haber ocasionado ningún accidente, pero obligando a entrar al ‘Safety Car’, una situación que tuvo 2 grandes perjudicados, Vettel y Hamilton. Vettel porque ya tenía una consistente ventaja sobre sus perseguidores, y Hamilton porque acababa de entrar a cambiar neumáticos, volviendo a la pista en una zona de mucho tráfico y ya lejos de los puestos de cabeza en los que estaba antes de la entrada del coche de seguridad.

Una vez que se marchó el ‘Safety Car’, y con Vettel ‘acosado’ por los 2 Lotus, la duda estaba en comprobar cómo funcionaría la estrategia de Ferrari, que preveía que Alonso hiciese las últimas vueltas con neumáticos blandos, a ritmo de ‘caza’, así como ver si Vettel podía aguantar el ataque de Gorsjean y, especialmente de Raikkonen. Pronto se desvelaron las dudas, ya que los dutos de Alonso no duraban tanto como se esperaba, lo que obligaba al español a entrar a poner los blandos un poco antes de lo previsto, algo que garantizaba que las últimas vueltas con los blandos serían malas para Alonso, un hecho que condicionaría, como condicionó, su ataque al podio.

Finalmente, Raikkonen superó a Grosjean, que había recibido órdenes desde el ‘muro’ para que dejase pasar al finlandés que, aunque acabó la carrera a un gran ritmo, no pudo acercarse a Vettel para comprometer su victoria, mientras Grosjean no se veía amenazado por un Alonso que, aunque al acabar tan lejos de Vettel, y ver a la vez como Raikkonen le recuperaba algunos puntos, no puede quejarse, ya que salir 8º y acabar 4º no está del todo mal, aunque de lo que se trata es de que ni el que te supera, Vettel, ni el que te persigue, Raikkonen, sumen más puntos que él, bastante hace el asturiano manteniendo sus opciones a pesar de no tener un coche competitivo, ni a una vuelta, en clasificación, ni en tandas largas, en carrera. En cualquier caso, el Mundial todavía es largo y, a pesar del buen año que está teniendo Vettel, que podría haber sido buenísimo si no hubiese perdido la victoria que perdió en la pasada carrera, Silverstone, por avería, si el Ferrari de Alonso mejora, el asturiano podría tener, incluso, aliados en su lucha contra Vettel, ya que tanto los Mercedes como los Lotus parecen consistentes de cara a la 2ª mitad del campeonato, que se supone será muy interesante.

Ya saben eso de que la esperanza es lo último que se pierde…

Fórmula 1 – Gran Premio de Alemania