RedBull SebastienOgier/Julien Ingrassia
RedBull SebastienOgier/Julien Ingrassia

WRC Rallye de Méjico
Despejando cualquier tipo de duda, con un coche que no está al alcance de la competencia, lo que convertirá este campeonato en muy aburrido y previsible, el francés Sebastien Ogier ganó su 2º rallye de la temporada y recuperó el liderato en el Mundial.

Poco hay que contar del Rally de México. Para empezar, se contaron apenas veintiséis coches en la salida, de los que sólo veinte de ellos hacen, habitualmente, el Mundial de rallies, un hecho significativo que pone en tela de juicio la continuidad de este tipo de rallies en el calendario del Mundial, y una circunstancia que suponemos se repetirá en rallies «lejanos», como el de Argentina o Australia, si bien estos dos países, que son más «potentes» a nivel de rallies que México, aportarán un buen puñado de pilotos locales que, al menos de cara a la galería, y a las estadísticas, no permitirán que una prueba del Mundial tenga un Parque Cerrado tan pequeño como el de este Rallye de México.

Sebastien Ogier
Sebastien Ogier

En cuanto a la competición propiamente dicha, dominio de principio a fin de un Sebastien Ogier que, a pesar de haber perdido el liderato con Mads Otsberg durante cuatro tramos, del tercero al sexto, fue líder en el primero y en el segundo para, una vez que recuperó la primera posición a partir del séptimo tramo, mantenerla hasta el último, haciendo catorce mejores tiempos en los veintidos tramos disputados, dominando la prueba azteca con la clara autoridad que ponen de manifiesto el minuto y dieciséis segundos de ventaja con el que superó al «efímero» líder del Mundial, su compañero de equipo Jari Matti Latvala.
En el caso de Latvala, que después de su victoria en Suecia llegaba a México como líder del Mundial, hay que destacar que, con las nuevas normas del campeonato, claramente «anti» Ogier, aunque esta vez perjudicaron a Latvala, y que obliga a que en la primera etapa los pilotos salgan a los tramos en el mismo orden en el que están clasificados en el Mundial, le hizo perder a Latvala nada menos que cuarenta y dos segundos en la primera etapa que, para colmo, tenía once tramos. De hecho, Latvala ni siquiera pudo contener el empuje del noruego Mads Otsberg que, gracias a dos mejores tiempos consecutivos, en el tercero y en el cuarto tramo, llegó como decíamos a ponerse líder hasta que, a partir del séptimo tramo, Ogier ya no dio ninguna opción a las «sorpresas».

Siguiendo con el finlandés de Volkswagen, y a pesar de que el claro candidato a llevarse el título por segundo año consecutivo es su «jefe», Ogier, los progresos, sobre todo en cuanto al «control emocional» de Jari Matti Latvala son más que evidentes. El trabajo con el psicólogo, al que el finlandés adjudicó el mérito de su triunfo en Suecia y de su cambio de «actitud», parece que le está ayudando a «controlar» mejor las situaciones, ya que en las mismas circunstancias de México, salir a «barrer» los tramos para sus rivales, Latvala habría hecho alguna de las suyas, y habría «chocado», como hizo tantas otras veces en las que tuvo que competir en circunstancias desfavorables o nada beneficiosas para él.

Se han disputado apenas tres rallies de los trece que contempla el calendario, por lo que, evidentemente, queda mucho Mundial, es verdad, pero Ogier y Latvala, que son primero y segundo del campeonato, ya doblan en puntos a sus perseguidores, algo que también ya hace Volkswagen en el apartado reservado a las Marcas. Además, y a pesar del «efímero» liderato en México de Otsberg, ningún piloto está en condiciones, ni siquiera, de acercarse a los Polo WRC, de ahí que ya en la entradilla hablásemos de que éste será un Mundial aburrido y previsible.
Respecto al «resto» de pilotos, y dentro de lo poco que hay que contar, lo que sí hay que «contar», pero no contar de «cuento» sino de «suma», son unos cuantos vuelcos más para un Robert Kubica que, aún siendo un excelente piloto, no es, ni mucho menos, el «coco» que algunos han querido «vender» y que, a poco que siga a este ritmo de «cacharrazos» dejará a M-Sport sin carrocerías, todo lo contrario que está haciendo uno de los «novatos» en la primera división de los rallies, el joven Elfyn Evans que, en su tercera carrera con un WRC rozó el podio, escuchando más las «sugerencias» de Malcolm Wilson, (controla a Neuville, pero sin olvidarte de que lo tuyo es hacer kilómetros, y acabar el rallye…), sin perder el control de la situación, echando por tierra una excelente actuación por querer acabar en un puesto, el podio que, con el resto de pilotos en liza, sería impensable para un piloto con tan poca experiencia que, además, era la primera vez que corría en México.
En cuanto a la «esperanza blanca», el joven y guapo piloto noruego Andreas Mikkelsen, cometió un par de errores, (el primero de ellos ya en el tercer tramo…), que le costaron muy caros, y sólo por eso, en vez del 1-2 de los Volkswagen, no se dio un 1–2–3 que, a la vista del potencial de la competencia, en los primeros tramos era lo más previsible. En cualquier caso, y a pesar del «fiasco» de México, Mikkelsen va cuarto en el Mundial, superado por sus «jefes», Ogier y Latvala y por Otsberg y sin nadie que el «amenace» por detrás, lo que permite esperar que lo que no se dio en México, el 1º-2º-3º de los Polo WRC R, sí se de en la clasificación del Mundial al acabar la temporada. Pues eso: será un Mundial aburrido y previsible…

Andreas Mikkelsen
Andreas Mikkelsen

Por otra parte, la «noticia» del Rallye de México, aunque sólo dé para un «titular», pero no para «sacar pecho», fue el primer podio de Hyundai, y no sólo el primer podio de ésta segunda etapa del equipo coreano en el WRC, sino el primero de toda su historia, un resultado que estuvo al alcance de la mano de Dani Sordo en el Rallye de Montecarlo, (habría sido un «puntazo» para el cántabro hacer debutar un coche y darle el mejor resultado de su historia…), y que al final el que sí lo ha conseguido es el belga Thierry Neuville, si bien su tercero fue más resultado de la «debacle» de la competencia, (Otsberg, Mikkelsen, Meeke, Tanak, Kubica…), que por el potencial del i20 WRC, ya que el belga acabó tercero, sí, pero a… ¡¡¡ más de cinco minutos del ganador…! Y a más de cuatro minutos del segundo. O sea que tercero, sí, pero aunque este resultado haya quedado escrito en los anales de la historia del Mundial de rallies no ha significado, ni mucho menos, un paso adelante del Hyundai en el Mundial de rallies. Más bien al contrario…

Malas noticias para Dani Sordo que, unida a la aún más mala todavía de la llegada al equipo del joven neozelandés Hayden Paddon, que correrá siete rallies, cuando el programa inicial de Dani Sordo era de sólo cuatro, y que se ha incrementado a cinco con su participación en el próximo rallye, Portugal, complican, y mucho el futuro del cántabro en el Mundial y en Hyundai. Solo una actuación de «relumbrón» en Portugal podría ayudar as Dani Sordo a que Hyundai pusiese en orden de marcha a una cuarta unidad del i20 WRC, ya que con Neuville fijo en todos los rallies del Mundial que quedan por disputarse, y teniendo Sordo que «compartir» volante con Hanninen, Atkinson y ahora Paddon, no parece que Hyundai cuente con Dani Sordo como alternativa a Neuville…

Por cierto: tan mal están las cosas en el Mundial de rallies que los Comisarios ni siquiera se atrevieron a aplicar el reglamento, excluyendo, precisamente, a Thierry Neuville. ¿Por qué…? Pues porque el belga, tercero y ya de camino al Parque Cerrado final, recibió «ayuda externa» para solucionar una avería, algo taxativamente prohibido y castigado en el reglamento con la exclusión. ¿Qué ayuda…? Pues nada más, y nada menos, que unas botellas de cerveza, líquido elemento con el que los belgas Neuville y Gilsoul… ¡¡¡rellenaron su radiador…!!! Y todo con las cámaras de la televisión como testigos. Pero claro… «aburriendo» Volkswagen, con los Citroën que no están para muchos telediarios, los Ford que, incluyendo el de Hirvonen, ni están ni se les espera, ¿quién iba a ser el «valiente» que le metiese un «palo» a una marca que, no solo acaba de «regresar» al Mundial, sino que anuncia tres y hasta cuatro coches en los próximos rallies…?
Ándele…