Latvala- Finlandia
Latvala- Finlandia

Cuando estaba perdiendo el poco crédito que le quedaba, Latvala es un grande, pero de los que no acaba de rematar la jugada, el finés hizo el rallye de su vida y ganó en su casa, batiendo a un fantástico Ogier en el que ha sido el rallye más rápido de la historia.

Ganar un rallye a una velocidad media de 125 kms. por hora pone los pelos de punta, y más si ésas medias se consiguen sobre tierra y corriendo entre pinos, dando saltos, muchos de ellos en curvas, y algunos de 50 metros. Como dijo aquél célebre subalterno del toreo, refiriéndose a cómo había que enfrentarse a un vitorino, sec podría decir que el de Finlandia es el rallye de las 3 B: balor, boluntad… y buevos. Por cierto: el anterior récord de velocidad, también en Finlandia, lo tenía Loeb, con poco más de 122 kms. por hora de media.

Lo que le echó Jari Matti Latvala en el Mil Lagos, le devuelve, si deja de chocar en momentos cruciales, la vitola de aspirante a Campeón del Mundo pero, claro, tendrá que esperar al año que viene, porque en éste Ogier, si se dan varias carambolas, ya puede ser Campeón, por tercer año consecutivo, en el próximo rallye, el de Alemania, y a falta de 4 para que acabe la temporada.

Latvala - WRC Finlandia
Latvala – WRC Finlandia

En Finlandia, salir el primero a Ogier le perjudicó muy poco, algo que ya habíamos comprobado en los rallies previos, y sólo Latvala le presentó batalla, si bien el francés aguantó como líder hasta el 8º tramo, a partir del que Latvala cogió la 1ª posición y ya no la abandonó hasta el podio final. Sin embargo, la pelea entre los 2 pilotos de Volkswagen fue encarnizada, y la mayor diferencia que hubo entre ellos fue de 14 segundos, hecho que se produjo a falta de un tramo, y una vez que Ogier vio que, para ganarle ésta vez a Latvala tenía que buscarse un caza, porque el finlandés estuvo pletórico en su casa.

Pero el rallye empezó movidito, con Ogier como líder después del primer tramo, una posición que le arrebató Meeke después del 2º, y que recuperó Ogier después del tercero y que mantuvo, como decíamos, hasta el 8º, cuando ya definitivamente se la arrebató Latvala. Inicialmente, las diferencias eran muy pequeñas, y en la pomada estaban metidos Ogier, Latvala, Meeke, Otsberg, Mikkelsen y hasta Paddon, que volvía a ser el mejor Hyundai. Hasta 6 pilotos estaban metidos en medio minuto, mientras Dani Sordo, tal y como se esperaba después de su desastroso rallye de Polonia, en 4 tramos ya estaba a más de un minuto de la cabeza, por detrás de sus 2 compañeros de equipo, y en un descorazonador 9º puesto. Pintan bastos para el cántabro.

A partir de ése momento, las bajas que, por diferentes motivos, se iban produciendo, llevaron a Sordo a acabar la 1ª etapa 6º, por detrás de Latvala, Ogier, Meeke, Otsberg y Neuville, pero a casi 2 minutos del líder. De las bajas, destacar la de Paddon, por accidente, igual que Mikkelsen, que se dio un ‘palo’ de pantalón largo, Evans y Kubica. De no haber sido por éstas bajas, Sordo a duras penas estaría 9º, por delante de coches no oficiales, tipo Hanninen o Prokop.

Ostberg ha logrado su tercer podio de la temporada
Ostberg ha logrado su tercer podio de la temporada

En la 2ª etapa, sólo Latvala y Ogier mantuvieron el ritmo infernal que llevaban desde el principio, por suerte sin órdenes de equipo aunque tuviesen asegurado otro doblete para la marca, mientras que Meeke y Otsberg perdían comba. En el caso de Meeke corría muy presionado, por las críticas de su jefe de equipo antes de éste rallye, y acababa su aventura hacia el podio en el tramo 16º, cuando chocaba siendo 3º a falta de 4 tramos, y tenía que abandonar, aunque se reenganchaba para los 2 tramos del último día. Su puesto lo heredaba Otsberg, mientras Neuville y Sordo se peleaban por el 4º puesto, una opción que también se acababa para Sordo cuando el cántabro se encontraba una piedra en la trazada y se salía a la cuneta, quedando empanzado, perdiendo 5 minutos en el incidente y todas sus opciones de acabar, aunque a una minutada, en un puesto relativamente digno como hubiese sido el 4º y, al menos, por delante de Neuville. Otro rallye para olvidar para él.

El final del rallye premió a Latvala, logrando su 2ª victoria de la termporada, y que ya se merecía un éxito después de tantos fracasos, a pesar de que Ogier sigue quedándose hasta con las migajas, ya que hizo el mejor tiempo, 3 puntitos más para él, en el último tramo, en la ‘Power stage’. El mundial 2015 está totalmente decidido, y si Ogier no consigue el título en Alemania, lo conseguirá en el siguiente rallye, en Australia.

Hablando del próximo rallye, se vuelve a un escenario lleno de anécdotas. Allí consiguió Dani Sordo su 1ª y única victoria, y allí el año pasado consiguió Hyundai, con Neuville también su 1ª y única victoria. Si Sordo no hace un rallye a la altura de las expectativas que su equipo tenía creadas en él, el año que viene puede verse obligado a tener un programa reducido y, lo que es peor, no estar nominado por su marca, que empieza a ver como la mejor alternativa para acompañar a Neuville al joven Paddon.

Para colmo, Dani Sordo va 10º en el mundial, lo que significa que en Alemania llevará nada menos que a 9 ‘ensuciadores’ delante suyo, y ya se sabe que, en el asfalto, cuanto más adelante salgas, mejor. Y ya no te cuento si llueve, porque entonces en vez de piedras y arenilla, lo que van a dejarle a Sordo en las trazadas es barro. Si sigue así, su futuro no pinta nada bien. ¡Qué pena! Porque lo tenía todo para meterse entre los grandes, pero sus últimos rallies nos llevan de decepción en decepción.