Mark Higgins
Mark Higgins

Mark Higgins es un viejo conocido porque no sólo es un piloto Subaru, sino que además es el piloto que persigue mejorar el récord de la Isla de Man, a una vuelta en el mágico circuito, y lo vivimos con él en 2011 cuando logró una marca extraordinaria. Pero los récords están ahí para romperlos, y con la nueva generación de Subaru WRX STI, el reto era claro: ¿sería posible mejorar en velocidad media la vuelta anterior?

El circuito de la Isla de Man se utiliza para el Tourist Trophy, una carrera de motos en carreteras convencionales que se cierran al tráfico, y es un circuito largo, con varias secciones diferenciadas, y peligroso debido a lo estrecho de las carreteras y los muros adyacentes. Además las velocidades alcanzadas son muy altas, tanto en moto como en coche, como veremos en unos momentos. En este mapa de Google podemos apreciar el recorrido actual en su totalidad, con esos 60,83 km de longitud por vuelta.

Mark Higgins ha conseguido rebajar el tiempo por vuelta de 2011 en 30 segundos, algo nada despreciable teniendo en cuenta la dificultad de la vuelta. Las razones para mejorar el tiempo se achacan al coche: el nuevo chasis del Subaru WRX STI es mejor que el de la generación anterior (un 40% más rígido), y eso permitió a Mark ganar tiempo sector a sector, para terminar recortando ese medio minuto al récord anterior.

Son 60,83 km de longitud recorridos a una velocidad media de 186,68 km/h, gracias al motor turbo de 2,5 litros que le ofrece unos 300 CV de potencia. La velocidad máxima alcanzada en esta edición del TT de la Isla de Man fue de 257,50 km/h, algo que pone los pelos de punta a cualquiera y que es, de hecho, el récord oficial de velocidad sobre carreteras convencionales. Vamos a disfrutar con esta nueva edición del asalto al récord de la Isla de Man.

La nueva generación del Subaru WRX STI, propulsado por un 2.5 litros de cuatro cilindros que da 301 CV ha permitido a Mark Higgins marcar un hito histórico con un coche de calle. Las únicas modificaciones que se hicieron sobre el coche de serie es la jaula antivuelco, nuevos muelles y amortiguadores para hacer frente a las fuerzas inmensas, pastillas de frenos mejoradas, un asiento de carreras (pero no el del pasajero) y un ensordecedor escape para “avisar” de que llega, y también para el espectáculo. ¿Veremos un nuevo intento para rebajar este espectacular récord?

«Habiendo nacido en la Isla de Man, el TT es parte de mi vida y probablemente una de las mejoras carreras del mundo. La gente, el ambiente… he corrido allí durante 25 años y es lo más especial que he hecho nunca» asegura Mark Higgins.

FUENTE: Subaria (El blog de Subaru)