Honda Civic
Honda Civic

Coincidiendo con el inicio de la nueva temporada del Campeonato Mundial de Turismos 2014 (WTCC), este fin de semana se cumplió casi un año del debut del equipo Castrol Honda World Touring Car en dicho Campeonato. Durante la pasada temporada, cuya carrera inaugural fue una cita para recordar, también para los fans, Honda se hizo con el Título de Constructores, mientras que Gabriele Tarquini logró la segunda posición en el Campeonato, con una actuación constante y segura a lo largo de toda la competición.

La que será la segunda temporada completa de Honda en el Campeonato Mundial de Turismos se inició este sábado en el circuito marroquí de Moulay El Hassan, en Marrakech. Aunque se trata de la segunda temporada, la introducción de nuevas normativas por parte de la FIA ha significado un reto para todo el equipo y los ingenieros de Honda R&D y J.A.S. Motorsport. El resultado, un nuevo Civic WTCC, más impresionante, con más músculo que el modelo de 2013 y con un motor 1.6 de cuatro cilindros e inyección directa y una potencia de al menos 380CV.

En esta temporada el equipo oficial Castrol Honda entra en competición con dos Civic WTCC, uno para el italiano Gabriele Tarquini –campeón del WTCC en 2009– y otro para el portugués Tiago Monteiro. Ambos pilotos con una amplia experiencia en los circuitos y plenamente conscientes de los retos que encontraron en el circuito urbano de Marrakech este fin de semana.

«Dos rectas largas, rápidas y peligrosas sucesiones de curvas muy cerradas, unas curvas muy estrechas y muros cerrando el circuito con bordillos elevados», explica Gabriele Tarquini al describir el circuito, donde el pasado año terminó en segunda posición. «Conozco muy bien los 4,5 kilómetros de pista, es la mejor ventaja con la que cuento. Tras un invierno trabajando duro, con nuevas normativas y coches completamente nuevos ha llegado por fin la acción. Pronto sabremos dónde estamos y qué ambiciones podemos alimentar», afirmó Tarquini.

Marrakech fue la primera de las cuatro rondas sucesivas del WTCC que se celebrarán en las próximas cinco semanas, siendo el circuito Paul Ricard, en Francia, el que acoge la competición del próximo fin de semana.

«Ante un calendario tan lleno como el que nos espera en las próximas semanas, sólo podemos esperar que nuestros coches no sufran demasiados daños en las carreras de Marrakech, explicaba Tiago Monteiro. «Hemos de ser muy cuidadosos en no tener incidentes, algo que tampoco es fácil en este circuito. Esta primera prueba, contra nuevos coches y pilotos del Campeonato, será muy interesante. Creo que para los fans de Marruecos será sin duda una cita fantástica y que la apariencia de los nuevos coches añadirá más excitación al Campeonato», afirmaba Monteiro.

 

Tiago Monteiro
Tiago Monteiro

 

Además del equipo oficial Castrol Honda, Honda también estuvo representada con dos equipos privados: Zengo Motorsport, con el piloto húngaro Norbert Michelisz y Proteam Racing, que se une a la familia Honda por primera vez con el piloto marroquí Mehdi Bennani al volante.
Marruecos cuenta con una rica y orgullosa herencia en el mundo del automovilismo. Hasta la década de los 50 acogió la Fórmula 1 (el último Gran Premio fue el celebrado en 1958, que ganó Stirling Moss en su Vanwall) y durante los setenta el Rally de Marruecos fue parte del Campeonato Mundial de Rallys (1973, 1975 y 1976).

El primer piloto marroquí en el escenario internacional fue Max Cohen-Olivar, que entró en escena en la carrera de las 24 horas de Lemans, en 1971, convirtiéndose en un especialista en carreras GT. La espera hasta la llegada de Mehdi Bennani ha sido larga.
Bennani realizó su debut en el Campeonato Mundial de Turismos en 2009, cuando Marruecos se incorporó, por primera vez, al calendario del WTCC –siendo el único país del continente africano en acoger una de las carreras de la competición. Inmediatamente, Mehdi Bennani ganó el Trofeo Independiente y su éxito inspiró una nueva generación de pilotos marroquís, incluyendo El Marnissi e Ismaïl Sbaï. La presente 2014 será la quinta temporada de Bennani en el Campeonato, pero su primer año con el volante de un Honda Civic WTCC entre manos.

«No hay nada como la ventaja de correr en casa», decía sonriente Bennani. «El circuito urbano de Marrakech se construyó expresamente para el Campeonato Mundial de Turismos. A pesar de que el Campeonato de Marruecos se celebra en estas mismas calles rara vez son más largas de un kilómetro y medio, así que mi conocimiento del circuito no es mejor que el de otros pilotos», explicaba Mehdi Bennani.

«Además, necesitaré tiempo para adaptarme al Honda Civic WTCC, ya que tras varios años de experiencias con coches de tracción trasera, ahora tendré que adaptar mi conducción a un coche con tracción delantera muy potente», añadió. «Confío en que no me llevará mucho tiempo, quizás en un par de carreras ya pueda estar entre los favoritos. En cuanto a mi objetivo para esta primera carrera en Marrakech y para agradecer el apoyo de mis fans, espero un final entre los diez primeros».

 

Gabriele Tarquini, Tiago Monteiro, Norbert Michelisz y Mehdi Bennani
Gabriele Tarquini, Tiago Monteiro, Norbert Michelisz y Mehdi Bennani

 

La primera sesión (Q1) de la carrera del sábado, para las posiciones de calificación, tuvo una duración de 30 minutos –a diferencia de los circuitos no urbanos del Campeonato que duran 20. Los doce pilotos más rápidos de la Q1 se movieron hacia adelante en la segunda sesión (Q2), que duró 15 minutos (10 minutos en los otros circuitos). Los cinco primeros pilotos tuvieron una tercera prueba (Q3), en la que cada conductor tuvo una vuelta cronometrada.

En cuanto a la carrera del domingo, la parrilla de inicio de la primera ronda se compuso de tres partes: las primeras cinco posiciones estuvieron reservadas para los pilotos que participaron en la Q3; las posiciones de la 6ª a la 12ª para los eliminados en la Q2; y las posiciones finales las ocuparon los pilotos eliminados en la Q1. En el caso de la segunda carrera, el Top Ten fue para los diez primeros clasificados en la parrilla de la 1ª pero en orden inverso.