Latvala Francia
Latvala Francia

Han tenido que pasar muchos años, nada menos que 31, para que un piloto finlandés, Jari Matti Latvala, ganase en Córcega después de que en 1.984 lo hiciese Marku Alen. En su día, la victoria de Alen fue una sorpresa. Éste año, la de Latvala, también. 

A pesar de los indudables progresos de Latvala sobre ésta superficie, no son los finlandeses pilotos que destaquen en los rallies de asfalto, pero sin embargo no hay nada que objetar al triunfo de Jari Matti en Córcega, si bien entre Ogier, Sordo y Neuville se lo pusieron, y desde muy pronto, bastante fácil.

Con una climatología dantesca, el primero en caer fue Neuville, que en los kilómetros iniciales del primer tramo, en una ligera curva de izquierdas, en puente, ‘esquió’ demasiado de atrás, golpeando la rueda trasera derecha, rompiendo la suspensión, viéndose obligado al abandono. En ése tramo, algo insólito, Ogier y Kubica empataron a la milésima, haciendo ambos el mejor tiempo, seguidos de cerca por Latvala y Sordo. Primer tramo prudente del español, lo que permitía tener esperaznas de volver a verle delante, luchando, como poco, por un podio, y como mucho por la victoria.

rallye-de-france-tour-de-corse-2015-sebastien-ogier

El 2º tramo, destrozado por el temporal y con los enlaces anegados, tuvo que ser suspendido, quedando la etapa reducida a sólo 2 tramos, si bien hay que destacar que el rallye ya de por sí tenía apenas 9 tramos, eso sí, todos de 30 kms. o más, a excepción del último, de 16 y que era la ‘Power stage’. Así las cosas, la situación iba a ‘clarificarse’ definitivamente en el último tramo del día, en el que Ogier y Sordo pinchaban, teniendo que parar a cambiar el neumático, y perdiendo ambos alrededor de 2 minutos, siendo el mejor tiempo para un sorprendente Evans que, con su tiempazo se colocaba 1º en la clasificación general del rallye, un puesto que conseguía por primera vez en su carrera.

Evans daba la sorpresa, pero no era menor la que daba uno de los nuevos ‘cachorros’ de Hyundai, el holandés Kevin Abbring que, no solo hacía el 2º mejor tiempo, sino que se ponía 2º de la general. Si los dolores de cabeza de Dani Sordo con Hayden Paddon ya eran importantes, ver como se le subía a las barbas otro jovenzuelo no era, ni mucho menos, un buen augurio. Evans acabó la etapa con 18.7 de ventaja sobre Abbring, 22.9 sobre Latvala, 38.8 sobre Otsberg y 40.3 sobre Kubica. Sordo, el 13º a 1.56, estaría el resto del rallye maldiciendo la piedra que le hizo pinchar.

La 2º etapa empezó con otro tramo cancelado, que era el mismo que se había cancelado el día anterior. Recortada otra vez a solo 2 tramos, poco iba a poder recuperar Sordo, y menos todavía un Ogier que no había conseguido acabar la 1ª etapa por un problema de cambio. Latvala, sabiendo que para él Evans era ‘fruta madura’, acabó la etapa como líder, aunque con solo 2 segundos de ventaja sobre el piloto de Ford que no acababa de creerse eso de verse luchando por la victoria, mientras su jefe, Malcolm Wilson, solo le pedía que devolviese al podio final el coche entero. Y así fue como, en la 3ª etapa y tramo a tramo, Latvala se escapó, mientras Evans, frotándose los ojos, mantenía a raya al 3º, Mikkelsen, mientras Dani Sordo marcaba un mejor tiempo, menos da una piedra, y Ogier hacía el ‘scratch’ en la ‘Power Stage’ y se llevaba, al menos, 3 puntos, si bien no le hacían falta para nada porque ya era campeón antes de éste rallye. Por su parte, Dani Sordo acabó 7º, a 2.10 de Latvala y 1.15 de Evans, una diferencia que, si no hubiese perdido esos 2 minutos en el tercer tramo, le habría permitido luchar por un puesto en el podio e incluso disputarle la victoria a Latvala, si bien el cántabro tuvo la ‘tranquilidad’ de que Kevin Abbring tuviese una salida de carretera, porque de haber acabado por detrás de Padon, (el neocelandés acabó 5º), y del jovencito holandés, las cosas se pondrían más grises de lo que están para Sordo.

La próxima cita será en casa, en Cataluña. A Sordo deberían acabársele las excusas y todo lo que no sea estar en el podio será un mal resultado.

Pues eso.