Rally Portugal
Rally Portugal

Aunque por momentos el de Portugal fue un rallye emocionante y reñido como no se recordaba, al final más de lo mismo, aunque no haya sido Ogier el ganador. Ésta vez fue el turno de Latvala que, beneficiado por una buena posición de salida, se hizo con la victoria. 

Tenía buena pinta éste Rallye de Portugal, y al menos durante la primera etapa los pronósticos se fueron cumpliendo, ya que ver a 8 pilotos en 28 segundos después del 5º tramo es algo a lo que últimamente no estamos nada acostumbrados. Ésa igualdad, y ése emoción se mantuvo, incluso, hasta que acabó la etapa, ya que después de disputado el 7º tramo, eran 7 los pilotos que estaban en apenas medio minuto, con Dani Sordo entre ellos.

Además, en los primeros tramos el liderato iba cambiando de manos tramo a tramo, siendo Mikkelsen el primer líder, un puesto que le arrebató Sordo con su mejor tiempo en el 2º tramo, para recuperarlo Mikkelsen después del 3º, para pasar finalmente a manos de Latvala a partir del 4º tramo, un puesto que el finlandés supo conservar hasta el final, a pesar de que las diferencias nunca fueron grandes, ya que de hecho Ogier acabó el rallye 2º a sólo 8.2 de Latvala.

Miikka Anttila y Jari-Matti Latvala
Miikka Anttila y Jari-Matti Latvala

Hablando de Dani Sordo, podemos recordar la mítica frase del no menos mítico futbolista Alfredo Di Stéfano que en día, después de un partido dijo: “Jugamos como nunca… Perdimos… como siempre”. Lo del cántabro es para hacérselo mirar. Llegó a Portugal híper motivado y aunque el primer tramo, la Súper Especial de Lousada, no se le dio nada bien, (fue 9º…), cuando el rallye empezó de verdad, con el 2º tramo, el de Ponte de Lima, de 27 kms., abrió el tarro de las esencias y se marcó un ‘scratch’ que, además, le situaba como líder del rallye, repitiendo algo muy parecido a lo que había conseguido el año pasado, al ser el primer piloto de Hyundai en marcar un mejor tiempo y en colocarse como líder en un rallye.

A partir de ése momento, y quizás por haberse encontrado volcado a su compañero Thierry Neuville, Dani Sordo fue diluyéndose como un azucarillo en una taza de café, empezó perder tiempo, alejándose no ya sólo del liderato, sino incluso del podio y, lo que es peor, viéndose superado por pilotos como Ott Tanak y hasta en algún momento del rallye por el ‘novato’ Hayden Paddon que, llevando su mismo coche, se atrevió, a pesar de su falta de experiencia, a ‘echarle’ carreras al piloto más veterano de Hyundai. Menos mal que al final Sordo consiguió defenderse de los ataques de Paddon, porque si el joven neozelandés hubiese superado a Dani, en un terreno tan conocido por Dani como es Portugal, aunque haya sido la primera vez que el cántabro haya corrido el rallye en el norte, el resultado de Sordo debería calificarse como de muy malo. Sordo fue de más a menos, y a duras penas acabó 6º, con Otsberg pegado, a sólo 4 segundos, y a medio minuto del 5º y nada menos que 2 minutos del tercer escalón de un podio copado por los 3 Volkswagen.

Latvala durante el rallye.
Latvala durante el rallye.

En cuanto al resto, excelente carrera de Latvala, que ésta vez no cometió ningún error, y eso que fue presionado por Ogier en los últimos gramos, sensacional rallye del francés que, a pesar de la “losa” de tener que abrir carretera los 2 primeros días llegó a los tres tramos de la última etapa con opciones de ganar, llegando incluso a hacer el mejor tiempo en el último, el mítico Fafe que era ésta vez la “Power Stage”, buen rallye de Mikkelsen que, a pesar de no tener el nivel de Ogier o de Latvala, aprovecha que tiene el mejor coche acabando en el podio y otro buen rallye para Kris Meeke que, liberado de la obsesión, y de la necesidad de ganar, salió a por todas y en varias fases del rallye luchó por la victoria, quedándose a sólo 20 segundos del podio.

En el Mundial la victoria de Latvala en Portugal no cambia nada, porque Ogier sigue como sólido y cómodo líder, con 105 puntos, con el 2º, Mikkelsen, a 42, y con Latvala todavía muy lejos, a 59, o sea que, con solo 5 rallyes disputados, y a falta de 8, Ogier ya puede ir empezando a celebrar su tercer mundial consecutivo.

La próxima cita será nuevamente en tierra, en Cerdeña, del 11 al 14 de junio.